La verdad del caso Harry Quebert

La verdad del caso Harry Quebert

La verdad del caso Harry Quebert

4 Stars

Summary

Un célebre escritor norteamericano, Harry Quebert (Patrick Dempsey), es acusado del asesinato de una adolescente después de que el cadáver de ésta aparezca enterrado en su jardín. Marcus Goldman (Ben Schnetzer), un joven y exitoso novelista y antiguo pupilo de Quebert, tratará de esclarecer el caso.

Coder Credit

Existe una atracción morbosa hacia las adaptaciones de libros que te has leído.

Como una polilla que hacia la luz, la curiosidad puede al recelo y siempre terminamos viendo lo que han hecho con el libro que nos atrapó e indignándonos porque no tiene el mismo reparto que la película que formamos en nuestra cabeza.

Cuando me enteré de que iban a hacer una adaptación del libro que me cautivó allá por el verano de 2013 me alegré. Experimenté esa emoción nerviosa imaginando una gran superproducción y grandes estrellas. Cuando me enteré de que iban a convertirla en miniserie me sentí algo frustrada pero entendí que podía tratarse de un acierto para que no se perdieran los detalles de la historia.

Además, las miniseries están viviendo su mejor momento y alcanzando el prestigio que merecen gracias a las antologías de Ryan Murphy ("Feud", "American crime story") o casos como el de "Heridas abiertas", espectacular adaptación de un libro esta última, por cierto.

"La verdad sobre el caso Harry Quebert", de Joël Dicker, es un libro escrito originariamente en francés y por un autor belga joven y guapo al que no es difícil imaginarse como alter ego del protagonista, Marcus Goldman. Con todo el sentido del mundo se ha hecho cargo de la adaptación el prestigioso (pero desconocido para el gran público) director Jean Jaques Annaud, os sonará porque es el que llevó a un Brad Pitt más rubio que nunca a pasar siete años en el Tíbet,y probablemente fuisteis a ver esa película. Que eso no os tire para atrás para ver esta serie, por favor.

Porque pese a los recelos, las cuestionables elecciones de casting y cierto halo de telefilm (del de sobremesa, no del de HBO) tras el primer capítulo he quedado muy gratamente satisfecha con la adaptación, del que lo mejor que puedo decir es que es completamente fiel al libro y donde cada actor encaja a la perfección con su personaje.

¿Qué cuenta?

Marcus Goldman (Ben Schnetzer) es un joven escritor que ha experimentado las mieles del éxito demasiado pronto y ahora sufre la crisis del segundo libro incapaz de escribir una palabra más mientras malgasta el dinero que ha ganado en pegarse la gran vida. Para recuperar la inspiración decide acudir a su mejor amigo y mentor Harry Quebert (Patrick Dempsey) su profesor de universidad y reputado autor de una de las grandes novelas americanas de la historia.

Estando allí, Marcus descubre unas fotos escondidas tras una estantería en las que se ve a Harry de joven junto a una chica, al descubrir que Marcus ha rebuscado en sus cosas, siente que ha visto algo que no debía ver y decide volver a Nueva York. Pero un buen día Harry vuelve a llamarle y le dice que ella ha muerto, y que le acusan a él de su muerte.

La historia está contada a dos tiempos y salta una y otra vez de 2008 a 1975, con la cuestionable elección de casting que os comentaba en la que Patrick Dempsey interpreta a Harry Quebert con 35 años y con 70. Una elección que desde que he trabajado en producción entiendo perfectamente, por otra parte. La pasta es la pasta, y todo el maquillaje del mundo nunca llegará a superar un segundo sueldo.

Una fiel adaptación

El caso es que el primer capítulo goza de un ritmo y un interés inusitados para un piloto, engancha desde el minuto uno y todo sucede de manera muy orgánica durante sus ideales 40 minutos de duración. 

Probablemente buscarían a una actriz desconocida para encarnar al centro de la historia, la joven Nola Kellergan, pero las producciones tardan en llegar y ahora Kristine Froseth está viviendo su despertar profesional y catapultándose en un solo año como una de las actrices jóvenes del momento. La habéis visto robarle escenas a Barb (Shannon Purser) en "Sierra Burgess is a loser" y junto a Dan Stevens en la otra producción de Netflix, "Apostle".

Solo le faltaba haber sido fichada para el "Mujercitas" de Greta Gergiwg, vamos. Pero ni falta que le hace, talento le sobra y sabe jugar a la perfección con su enigmática belleza, de la que lo mismo piensas que es dulce que una bruja total Como Regina George. O como Nola Kellergan, en este caso. El personaje le va como anillo al dedo. Es el centro argumental de la novela y de la serie, una chica adorable y de ensueño para los ojos de Harry Quebert (que recordemos que tiene treinta y tantos mientras que ella solo quince), y una adolescente problemática para el resto del pueblo. Ya lo iremos descubriendo en futuros capítulos. Nola Kellergan es un personajazo, ya veréis.

Os animo a sumergiros en esta ficción tanto si habéis leído la novela como si no, porque la disfrutaréis de maneras distintas. Si todo sigue como en el piloto, parece que no se ha cambiado ni una coma respecto al libro, lo cual agradecerán (agradecemos) sus lectores, y por otro está contada con la suficiente pericia como para captar la atención de espectadores nuevos. Eso sí, la voz en off con las reflexiones de Marcus pierde mucha fuerza respecto a la introducción que precede a cada capítulo en el libro y que encajaba perfectamente con lo que se contaba a continuación.

Un relato de suspense con aroma clásico que tiene sus referentes claros y no los esconde: el recurso del falso culpable al más puro estilo Hitchcock, una turbia historia de amor que recuerda a Nabokov, un pueblo que sospecha y a la vez es sospechoso, la caída en picado de alguien que está en la cima...hay tela que cortar, y esperemos que la cosan tan bien en los futuros nueve episodios como han hecho en este primero.

Porque pese a no ser la película que tenía en mi cabeza, ni la que seguramente teníais vosotros cuando leísteis la novela, es la adaptación que más se aproxima a la esencia y el espíritu del caso Harry Quebert. Para bien o para mal.

The following two tabs change content below.

Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.

Latest posts by Beatriz Parra (see all)

About Beatriz Parra

Culpo a Jim Halpert de mis altas expectativas en cuanto a hombres. A Lost de mis altas expectativas en cuanto a compañeros de vuelo y a Leslie Knope de mis altas expectativas en cuanto a la vida. De lo demás al cine, que ha hecho de mí lo que soy.