Mrs. America 1×01: Phyllis

Mrs. America 1x01: Phyllis

Mrs. America 1x01: Phyllis

Series: Mrs. America

4.5 Stars

Summary

Phyllis Schlafly es una republicana que tendrá que dar un giro a su campaña electoral cuando se dé cuenta de que no conseguirá lo que quiere con los objetivos que tenía en mente hasta ahora.

Coder Credit

HBO España ha estrenado con un poco de retraso a causa del coronavirus la serie protagonizada por Cate Blanchett y un sinfín de estrellas más, pero la espera ha merecido la pena.

Hulu estrenó el día 15 de abril en Estados Unidos los tres primeros episodios de esta miniserie producida por FX, que tendrá nueve capítulos en total. En este análisis comentaremos solamente lo que nos ha parecido el primer episodio y siempre sin spoilers, aunque hablando de una serie basada en hechos reales, los spoilers son relativos.

Cate Blanchett está espléndida en su papel

Es 1971 y Phyllis Schlafly (Cate Blanchett) muestra apoyo hacia el partido republicano con un desfile en bikini y, al finalizar el acto, Phil Crane (James Marsden) se acerca a ella y le propone hablar en su programa de televisión sobre sus opiniones políticas. En dicho programa veremos cómo Schlafly tiene unas ideas muy claras sobre lo que debe hacer el gobierno en referencia al control de armas y los acuerdos SALT que están teniendo lugar entre Estados Unidos y la URSS.

Es evidente que el tema que más le gusta debatir a Schlafly son las armas (deja en evidencia a bastantes hombres durante una reunión con el senador Barry Goldwater en Washington DC), pero pronto su interés girará en torno a la ERA (siglas de la Enmienda de Igualdad de Derechos en inglés) puesto que pronto entenderá que será una manera más fácil de conseguir ganar apoyos para su propia campaña electoral (y bueno, casi que no le queda más remedio que irse por otros derroteros al ver que nadie le hace mucho caso cuando habla de los acuerdos SALT).

El capítulo muestra de manera casi irónica (quizás más triste que irónico) cómo el apoyo de Schlafly por la causa republicana y su antifeminismo es bastante ilógico visto lo que tiene que soportar (no solo hacen caso omiso a sus comentarios políticos cuando no les interesa que hable de un tema, sino que sufre acoso y una violación por parte de los hombres a su alrededor), pero eso es quizás lo más interesante de esta historia: comprender que, pese a que las mujeres como Schlafly tenían privilegios indudables por encima de otras mujeres, en otros aspectos de la vida sufrían lo mismo que las demás. El patriarcado y las ideas tradicionales impiden a muchas verse bajo otra óptica y son incapaces de comprender que los cambios pueden y deben llegar.

Veremos brevemente a las feministas de la época

La actuación de Cate Blanchett (pese a ser criticada por la hija de la propia Schlafly) es impresionante y podemos sentir de diferentes maneras los matices de la mujer. Es especialmente impactante una escena en la que vemos a Schlafly desmaquillarse frente a su espejo: parece otra persona completamente diferente a la que habíamos visto hasta ahora. No creo que me equivoque al decir que, pese a que odiemos sus ideas políticas, llegaremos a simpatizar con ella en ciertos momentos. Es difícil no hacerlo.

Aunque el capítulo está bastante centrado en Schlafly, también veremos brevemente a las demás mujeres que hilvanarán esta parte de la historia de Estados Unidos. Entre ellas, destacan Shirley Chisholm (Uzo Aduba), la primera mujer negra miembro del Congreso y la primera persona afroamericana que presentó su candidatura en el partido demócrata para ser presidenta de los Estados Unidos, y Gloria Steinem (Rose Byrne), activista de los derechos de la mujer, considerada todo un icono del feminismo.

Del lado de Schlafly también tenemos a grandes actrices como Sarah Paulson (que interpreta a Alice Macray, un personaje creado para la serie) y a Jeanne Tripplehorn, a la que veremos como Eleanor Schlafly, la hermana del marido de Phyllis, cuya situación personal acabará siendo central en varios momentos del episodio de maneras diferentes. John Slattery da vida a Fred Schlafly, del que lo único que se puede decir es que es el típico marido republicano y poco más. Sentiréis desprecio por él casi al instante y celebraréis las pequeñas victorias de Phyllis sobre él.

La cuñada de Phyllis tendrá su parte de protagonismo en la historia

En definitiva, una miniserie que creo que resultará imprescindible para comprender este período de la historia del feminismo (y el antifeminismo) en Estados Unidos y de la que es imposible no disfrutar con tal magnífico elenco de protagonistas. No os la perdáis.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.