Los Niños Perdidos se reúnen por el 25 aniversario de Hook

Ya han pasado 25 años desde el estreno en cines de Hook, una película de Steven Spielberg que marcó la infancia de toda una generación. Robin Williams encarnaba a un ya adulto Peter Pan que había olvidado su identidad hasta que el Capitán Garfio secuestraba a sus hijos, obligado a recordar para salvar a su familia, Williams nos regaló un personaje inolvidable que hizo las delicias de toda la familia.

Junto a Robin Williams encontrábamos a Dustin Hoffman interpretando al malvado Garfio, Julia Roberts dando vida a Campanilla y Bob Hoskins como Smee. Pero no estaban solos, puesto que los niños perdidos de Nunca Jamás formaban parte de la magia de la película. Tras todo este tiempo, los actores que interpretaron a los amigos y compinches de Peter Pan se han reunido para celebrar una fecha tan especial además de recordar al tristemente fallecido Robin Williams.

No han faltado las palabras de recuerdo a Williams, sobre todo por parte de Dante Basco (Rufio), quien no puede más que elogiar a Robin y todo lo que les ayudó y enseñó desde que le conocieron. "Su muerte ha significado el fin de nuestra infancia" son las palabras de Basco para describir la pérdida del querido actor.

El elenco no ha dudado en ponerse la ropa de sus personajes para recordar algunas de las escenas míticas de la película:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguro que no somos los únicos que han vuelto a su infancia viendo estas imágenes. ¡Larga vida a Peter Pan!

Los-Niños-Perdidos-se-reúnen-por-el-25-aniversario-de-Hook-20

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.