Marvel’s Agents of SHIELD 7×07: The Totally Excellent Adventures of Mack and the D

Marvel's Agents of SHIELD 7x07: The Totally Excellent Adventures of Mack and the D

Marvel's Agents of SHIELD 7x07: The Totally Excellent Adventures of Mack and the D

Series: Marvel's Agents of SHIELD

3 Stars

Summary

Mack y Deke se han quedado atrapados en 1982 sin el resto del equipo.

Coder Credit

Esta semana Agents of SHIELD centra su capítulo en dos personajes, tal y como ya habíamos deducido al ver la promo la semana pasada (y al conocer el título del episodio): Mack y Deke se han quedado solos y tendrán que lidiar con los sucesos del capítulo anterior.

He de empezar diciendo que ha sido el capítulo que menos me ha gustado de la temporada, principalmente porque ha sido de relleno. Ha estado bien que se centraran en cómo reacciona Mack a la muerte de sus padres y no lo hayan dejado pasar como si no hubiera ocurrido nada, pero el capítulo en sí ha sido un poco flojo en cuanto a contenido.

Mack lo pasa muy mal

Y es que se puede resumir en que Mack no lleva muy bien lo de haber matado a la copia Chronicom de sus padres y que, cuando se queda atrapado en 1982 junto a Deke, se suma en un estado de tristeza rozando la depresión y no hace nada con su vida más que beber y ver la tele (bueno y construir miniaturas de coches). Deke trata por todos los medios animarlo y no se rinde en ningún momento, pero Mack pasa olímpicamente de él y lo trata fatal. Pobre Deke, no merece, y menos cuando se pasa los siguientes meses llevándole regalos a mini Mack y su hermano, que ahora viven con su tío.

En paralelo, los Chronicom han tenido que ajustar sus planes, puesto que Sybil no vio venir las acciones de Coulson, y la jefa Chronicom ha logrado que un humano cree un robot en el que Sybil introduce su mente para manejarlo. Sybil-robot construye algunos robots más y acaban, cómo no, en el Faro, donde Deke ha establecido una vez más la base de SHIELD y ha reclutado a varios agentes que tocan con él en el grupo de música llamado «The Deke Squad».

Deke logra convencer a Mack de que se les una como director y lucharán contra los robots. Las peleas y las escenas de este capítulo me resultan demasiado ridículas, pero supongo que es el estilo de los 80 y el hecho de que yo personalmente no tenga nostalgia del cine de esa época. Seguramente un fan de estas películas haya disfrutado de todas las referencias mucho más que yo.

Aunque logran vencer a los robots, y perder a nuevos miembros del equipo por el camino (¿Qué pasará con los amigos de Deke en próximos episodios?), un trozo de uno de los robots logra conseguir la pieza de tecnología que buscaba Sybil y se la lleva a Nathaniel Malick en la última escena del episodio. ¿Qué tramarán?

El equipo de los 80 al completo

En el capítulo vemos brevemente a Coulson, al que Deke «ha revivido» al meter sus datos en una tele, a May, a quien Deke está contando lo que ha ocurrido en los 20 meses que han estado separados del equipo, a Simmons, que le dice a Elena y a May que tienen 27 días para recuperar a Deke y a Mack (¿por qué esta vez sabe con tanta precisión la fecha del siguiente salto temporal?) y a Elena, quien protagoniza un romántico reencuentro con Mack; pero sus intervenciones no tienen mayor importancia realmente.

No sé qué más contar sobre el episodio en sí, porque realmente no pasa nada más. Los agentes se reúnen al final, que ya es 1984, y veremos qué ocurre la próxima semana. La promo pinta muy muy bien. ¿Qué os ha parecido el capítulo a vosotros? ¿Lo habéis disfrutado más que yo?

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.