Marvel’s Agents of SHIELD 7×11: Brand new day

Marvel's Agents of SHIELD 7x11: Brand new day

Marvel's Agents of SHIELD 7x11: Brand new day

Series: Marvel's Agents of SHIELD

4.5 Stars

Summary

Kora les explica a los agentes el plan de Malick e intenta convencerlos de que es lo mejor que pueden hacer.

Coder Credit

Penúltima semana de Agents of SHIELD. Todo llega a su fin, desgraciadamente, y la próxima semana nos despediremos de la serie más longeva de Marvel hasta la fecha con un episodio doble.

La semana pasada dejamos el capítulo justo cuando Nathaniel Malick y John Garrett secuestraban a Jemma y se iban en el Zephyr al tiempo que Coulson volvía con la hermana de Daisy al Faro. Esta semana lo retomamos en el mismo punto y, aunque teníamos esperanzas de que Deke pudiera ayudar a su abuela antes de que lo pillaran, pronto Garrett lo atrapa y lo usarán para intentar que Simmons confiese dónde está Fitz.

Por mucho que torturen a Deke, Simmons no puede decirles nada puesto que tiene el implante que se lo impide, y no pasará mucho tiempo hasta que Malick lo descubra. Malick, como no podría ser de otra forma, se acabará metiendo en la mente de Simmons e intentará descubrir el paradero de Fitz.

FITZ, TE QUEREMOS

Es hora de flashbacks. El episodio comienza a mostrar momentos importantes (pero ya vistos) del pasado de Fitzsimmons y, cuando ya pensamos que no vamos a ver ni una sola escena nueva de ellos, por fin sucede: Fitz y Simmons hablan en el pasado, cuando estaban construyendo la máquina del tiempo, sobre sus vidas. Fitz parece que quiere vivir un poco con Simmons antes de ir a salvar a sus amigos... total, si hacen una máquina del tiempo qué más da lo que tarden en volver, si regresarán al sitio exacto que necesiten.

Vemos varias escenas entre los dos, pero ninguna responde aún a la pregunta de por qué Simmons estaba tan horrorizada al recordar lo que hizo. Fitz habla sobre un ¿análisis de sangre? pero seguimos sin enterarnos de nada. ¿Estaba Simmons embarazada? ¿Qué demonios pasó? Lo que parece bastante claro es que Fitz sigue vivo porque si no Sybill y los Chronicom no estarían tan preocupados por él. *Pensamientos positivos.* Tendremos que esperar al último episodio para saber todos los detalles. Eso sí, al más puro estilo Agents of SHIELD, Fitzsimmons tendrán que superar otro obstáculo más: Simmons no recuerda quién es Fitz cuando Deke le pregunta por él una vez que Malick la deja tranquila. NO PUEDO MÁS. Dejadlos ser felices, por favor.

Mientras esto sucede en el Zephyr (que, por cierto, Malick dirige hacia el espacio exterior y el equipo pierde así su localización puesto que se encuentran por encima de los satélites que les señalaban su posición), en el Faro nos encontramos con el primer encuentro entre Kora y Daisy. Daisy está muy enfadada (recordemos que Malick mató a Jiaying y encima se ha llevado a Simmons) y lo primero que hace es estamparla contra la pared con sus poderes.

Mack ordena a Daisy que pare y es cuando Kora les revela que quiere ayudarlos y, de paso, ser una agente de SHIELD. ¿Qué se ha fumado esta chica? Ni que decir tiene que la encierran en una celda a ella y en otra a los secuaces de Malick que tenían poderes inhumanos. Antes de meterla allí, Kora los convence de que están en una línea temporal alternativa, como prueba que la vida de Mack no haya cambiado tras la muerte de sus padres.

Malick no consigue sacarle nada a Simmons

El plan de Malick, según Kora, es matar a unas decenas de personas para que el mundo que quede sea mucho mejor. Pero claro, los agentes están en contra de matar a nadie, aunque sea Ward (que en esta época no es más que un niño y, además, ya han cambiado su vida puesto que Garrett no estará con él para llevarlo al lado oscuro, aunque Kora dice que sin Garrett, Ward será aún peor). Kora y Daisy acabarán hablando a solas, y Kora intentará convencer a su hermana de que no hay otra opción mejor que la de ellos y que, además, Sybill sabe que Daisy siempre intentará salvar a su hermana.

Ahí justo está la clave para derrotarlos, piensa Daisy. Sybill sabe todas las combinaciones posibles de futuros por lo que la idea de Daisy es ser lo más imprevisibles posible. ¿Que siempre va a intentar salvar a Kora porque es su hermana? Pues Daisy coge y se va a salvar a su verdadera hermana: Simmons. En el camino hacia el Quinjet, se topará con Sousa, que se da cuenta de que Daisy se va a ir sola a una misión.

Tras una conversación en la que Daisy le ruega primero que la deje marchar sola, al final decide que Sousa puede ir con ella puesto que va también contra su naturaleza el dejar el puesto sin una orden específica. Cuando ya están en el Quinjet (y Sousa se queda aunque Daisy le diga que no ha pilotado nunca la nave y las probabilidades de supervivencia son mínimas), aparecerá Mack, que quiere saber qué pretende Daisy hacer si no podrá abrir las puertas para salir sin el permiso del director.

