Las 15 mejores películas de 2020

Es hora de hablar de las películas que el equipo de Series On Day considera las mejores que han llegado este año a nuestro país. No es fácil elegir debido al cierre de cines y a que algunas películas muy esperadas vieron retrasado su estreno pero algunas cintas han logrado salvar un poco el 2020.

No sospechábamos en absoluto que este año iba a ser como ha sido, y para los cinéfilos ha sido un chasco ver como las películas anunciadas para el 2020 se iban retrasando una y otra vez hasta quedar relegadas al próximo año con la esperanza de que la situación sanitaria esté mejor y las salas de cines se recuperen con grandes estrenos.

En el mes de enero pudimos disfrutar de algunas de las películas nominadas a los premios Óscar, pero fue llegar el confinamiento de marzo y tan solo quedaron las cintas de las plataformas de streaming. Después los cines reabrieron pero las grandes distribuidoras no se atrevían a estrenar sus películas, y salvo Tenet o Wonder Woman 1984 no han llegado más blockbusters a nuestras pantallas: esperemos que en 2021 podamos disfrutar de mucho más cine. Os dejamos la lista, bastante variada, elegida por nuestro equipo.

 

15. El Hombre Invisible

Fue una de las últimas películas que pudimos ver en la gran pantalla antes del confinamiento y, quizá por el poco tiempo que pudimos tenerla disponible, pasó bastante desapercibida, pero podemos afirmar, sin ninguna duda, que ha sido uno de los estrenos de 2020. La película protagonizada por Elisabeth Moss (El cuento de la criada) retrata lo que, en primer lugar, parece la vida de una mujer después de que su maltratador muera. Para Cecilia su mayor miedo podría estar en cualquier sitio, y lo que en primer lugar parece toda una representación de lo que muchas mujeres en su situación viven cada día (el miedo, la desconfianza…) se acaba transformando totalmente. Nunca sabes el rumbo que va a tomar la película, pero lo que está claro es que sorprende… y aterroriza. Porque no hay nada que dé más miedo que no ver dónde está el peligro, pero saber que existe, y El hombre invisible juega con eso perfectamente. Sorprendente, aterradora y, a la vez, una película con la que no podrás despegar los ojos de la pantalla.

 

14. El Diablo a Todas Horas

Netflix estrenó en septiembre la película basada en la novela homónima de Donald Ray Pollock y con un reparto plagado de estrellas. Es cierto que la cinta no es para todos los gustos debido a la crudeza de las historias pero no podemos negar que las interpretaciones de sus protagonistas son absolutamente brillantes. Con Arvin (Tom Holland) como nexo de unión entre los distintos personajes, nos trasladamos a los años cincuenta para ver la dura vida del joven protagonista desde su infancia hasta la vida adulta. En su camino se cruzará con todo tipo de personas: en muchas de ellas encontrará la auténtica maldad del ser humano, y es que hay muy pocos personajes puramente buenos y casi todos acaban mal. El viaje de Arvin nos hace temer que el propio joven acabe dejándose llevar por el mal, pero en él encontraremos una luz que es capaz de hacer frente a sus demonios y pelear por lo que es correcto. Holland demuestra en esta cinta que es mucho más que el Spider-Man del UCM, y lo hace acompañado de grandes actuaciones como las de Robert Pattinson o Bill Skarsgard.

13. Hogar

Uno de los estrenos del año fue, sin duda, Hogar. La película protagonizada por Javier Gutiérrez se estrenó en Netflix en pleno confinamiento, una época en la que necesitábamos más que nunca buenas películas con las que entretenernos. Y este thriller fue una apuesta segura. El filme se centra en la vida de Javier Muñoz, un creativo publicitario que lo tenía todo en la vida: familia estructurada, trabajo de éxito y una casa lujosa. Sin embargo, tras un año en paro, Javier tendrá que dejar su preciado hogar para mudarse a uno más económico. La falta de empleo, así como la añoranza por la vida que tenía harán que empiece a espiar a la familia que está ocupando su antigua casa. La envidia se encargará del resto de situaciones que suceden en esta intrigante película en la que Javier Gutiérrez brilla en uno de sus papeles más escalofriantes.

 

12. Enola Holmes

La historia de la hermana pequeña de los hermanos Holmes sorprende desde el primer momento rompiendo la cuarta pared con el espectador, uno de los mayores atractivos de la película. Enola Holmes es una historia divertida que nos presenta una saga que solo acaba de empezar. Engancha desde el primer momento y por eso es una de las mejores películas del año. Además, con ese gran reparto que nos atrae mucho más a una historia de misterio que nos hace meternos a nosotros mismos a investigar dónde está la madre y qué pasa con ello. Desde luego que nosotras no podemos esperar a ver más sobre Enola, un personaje desconocido hasta ahora para muchos. Desde luego la película no pierde el encanto que el nombre Holmes desprende, y eso es lo que más nos ha gustado.

11. My Hero Academia: El Despertar de los Héroes

2020 ha sido un año de éxitos para los fans del anime. Este año llegó a los cines una película que consiguió trasladar a la gran pantalla todas las emociones del manga, incluidos momentos cómicos y otros un tanto embarazosos… Pero sobre todo ofreció alguna de las peleas más espectaculares que los fans de Midoriya y Bakugo hemos podido ver. Y es que queda lejos de ser una película de relleno para amenizar la espera hasta el estreno de la nueva temporada. Hemos sido testigos de esa lucha sin cuartel entre los villanos y los héroes. Pero esta vez con la gran diferencia de que en el lado de los héroes estaban dos rivales condenados a entenderse pese sus diferencias sobre lo que significa ser un héroe: estar ahí para proteger al inocente con una sonrisa, como piensa Deku, o vencer al villano y convertirse en el mayor héroe de todos los tiempos, que es el mayor sueño de Kacchan. Y en la película descubrimos que ambas ideas son compatibles, creando así una alianza poderosa y única que hemos tenido la fortuna de ver en pantalla grande.

 

10. Emma

El clásico de Jane Austen ha regresado este año a la gran pantalla y el resultado ha sido toda una sorpresa. Anya Taylor-Joy interpreta a Emma Woodhouse, una joven hermosa, lista y rica que se dedica a hacer de casamentera de sus amistades. Ella será la que nos introduzca en la Inglaterra del siglo XIX, en un mundo donde reina la apariencia y la envidia. La película es una delicia visual, consigue capturar la esencia de Austen y combina a la perfección la comedia y el drama. En algunos momentos nos recordará a María Antonieta de Sofía Coppola o a La Favorita de Yorgos Lanthimos. A nivel técnico, la puesta en escena es espectacular y destaca la interpretación de Taylor-Joy.

9. Mank

Si hablamos del metacine por excelencia del 2020 no podemos quedarnos sin hablar de la historia de uno de los creadores de la película que aún sigue definiendo la historia del cine: Ciudadano Kane. David Fincher se ha puesto detrás de las cámaras para dirigir, entre otras cosas, a un colosal Gary Oldman. Ambos profesionales han tirado del proyecto con una gran fuerza, ayudados de dos grandes actrices más actuales como Lily Collins y Amanda Seyfried. En este proyecto regresar al formato Blanco y Negro no ha sido el único truco que ha utilizado Fincher para trasladarnos a los años 40, a nivel técnico (planos) el director ha sabido como hacernos recordar una época en la que el cine era diferente, más pausado y menos dinámico. En resumen, una buena manera para entender la creación de uno de los films más importantes del siglo XX.

 

8. Adú

Es un drama basado en hechos reales en el que se entremezclan tres historias que nos muestran diferentes puntos de vista sobre la realidad en África. Dirigida por Salvador Calvo, la obra quizás nos recuerde un poco a Babel, del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu. Pero en Adú lo que destaca es el contraste entre las historias; el director no trata de estigmatizar el continente africano, ni de concienciarnos, su objetivo es el de presentarnos tres relatos entre los que hay un hueco para la esperanza. El trabajo de los actores es brillante, haciendo hincapié en las interpretaciones de Moustapha Oumarou y Adam Nourou, cuyos personajes son Adú y Massar respectivamente. Destaca también la fotografía y la música; las bellas imágenes aéreas nos trasladarán de inmediato al continente africano, mientras que la banda sonora servirá para emocionarnos con esta bella historia.

7. Martin Eden

Adaptación de la novela de Jack London, Martin Eden es la historia de un joven que trabaja como marinero a mediados del siglo XX. No obstante,cuando salva la vida de un chico de clase alta, es invitado a su hogar y poco a poco se irá introduciendo en un estilo de vida del que ansía formar parte. Dirigida por Pietro Marcello y protagonizada por Luca Marinelli, la película es fantástica. La combinación de imágenes rodadas con material de archivo hace de ella una especie de puzzle que tenemos que desmenuzar. La música sirve para trasladarnos a una época convulsa en la que está a punto de estallar una guerra. En cuanto al protagonista, su evolución es espectacular; Marinelli lleva el peso de la trama con gran madurez, lo amaremos y odiaremos a partes iguales.

