Max Irons: “Cóndor lo que hace es que veas la verdadera naturaleza de la sociedad moderna”

El próximo 4 de octubre llegará a Calle 13 Cóndor, una serie protagonizada por Max Irons que se basa en la película Los tres días del Cóndor de 1975, protagonizada por Robert Redford. El actor que toma el relevo de Redford para la aventura televisiva estuvo el pasado 18 de septiembre en Madrid para promocionar la serie que ya ha sido renovada para una segunda temporada.

Max Irons, además de ser conocido por su padre, Jeremy Irons, lleva desde 2009, año en el que estrenó El retrato de Dorian Gray, haciéndose un nombre propio. Y es que ha aparecido en títulos como Caperucita Roja, ¿a quién tienes miedo?, La huésped o el más reciente, La casa torcida.

Lo último del actor es Cóndor, una serie sobre un analista de la CIA que inventa un programa para perseguir terroristas sin imaginar que ese programa va a hacer que el que sea perseguido sea él. La serie es una adaptación de la novela Six Days of the Condor de James Grady que también ha pasado a la gran pantalla.

Irons posó para la prensa en un PhotoCall antes de pasarse la mañana atendiendo a los medios. Series On Day tuvo la oportunidad de charlar con él en una mesa redonda con otros medios en la que pudo exponer su visión sobre el conflicto que presenta la serie, contarnos alguna que otra anécdota y, sobre todo, mostrarnos su encanto natural.

 

¿Cómo es realizar un papel en el que te cuestionas muchas cosas pero a la vez eres patriota?

Max Irons: Esa es una buena pregunta. Hemos estado hablando antes sobre qué es el patriotismo y América tiene una forma muy rara de considerar el patriotismo. Creo que si eres un patriota de verdad estás siempre cuestionándote a ti mismo y al país en el que vives. Y creo que eso es lo que hace Joe [su personaje en la serie]. No sé cuánto habéis visto pero al principio, cuando conoces a Joe (en realidad está en el episodio 4), descubres a un hacker que está en el MIT que quiere destruir el sistema, el capitalismo y reemplazarlo con alguna forma de socialismo. Yo creo que mucha gente, especialmente la gente joven, piensa que nuestra sociedad no trabaja correctamente, que hay problemas en ella. Estos problemas tienen que ver con el capitalismo, la inmigración… Hay muchos problemas sistémicos y no saben qué hacer para solucionarlos. Así que creo que ser un verdadero patriota no es creer ciegamente a nuestro gobierno, sino cuestionarlo, "¿me estáis diciendo la verdad? ¿está este mundo siguiendo mis intereses?" Lo que creo que es lo que hace de Joe un verdadero patriota.

Tiendo a hablar mucho [risas].

Te hemos visto en roles que han sido siempre de corte de época y género fantástico y Cóndor ha supuesto un cambio en el registro. ¿Qué es lo que te atrajo del personaje?

M.I: Bastantes cosas. El tema principal de Cóndor me resultó interesante, es un tema que a mi me gusta y sobre el que quiero saber más. Desde muchos puntos de vista, tecnológico, política, social, culturalmente… Es bastante relevante ahora e interesante. Lo que me gusta sobre Joe Turner es que él ve el problema y no sabe como solucionarlo. Yo tengo unos valores, principios y ética que han sido formados en el colegio, hablando con amigos, familia… En sitios muy lujosos y relajados para formar opiniones. Nunca me han apuntado con un arma, nunca he estado en la guerra, nunca he pasado hambre. El momento en el que tus circunstancias cambian, así lo hacen tus principios y tu ética. Y creo que este show es interesante porque la situación de Joe cambia dramáticamente y eso, quizá, despierte preguntas en los espectadores. Siento hablar tanto, perdón [risas].

Por ejemplo: un teléfono es muy útil. Podemos hacer tantas cosas con él… Es una adición muy útil a nuestra vida moderna. Sin embargo, estamos dando muchísima información. Estamos dejando muchísima información en manos de un gobierno en el que no tenemos por qué confiar. Y ellos usan esa información de modos que no necesariamente nos ayudan. Y, sin embargo, seguimos queriendo el teléfono. Así que estamos dejando de lado algunos de nuestros privilegios y derechos como miembros de una sociedad libre. Pasa lo mismo con la gasolina, la comida, los plásticos, el metal… Todo. Yo creo que Cóndor lo que hace es que veas la verdadera naturaleza de la sociedad moderna.

En respuesta a tu pregunta, Joe sufre de esa dualidad también.

 

Tu personaje Joe, mantiene una relación durante mucho tiempo que le hace temer un poco volver a intentarlo. ¿Cómo va a afectar eso a tu personaje en el futuro?