Daisy le dirá que intenta hacer algo imprevisible para intentar tener ventaja sobre Sybill, lo que entenderá Mack al momento y hará también algo fuera de lo común: dar la orden de abrir las puertas para que el Quinjet pueda salir de allí. Y al espacio se van los tres, puesto que Mack se queda para pilotar la nave.

<3

Las escenas entre Daisy, Mack y Sousa son casi lo mejor del episodio (después de ver nuevas escenas de Fitz por fin), puesto que el trío tendrá diferentes conversaciones de dos en dos. Por una parte, primero hablará Mack con Daisy sobre el futuro del equipo. Daisy le dice que Enoch dijo que sería la última misión todos juntos y casi se echa a llorar al pensar que puede que no vuelva a verlos más. Mack le dice algo como «oye, que ya sé que los millenials no usáis mucho el teléfono para llamar pero sirve para mantener el contacto estemos donde estemos».

Daisy parece preocupada por no saber qué hacer con su vida (¿volverán a la línea temporal original?) y no saber quién es ella sin el equipo a su alrededor y le echa una mirada a Sousa. Mack refunfuña un poco y Daisy le pregunta qué pasa y confiesa que Sousa y ella se besaron durante los bucles temporales. Mack se ríe y le dice que Yo-Yo le debe 20 dólares. Parece que Daisy está aún un poco confundida por lo que siente por Sousa, pero Mack parece bastante convencido de que habrá algo en el futuro... lo que da paso a la siguiente conversación, esta vez entre Mack y Sousa.

Sousa está un poco flipado por estar en el espacio y ver la Tierra y las estrellas y, cuando comienza a hablar sobre eso, Mack le dice que se calle. Vale, sí, preservar el oxígeno. Pero Mack le pregunta en cambio cuáles son sus intenciones con Daisy. Sousa no entiende a qué se refiere y Mack le cuenta que a Daisy le gusta aunque quizás aún no se haya dado cuenta del todo y que se prepare cuando lo haga.

Es una bonita escena en la que Mack le advierte que no solo él sino que todo el equipo irá a por él si hace sufrir a Daisy. Y a partir de ahí, pasa de ser una escena bonita a ser una escena hilarante puesto que Mack le explica que el nombre de superhéroe de Daisy es Quake. A Sousa le parece graciosísimo el nombre y no para de reírse y repetirlo, y al final a Mack también le da la risa (todo esto mientras Daisy está detrás de ellos durmiendo).

El dúo que no sabíamos que necesitábamos

Y tercera y última conversación: Daisy y Sousa, claro, la combinación que faltaba. Daisy le da las gracias a Sousa por estar allí con ella y Sousa comienza a bromear con el nombre de Quake. Definitivamente, la química entre estos dos está por las nubes y ya son muchas las personas que pedimos un spinoff con ellos dos. POR FAVOR. Es que son adorables. Quien haya retrocedido para volver a ver la escena más de una vez que levante la mano.

En el Faro, mientras, May tiene que intentar acercarse emocionalmente a Kora, puesto que Coulson está ocupado intentando detener a Sybill que se ha infiltrado en el sistema, provocando un corte de electricidad poco después. Coulson y May reflexionan sobre el cambio de roles que ha ocurrido entre ellos, y después de que conversar con Kora no haya tenido muchos resultados (acaba matando a uno de los seguidores de Malick con poderes y sigue insistiendo en matar a gente como Ward para hacer un mundo mejor), May se harta y le revela que su madre está allí con ellos.

Y está, claro, pero muerta. Kora piensa que Daisy la ha matado pero May le dice que en el fondo sabe que no fue ella sino Malick, y que murió protegiendo a Daisy. Kora acabará luchando contra May, pero la pelea se interrumpe porque llega Garrett y se lleva a Kora al Zephyr con Malick (nos hemos tenido que comer un beso entre Kora y Malick en la escena poscréditos entre estos dos en vez de uno entre Daisy y Sousa, la crueldad).

Aún no ha acabado el episodio. Mientras Coulson descubre horrorizado lo que intentan hacer Malick y Sybill (destruir todas las bases de SHIELD alrededor del mundo), los espectadores vemos cómo llegan muchas naves al punto donde está el Zephyr y presenciamos cómo disparan a dichas bases de SHIELD. Incluido el Triskelion. Vaya desastre. ¿Cómo arreglarán esto los protagonistas?

May ahora se encarga de las conversaciones sentimentales, quién nos lo iba a decir

¿Qué nos deparará el capítulo doble final? Aún no sabemos realmente qué piensa Kora ahora mismo de Malick. ¿Se volverá contra él? Hay muchas preguntas por resolver y sólo 80 minutos más de Agents of SHIELD. Nos leemos la semana que viene por última vez. Y puntos para quien haya tarareado esto tras ver el título del capítulo.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.