6. Solo nos queda bailar

En febrero llegó a España esta coproducción procedente de Suecia y Georgia que se centra en la relación romántica entre dos chicos. Ambientada en Georgia, Merab es un joven bailarín de la Compañía Nacional de Danza que oculta su homosexualidad en un país nada abierto a personas como él. Pronto llegará a la Compañía un nuevo bailarín llamado Irakli, que puede «robarle» su puesto como bailarín, y entablan una relación de rivalidad primero, para más tarde descubrir que se atraen. Muy bien dirigidos por Levan Akin, los actores, en especial Levan Gelbakhiani, quien da vida a Merab, están excelentes en sus papeles. Es una película que trata con extrema delicadeza y mediante el baile y las tradiciones del país, la masculinidad y las dificultades a las que se enfrenta el colectivo LGBTIQA+ en un país tremendamente religioso y conservador.

5. Corpus Christi

No podía faltar en este recopilatorio una obra puramente europea y, sobre todo, puramente sueca. Como en su día hizo Ida, Corpus Christi aborda el ámbito religioso desde un angulo muy particular y nos hace reflexionar sobre la fe, una necesidad humana antes que cristiana. Jan Komasa representa en un joven perdido respecto a su futuro que ve en la religión la vocación perfecta, aunque tenga poco que ver con el cristianismo. El film es un ciclo realista de la vida de una persona con carácter irónico, insumiso y que, sobre todo, aboga por el perdón.

 

4. 1917

El cine bélico nos ha contado la guerra de mil formas diferentes. Sin embargo, ha tenido que llegar la proeza técnica de San Mendes para sumergirnos del todo en la crudeza y los horrores de la batalla. La historia de dos soldados británicos cruzando el campo de batalla se vale tan solo del uso de la cámara para emocionar al espectador. Una maravilla técnica que consiguió que el público saliera de las salas de cine con el corazón encogido. Una película rodada en forma de un único plano secuencia sin cortes que le valió a su director un merecidísimo Globo de Oro y un lugar destacado en nuestra lista. La cinta se ha convertido por méritos propios en una imprescindible del género bélico y en visionado obligatorio para los amantes del cine.

 

3. Soul

Hemos tenido que esperar hasta finales de año para poder disfrutar de la película de Pixar y duele pensar que no hemos podido verla en la pantalla grande. La compañía decidió mandar directamente a Disney+ una de las películas que más necesitábamos en esta pandemia, una cinta que habla de hacer las cosas que nos apasionan y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, aquellas que nos hacen sentirnos vivos y ser felices. La historia del profesor de música Joe Gardner nos toca el alma, no podemos evitar contagiarnos de su amor por la música y su necesidad de cumplir su sueño de tocar con una de las artistas más famosas del jazz, pero con el paso de los minutos vemos que hay mucho más. La dinámica entre Joe y la divertida Veintidós es absolutamente genial, y no solo aprenden el uno del otro sino que sus puntos de vista también nos hacen reflexionar sobre nuestras propias vidas. Soul es una de las obras maestras de Pixar que todos deberíamos ver y que puede que incluso guste más a los mayores que a los niños.

2. Jojo Rabbit

La película dirigida por Taika Waititi, basada en la novela de Christine Leunens, nos presentó el nazismo desde el punto de vista de un niño de diez años y todo ello aderezado con el habitual humor negro del director neozelandés. El joven Jojo está totalmente volcado en sus tareas en las juventudes hitlerianas y se muestra como un firme partidario del Führer, quien es además su amigo imaginario, pero su vida cambia drásticamente al descubrir que su madre oculta en casa a una niña judía. Las creencias de Jojo se tambalearán por completo al descubrir que sus supuestos enemigos no son los demonios que le han hecho creer. Aparte de ser una una historia divertida y entrañable que critica al nazismo, Jojo Rabbit es una clara muestra del daño que la desinformación puede causar en las personas así como el peligro del fanatismo extremo: algo que lamentablemente está muy presente en la actualidad.

 

1. El Faro

La película de cine independiente protagonizada por Robert Pattinson y Willem Dafoe llegó a nuestro país a comienzos de año y, pese a que su estreno no fue en numerosas salas, esta historia donde tan solo tenemos a dos fareros en una isla remota no nos dejó indiferentes. Rodada en blanco y negro y con una fotografía que describe a la perfección la crudeza de la situación que viven los dos hombres, quienes deberán convivir durante cuatro semanas a la espera de que llegue el relevo. El duelo interpretativo entre Dafoe y Pattinson es de lo mejorcito de este año, y poco a poco nos van introduciendo en la locura en la que se ven inmersos por tanto tiempo de soledad. El Faro no es una película apta para todos los gustos, pero no podemos negar que tiempo después de haberla visto aún seguiremos dándole vueltas a la maravillosa locura que acabamos de ver.

 
The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.