M.I: Creo que lo que le pasa a Joe es lo que les pasa a todos los hombres que trabajan en la CIA y estos organismos, y es que no pueden ser sinceros con lo que hacen. Muchas cosas de las que hacen son muy estresantes para su cerebro y para su alma y no pueden hablar sobre ellas. Ni con sus padres, ni con su pareja, ni con sus hijos… Y no puedes entrar en una relación seria cuando no hay ni rastro de confianza y honestidad. Pero eso cambia, así que tendréis que seguir viendo la serie.

¿Cómo te has preparado el personaje, intelectual y físicamente?

M.I: Físicamente nada. No, en serio, he tenido que aprender a usar un arma y no me gustó nada. Lo odié, realmente lo odié. Estaba ese tío militar tan grande con tantos músculos y un gorro (él era de los SWAT). Fuimos a una habitación llena de armas. Cientos y miles de armas, armas enormes, armas pequeñas… Todo tipo de armas. Y ellos me dieron una M4 y yo la odiaba. Podía apuntar a cualquier parte… Fue horrible. Pero afortunadamente, mi personaje solo corre. Él huye de la gente, así que por eso me cogieron, lo que tiene sentido completamente.

Pero no, en términos de preparación, leer sobre la CIA ha sido lo más importante. Lo que han hecho, bueno y malo. Desde 1917 en China. No es una lectura agradable, particularmente en Sudamérica, el norte de África, Oriente Medio… Pero además las revelaciones de Edward Snowden han sido fascinantes pero terroríficas en igual medida. Porque es algo que encaja con lo que Joe siente. Él es una persona pequeña que hace una pequeña cantidad de trabajo pero que contribuye en algo mucho más grande, pero no sabe qué. Y creo que eso es lo que le pasa a Joe, que es un chico inteligente en frente de un ordenador que no sabe qué está creando y cómo va a ser usado. Y creo que eso también habla sobre nosotros como ciudadanos. Nosotros sabemos qué es la CIA y todas estas organizaciones (desconozco el equivalente en España). Sabemos que existen, pero no sabemos qué hacen y quién es el beneficiario.

¿Has leído la novela o visto la película?

M.I: Ambas. Vi la película un par de veces y luego decidí no volver a verla porque, ¿para qué iba a hacerme eso a mí mismo? Es Robert Redford, menuda presión. Incluso ahora que digo su nombre.

La serie Cóndor es una adaptación de la película de hace años que, asimismo, es una adaptación de la novela. ¿Hasta qué punto dirías que ha tenido que mutar la versión original de la idea para hacer la serie?

M.I: Creo que si lo desmenuzas es exactamente lo mismo. Es una sombra de sospecha y paranoia, pero más que nada una sombra de sospecha sobre las personas que nos gobiernan. Creo que eso es lo importante tanto del libro, como de la película, como de la serie. Algunas cosas como la tecnología cambian porque son diferentes hoy en día a en los setenta. Y también están el paisaje y las amenazas, pero la base es la misma. También han cambiado los enemigos, pero el objetivo sigue siendo el mismo.

Robert Redford en Los tres días del Cóndor.

En la serie nos han hablado mucho sobre el pasado de Joe y su falta de entrenamiento. ¿Veremos en los próximos episodios su entrenamiento y su relación con William Hurt?

M.I: No puedo recordarlo exactamente, pero creo que tiene un entrenamiento militar básico. Porque hay un par de sitios a los que van los empleados de estas organizaciones que en realidad son estaciones de entrenamiento para fuerzas especiales y la CIA. Un analista como Joe tendrá entrenamiento básico. Sabe cómo usar un arma, como darle apoyo médico básico a alguien… Y no, no veremos más desarrollo de eso, pero creo que es bueno. Este tío no es Jason Bourne, no es James Bond… Es un analista. Lo que veréis que se desarrolla y que cambiará es su punto de vista y su moral.

Aunque me gustaría interpretar a Jason Bourne, apuntad eso [risas].

Hay muchas películas de espías pero la impresión que da esta serie con tan solo dos capítulos es la de plantear muchas cosas que hacen que el personaje de Joe se pare para pensar. ¿Seguirá la serie el ritmo de plantear razones de peso con un thriller trepidante?

M.I: Creo que sí. Para ser sincero, las cosas nunca se relajan para Joe. Él necesita parar y pensar, pero no puede, porque siempre está huyendo. Eso sí, hay otras historias, no tan buenas como la de Joe, en las que Joe puede relajarse un poco.

Si fueses realmente Joe y tuvieses que crear una aplicación, ¿qué aplicación te gustaría crear?

M.I: Creo que crearía una aplicación para dejar tu teléfono móvil en cuatro funciones esenciales: mensajes, teléfono, e-mail y mapas.

Tu personaje de Turner es diferente y más intenso que el de Robert Redford. En base a esto, ¿quién es mejor analista de la CIA, tú o Jack Ryan?

