Mare of Easttown 1×01: Miss Lady Hawk Herself

Mare of Easttown 1x01: Miss Lady Hawk Herself

Mare of Easttown 1x01: Miss Lady Hawk Herself

Series: Mare of Easttown

4.5 Stars

Summary

Mare es una detective de policía en la pequeña localidad de Easttown que investiga la misteriosa desaparición de una joven.

Coder Credit

La nueva miniserie de HBO nos lleva hasta el pequeño pueblo de Eastown, en Pennsylvania para contarnos una historia de corte noir opresiva y llena de misterio.

Easttown es esa pequeña ciudad de la América profunda que se ahoga poco a poco sin que nadie se percate de ello. Su atmósfera opresiva contrasta con los paisajes idílicos de montañas y bosques que parecen sacados de una postal. La historia del pueblo se narra en un segundo plano, a través de sus habitantes, verdaderos protagonistas, al menos, del primer episodio de la serie. 

Y es que el verdadero misterio que se esconde en Easttown no es la extraña desaparición de una de sus residentes sino más bien qué es lo que causa la profunda infelicidad de sus habitantes. No hay un solo personaje que parezca feliz en esta pequeña ciudad. Todos parecen esconder secretos y heridas profundas. La ciudad es gris. Sus edificios son todos iguales. Su atmósfera es opresiva y deprimente. Aún sin contarlo directamente vemos que la ciudad tiene problemas graves derivados del consumo de drogas, esa epidemia silenciosa que se ha cobrado millones de muertes en Estados Unidos y que aún no saben cómo atajar.

Mare (Kate Winslet) es una habitante más. Antaño fue la heroína deEasttown al brindarle el título del campeonato de baloncesto al instituto de la ciudad, sin embargo, hoy pasa sus días huyendo de sí misma y de sus fantasmas. Su trabajo como detective en la comisaría de la ciudad se ve cuestionado después de un año sin hallar ni una sola pista sobre el paradero de Katie, una joven desaparecida en extrañas circunstancias e hija de una de sus antiguas compañeras de equipo. Para colmo, todo en la vida de Mare parece estar a punto de derrumbarse. No es de extrañar los malos humos que se gasta si tenemos en cuenta que está al frente de una familia que parece estar mejor sin ella. Es la última en enterarse de que su exmarido se ha comprometido con otra mujer y su familia prefiere salir a festejar el compromiso de la pareja antes que acudir al homenaje que la ciudad le rinde a Mare.

Mare no es simpática. Ni siquiera es agradable. Mare es ese personaje que en cualquier otra serie el público detestaría de inmediato. Pero estamos en la triste y agobiante Easttown donde todo el mundo es mezquino por naturaleza y donde absolutamente nadie parece tener razón alguna para ser feliz. Tal vez por eso la actitud de Mare no provoca tanto rechazo en el espectador.

El primer episodio deja de lado el supuesto caso criminal en el que se centrará la serie y pone el foco en los verdaderos protagonistas de la historia: sus habitantes. A través de Mare conocemos a una amalgama de personajes oscuros, tristes y llenos de rabia que guardan algún que otro secreto. En Easttown parece que solo hay miseria. Cada uno de los personajes, desde el primero al último, parece estar cargando con algún tipo de dolor a sus espaldas. Es ahí, en los pequeños gestos, en las miradas y en los pequeños detalles de sus personajes donde la serie brilla más. Los crímenes parecen ser solo una herramienta para ahondar en el dolor de sus protagonistas para hacer un estudio de la verdadera miseria que se esconde detrás de cada uno de ellos. 

Si alguien sabe de dolor es Mare. El primer episodio sirve perfectamente para mostrarnos sus fortalezas y, sobre todo, sus debilidades. Queda claro desde el principio que es una mujer de armas tomar. Cabezota, enfadada con el mundo, sumida en un hermetismo tal que no permite que nadie la vea dudar o flaquear en ningún momento. Se pasa prácticamente todo el episodio cojeando de un lado a otro por culpa de un esguince y en ningún momento da muestras de dolor. Es una mujer dura que no permite que nadie sepa cuánto le afectan las cosas. Como si se hubiera acostumbrado al dolor y fuera ya su compañero fiel. Pero, ¡ay!, Mare sigue siendo humana, por mucho que se empeñe en esconderlo. Y es cuando nadie la ve cuando podemos ver su fragilidad entre las fracturas de la máscara que cuidadosamente ha creado para esconderse del mundo. Porque detrás de esa fachada se esconde una mujer rota que esconde más de un secreto y que carga con un divorcio no superado y con una familia que no la comprende.

El papel de Kate Winslet es soberbio. Consigue que un personaje que tiene que ser desagradable por naturaleza tenga esos pequeños matices que hacen que empaticemos con ella. Logra a la perfección que con un mismo gesto mínimo, como puede ser la cojera, seamos capaces de percibir toda la dureza y fragilidad de su personaje. Y hace que nos preguntemos en más de una ocasión si la causa de su infelicidad está provocada por otros o si es ella misma la que causa tanta tensión e irritabilidad en los que la rodean. Solo cuando la vemos interactuar con un completo extraño ajeno a la ciudad tenemos atisbos de esa otra Mare que parece esconderse entre capas y capas de insatisfacción. 

El director Craig Zobel (The Leftovers, Westworld) está detrás de la dirección y se nota su mano. Deja a un lado el misterio y se centra en lo que a priori no parece importante. Son las escenas y planos de cosas cotidianas los que nos dicen más de la historia de esta gente que la acción propiamente dicha. Es especialmente destacable cómo nos presenta al personaje de Erin, tumbada en una posición extraña jugando con su bebé, para cerrar el episodio con esa misma imagen en circunstancias muy distintas logrando con ello un poderoso golpe de efecto que no deja indiferente al espectador.

La serie apuesta en su primer episodio en crear el retrato de cada uno de los personajes que forman parte de la historia porque ellos son la verdadera historia a contar. El giro final del episodio que dará inicio a la investigación criminal que articule el resto de la serie no es más que un accesorio para seguir contando la historia de Mare y la de los infelices habitantes de Easttown. Todos los esfuerzos de este primer episodio están puestos en que el espectador empatice de alguna manera con todos ellos antes de entrar a indagar en sus miserables y tristes vidas. 

Mare of Easttown es una historia de misterio muy bien escrita. Cuenta con una impresionante interpretación por parte de Kate Winslet que deja a un lado los clichés para mostrarnos a un personaje complejo y lleno de aristas. Su episodio piloto nos muestra el paisaje de una ciudad deprimida y oscura que está a punto de sumirse aún más en la oscuridad y donde el misterio es una herramienta más para contar la miserable historia de sus protagonistas. Sin duda una de las series imprescindibles a tener en cuenta este año.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.

About Marta Ramirez

Abogada de día y cinéfila y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en cine y TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal.