Las 15 peores películas de 2018

No es oro todo lo que reluce y 2018 también nos ha traído películas que ojalá pudiésemos olvidar. El equipo de SeriesOnDay hemos escogido las 15 peores películas que hemos visto este año: sagas que nunca debieron existir y que -afortunadamente- se acaban, nuevos ejemplos de que una parte del cine de terror parece querer encasillarse o superproducciones que solo aportan efectos especiales.

Puede que ya sea tarde para muchos, pero si queréis quedar con vuestros amigos os recomendamos que no veáis ninguna de estas películas... si queréis conservar la amistad. Aquí va la lista:

15. MANDY

¿Sabes esa sensación que tienes cuando te levantas rápido de un sofá y te da como un mareo porque tu cuerpo no estaba preparado para ello? Pues así es la primera hora de Mandy. La segunda es algo así como lo que sentiste al descubrir lo que son realmente las hamburguesas o las longanizas, solo que con sangre a borbotones. En fin, mareo e indigestión es lo que genera esta película, calificada como obra maestra por personas con estómago de hierro y una clara falta de apego por la vida.

14. VERDAD O RETO

Todos los años se estrena alguna película de terror destinada al público juvenil, es el caso de esta cinta que utiliza como reclamo a Lucy Hale (Pretty Little Liars) y Tyler Posey (Teen Wolf), pero ni siquiera los protagonistas son capaces de salvar una historia que resulta tan previsible como aburrida y en la que encontramos todos los clichés habituales. No es que Verdad o Reto no dé miedo, es que solo provoca bostezos y carcajadas, además de las ganas de ver cómo van cayendo uno a uno los miembros del grupo de amigos, aunque en la mayoría de casos lo vemos venir desde lejos. Lo más divertido e inverosímil de la película no es que un “inocente juego” esté poseído por un espíritu sino la facilidad y rapidez con la que viajan los protagonistas de Estados Unidos a México (tres horas de coche según dicen en una escena) y es que se dedican a cruzar la frontera entre los dos países como seis veces en apenas hora y media de metraje.

13. GHOSTLAND

Un ejemplo prototipo dentro de este género donde el principal interés es mostrar a un monstruo cruel y de lo más original a la hora de hacer daño a sus víctimas y unas víctimas que harán todo lo posible por escapar y que hasta el final no se sabe si lo conseguirán. Ante este tipo de películas es cierto que no se puede pedir mucha originalidad, pues la idea es ofrecer al espectador lo que este espera. Sin embargo, siendo el de Ghostland un monstruo humano y sus víctimas dos pobres niñas que apenas han empezado a vivir y todavía no eran conscientes de lo crueles que pueden ser los hombres, la excesiva crueldad que se muestra con ellas alcanza cotas de lo más perturbadoras. Más aún si esta película se estrena en un momento como el actual, donde sabes que en el mundo real este tipo de historias es más común de lo que a uno le gustaría pensar. E imaginarse hasta qué punto las películas de este género alimentan esa imagen de las mujeres como objeto de deseo de los hombres para que hagan lo que quieran con ellas hace que resulte muy difícil disfrutar de esta cinta.

12. TODO EL DINERO DEL MUNDO

La película de Ridley Scott prometía ser un thriller interesante basado en hechos reales sobre el secuestro de un joven en 1973 y, al final, ha sido una película plana que repite constantemente el aburrido monólogo sobre el poder del dinero. Todo el dinero del mundo ha brillado más por el revuelo que ha habido en torno a ella porque, por lo demás, es una cinta que pasa sin ton ni son. Todo se resume en el despido de Kevin Spacey, el escaso sueldo de Michelle Williams al regrabar varias escenas y una trama que aplana más que entretiene al espectador.

11. LA MONJA

La Monja, estrenada en septiembre y coincidiendo en las salas con la celebración de Halloween de este año, es la quinta película ambientada en el universo que se inició con Expediente Warren y, desde luego, una de las peores de la franquicia. Este spin-off está  dirigido por Corin Hardy y  protagonizado por Taissa Farmiga (American Horror Story) que da vida  a la hermana Irene, una joven novicia, Demian Bichir (Los Odiosos Ocho) se mete en la piel del Padre Burke, Jonas Bloquet (Malavita) que interpreta a  Frenchie , un joven de origen francés y Bonnie Aarons (Expediente Warren: El caso Enfield) que vuelve para convertirse en La Monja. Aunque la película es bastante oscura y tiene bastantes sustos que hacen que el espectador esté todo el tiempo en alerta, el guion no es el punto fuerte de la película, ya que hace de ella un largometraje bastante predecible y nada sorprendente.

10. HAN SOLO: UNA HISTORIA DE STAR WARS

No es discutible que antes del estreno de este nuevo spin-off de la saga Star Wars, el fandom estaba dividido. Y a pesar de que, como siempre, tuvo una buena aceptación en taquilla, algo se hizo mal porque por el momento no parece que vayamos a ver más aventuras de Han Solo en la gran pantalla… Y por mucho que me duela, como fan de Star Wars, Han Solo: Una historia de Star Wars es bastante floja. No tiene encanto, es aburrida, y aunque parece mentira siendo Han Solo el protagonista, carece totalmente de espíritu aventurero, y eso es imperdonable. Así que quitando dos momentos que hacen la delicia de los fans entre Solo y Chewbacca, esta película solo representa el universo Star Wars por el nombre del título. Es tan predecible que duele.  Y lo que más duele es que se haya malgastado a un reparto de altura, como es Donald Glover, que roba toda la pantalla interpretando a Lando Calrissian, y aun así no saben ni explotar a su personaje saliendo tan poco… solo esperamos que, con cualquier excusa, vuelva a interpretar este papel en un futuro. En definitiva, una película que no cuenta nada sobre nada, al menos, si Disney se empeña en producir historias sobre los orígenes, qué menos que aporten algo que complazca a los fans…

9. LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD

La búsqueda de la felicidad dirigida por Dominic Savage y protagonizada por la actriz Gemma Aterton es una de las películas estrenadas durante el último mes de este año. Esta película inglesa podría considerarse una de las peores películas del 2018 por su monotonía, ya que es bastante lenta y predecible.  El filme trata el importante tema del papel de la mujer en la sociedad, ya que la protagonista se siente oprimida por las obligaciones impuestas simplemente por ser mujer, tales como el cuidado de sus hijos y las tareas del hogar, lo cual le impide ser libre y por ello siente que no es feliz. Pero, a pesar de ello y aunque trata una  historia sencilla, no profundiza en nada en particular y, simplemente, La búsqueda de la felicidad no trasmite felicidad en ningún momento sino más bien todo lo contrario.

8. VENOM

Venom ha supuesto el mejor ejemplo para señalar que Marvel también puede equivocarse. Lo peor de Venom es que quizás la película podría haber funcionado en los 90, pero hoy en día, se ha quedado a medias entre el intento de convertirse en una nueva franquicia sobre la némesis de Spiderman y otra película que quiere imitar el éxito humorístico que hemos visto en Deadpool. Tom Hardy se lo ha pasado genial en la película, solo hay que ver lo poco en serio que se toma el personaje. Pero eso no hace que disfrutemos más de Venom. Tiene un desarrollo de personajes penoso, su intento de avance en la historia es sumamente infantil y anticuado, el intento de conseguir que las escenas entre Eddie (Tom Hardy) y el parásito alienígena, Venom, sean divertidas, rozan el ridículo. Ya digo, que quizás si la película hubiera querido seguir la línea cómica de Deadpool, podría haber funcionado mejor, pero no tenía ningún sentido. Resultado: un intento fallido de Tom Hardy para conseguir que ese guión tuviera algo de sentido, pero Venom deja la sensación de que el antídoto lo necesitamos nosotros para recuperarnos de la experiencia.

7. EL CORREDOR DEL LABERINTO: LA CURA MORTAL

El boom de las películas adolescentes distópicas terminó - gracias a Dios- hace varios años, pero debido a percances en el rodaje, como el accidente de Dylan O'Brien, el fin de la trilogía se ha retrasado más de lo debido y sin duda ha repercutido en su estreno. La saga de El Corredor del Laberinto se ha visto en decadencia desde su segunda entrega y aunque en la última cinta mejora, la verdad es que el resultado final es un sin fin de escenas de acción sin conexión con las otras películas y que además se alarga hasta las dos hora y media. La película resulta tediosa y aburrida. Un final totalmente innecesario que además llega tarde. 

6. MEGALODÓN

Esta película es un intento de mezclar el impacto visual que tuvo Tiburón de Steven Spielberg con la calidad de película de clase B que tienen ya clásicos como Sharknado. Jason Statham protagoniza una historia que hace aguas (nunca mejor dicho) en su narrativa desde el principio y que utiliza los efectos especiales como si los regalaran, en algunos casos consiguiendo el efecto que pretenden, pues hay que admitir que el megalodón es cuanto menos impactante. Dentro del mercado en el que ya sabíamos que competía no destaca sobre otras producciones del estilo, pero sigue teniendo sus adeptos que la defenderán hasta el final. Verla por completo en el cine quizás tuvo más sentido en su momento, pero si lo que pretendes es pasar una tarde de domingo entretenido en casa, no te recomendamos esta opción. Probablemente acabes peor de lo que empezaste.

5. EL RASCACIELOS

Seamos sinceros, cuando vamos a ver una película como esta ya sabemos que no nos vamos a encontrar con una maravilla, pero con tener algo que entretenga y nos haga pasar un par de horas distraídos es suficiente. Pero lo que no esperas es encontrarte con un argumento tan absurdo y una trama que te dan ganas de esperar que el dichoso edificio explote y se acabe la película cuanto antes. Tenemos a “The Rock” en el papel de un experto en seguridad que es contratado para examinar el rascacielos más grande jamás construido. Para empezar le dan acceso a TODOS los niveles con una tablet que, como medida de seguridad, utiliza el registro de la cara en vez de la huella dactilar. Y, según se la dan, se marcha de allí. ¿Qué podría salir mal? ¿Que se la quiten? ¿Que alguien entre a robar? ¿Que algunos pisos ardan mientras, oh fíjate tú, la familia del protagonista está en el edificio? Si a eso le unimos la pierna ortopédica de quita y pon de The Rock, muy útil para usar como ancla o para escalar, o el uso de cinta americana para poder pegarte mejor a los cristales, tenemos uno de los peores filmes que han pasado este año por la cartelera.

4. RODIN

Una buena película se apoya en muchas cosas y Rodin, por desgracia, solo tiene de bueno a su actor protagonista. Vincent Lindon hace un trabajo espectacular, pero el resto de la cinta está tan mal planteado que ni un buen intérprete puede hacer mucho por salvar los casi 120 minutos que dura este despropósito. Aburrida, tediosa y contada sin ninguna gracia, el largometraje expone algunos momentos de la vida de Rodin sin conexión apenas entre ellos. No profundiza apenas en nada y nada de lo que se muestra es memorable ni nos hace conectar con el escultor o con la gente que le rodea. Ni siquiera se aprovecha bien la figura de Camille Claudel para darle algo de empaque a la película, y tampoco podemos disfrutar a gusto de las esculturas del protagonista, presentadas la mayoría sin acabar, al saltar de un año a otro sin mucha rigurosidad.

3. SLENDER MAN

Slender Man, una de las criaturas más famosas de los últimos tiempos, ha dado lugar a videojuegos y documentales de una calidad incontestable. Entonces, ¿por qué esta película no es capaz de aprovechar su mitología para crear una de las mejores películas de terror del año? Básicamente porque los guionistas parecen no ser conocedores de la misma, porque prefirieron hacer una película palomitera que diera dos o tres sustos. Aunque para los aficionados al género ni siquiera logró eso. Con todos los estereotipos habidos y por haber, la película no desarrolla sus personajes, no dota de personalidad a la criatura y al final deseas que seas tú la próxima victima de Slender Man con tal de dejar de verla. 

2. UN PLIEGUE EN EL TIEMPO

Cuando el único objetivo para hacer una película parece ser el de presumir de efectos especiales, ofrecer un vestuario de lo más fantasioso y mostrar a los actores más populares del momento, da igual que la historia en la que se basa sea la de uno de los libros juveniles que más éxito ha tenido en los últimos años. Eso es justo lo que le ocurre a Un Pliegue en el Tiempo, una historia presentada por Oprah Winfrey, quien debió pensar que con su simple presencia (que además es muy escasa) bastaría para hacer una buena película, pero se olvidó de lo más importante: ofrecer un argumento con sentido que explicara por qué la heroína, una niña apasionada de la lectura, se embarca en la búsqueda de su padre. Ello da como resultado una sucesión de escenas inconexas en las que la moraleja de la historia, tan necesaria en películas pensadas para un público infantil, se pierde entre efectos especiales y frases grandilocuentes que en absoluto llegan al espectador, pues hace mucho se cansó de tanto exceso y solo quiere que la película acabe de una vez.

1. 50 SOMBRAS LIBERADAS

Parece mentira que en 2018 hayamos tenido que ser testigos, una vez más, de uno de los grandes despropósitos que nos ha dado el cine. En pleno auge del movimiento #MeeToo y con millones de mujeres manifestándose y reivindicando una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres, así como el fin de la violencia hacia las mujeres, resulta insultante y anacrónico que se estrenase una película que, al igual que las dos anteriores, contribuye a la cosificación de la mujer. A más de una en la redacción nos ha hervido la sangre al ver cómo una vez más el multimillonario Christian Grey le susurraba a Anastasia que era “suya”, como si con su amor hubiera comprado su cuerpo, su independencia y su propia identidad como mujer y como persona.

¿Y vosotros y vosotras que película lamentáis haber visto este año? ¿Salvaríais alguna de nuestra lista?

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.