M.I: [Risas] ¿Qué tipo de pregunta es esta? Alec Baldwin [el primer Jack Ryan] es muy bueno pero si tuviera que elegir entre él y Redford, escogería a Redford.

Brendan Fraser en Cóndor.

¿Cómo ha sido para ti trabajar con actores como William Hurt, Brendan Fraser, Mira Sorvino…?

M.I: Con William Hurt había trabajado con anterioridad y es increíble. Nunca había visto a un actor que se preocupara tanto sobre su trabajo a pesar de las condiciones a su alrededor. Le dan igual los límites del tiempo porque está centrado en hacer un trabajo increíble. También tiene una gran capacidad interpretativa, puede romperte tu corazón y asustarte a la vez.

Bob Balaban, Mira Sorvino… Son increíbles. Fui el primero en entrar en el proyecto así que estaba preocupado por quién más se uniría pero no podría estar más feliz.

También William Hurt es increíble porque te recuerda lo que es ser un actor. Hay muchos jóvenes que piensan en cosas superficiales como la fama, el dinero y el respeto. A William Hurt no le importa nada de eso. Es sólo el trabajo, y está bien verlo.

Has sido entrenado en casa, imagino.

M.I: Sí, pero, ¿sabes cuando tus padres te enseñan a conducir? Llevan razón, pero es molesto. Es igual con mis padres. Así que cuando ves a alguien como William Hurt, aprendes de verdad.

Hoy en día hay mucha competencia en las series con productoras como Netflix o HBO, ¿qué hace diferente a Cóndor de las demás?

M.I: Creo que muchas series, particularmente en esta área (thriller, espionaje…) normalmente te dan un viaje muy sencillo. Chico bueno, chico malo, inicio, pregunta y desenlace. Creo que Cóndor es diferente a eso. Todos los personajes son complejos, puedes identificarte con todos y cada uno de ellos. Las ideologías que tienen son probadas y reflejan a América. Las preguntas que la serie plantea, al igual que la película y el libro, son complejas y no te dan respuestas fácilmente. Tienes que pensar sobre ello. Y también la serie refleja de una forma veraz el mundo en el que vivimos y las fuerzas de poder.

La serie ha sido renovada por una segunda temporada. ¿La segunda temporada continuará con la misma historia o comenzará una diferente?

M.I: Tiene un final abierto pero este capítulo concreto acaba al final de la primera temporada. Estarán los mismos personajes, pero un argumento diferente. Pero no sé nada todavía [el rodaje comienza en enero]

Max Irons y William Hurt en The Host, su anterior proyecto juntos.

Lo que hace diferente a esta serie es que plantea muchas capas y no responde a las preguntas, ¿cómo han trabajado eso en el guion para que no parezca que están guiando al espectador?

M.I: Es una buena pregunta, y difícil. Pero es una pregunta más para los escritores que están en Los Ángeles. Aún así creo que se consigue dando diferentes puntos de vista de diferentes personajes y dando a cada uno de ellos una cantidad concreta de tiempo, sin pintarlos como villanos. Dependiendo de tus creencias religiosas o de dónde provengas culturalmente eso puede no ser un ingrediente preocupante, estar involucrado en asuntos de la CIA. Para mí, personalmente, si que es un tema preocupante. Pero de nuevo, la serie no te dice qué hacer, te muestra la situación y dependiendo de quién seas lo ves de una forma u otra.

¿Puedes contarnos alguna anécdota de rodaje?

M.I: Suelo darme muchos golpes en la cabeza [hace el gesto con la palma de su mano] con muchas cosas. Mientras ando, mientras entro a sitios… Pero siempre me ha pasado, a lo largo de toda mi carrera. No es porque tenga mala vista, sino porque soy muy alto [risas]. Hice una película hace muchos años, Caperucita Roja, ¿a quién tienes miedo?, ¿cónocéis los blooper reels? Hay uno solo de mí dándome golpes en la cabeza [risas].

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recordad que la primera temporada de Cóndor se estrenará en España el próximo 4 de octubre a las 22:00 de la mano de Calle 13 con un episodio doble.
The following two tabs change content below.

María Jesús Navarro

Crecí con Disney y Harry Potter, pero los vampiros me llevaron por el camino de "un capítulo más" hasta que llegué a conocer el apocalipsis zombie. Entre serie y serie, intento estudiar periodismo y comunicación audiovisual con la esperanza de, algún día, emocionar a alguien con alguna buena historia.

About María Jesús Navarro

Crecí con Disney y Harry Potter, pero los vampiros me llevaron por el camino de "un capítulo más" hasta que llegué a conocer el apocalipsis zombie. Entre serie y serie, intento estudiar periodismo y comunicación audiovisual con la esperanza de, algún día, emocionar a alguien con alguna buena historia.