La segunda temporada de ‘Good Omens’ trae de vuelta a Jon Hamm en su papel celestial junto a un reparto de ángeles

Amazon Studios ha confirmado que Jon Hamm (Top Gun: Maverick) volverá en su papel del Arcángel Gabriel para la segunda temporada de la serie Amazon Original Good Omens que se encuentra actualmente en producción en Escocia. Gabriel contará con la ayuda de los arcángeles Miguel, interpretado nuevamente por Doon Mackichan (Toast, Smack the Pony), y Uriel, interpretado por la Gloria Obianyo (Dune, High Life).

A ellos se unirán los nuevos ángeles, Saraqael, interpretada por Liz Carr (Devs, Silent Witness) y Muriel, interpretada por Quelin Sepulveda (Havoc), y otro personaje del infierno clave en esta temporada que será interpretado por Shelley Conn (Los Bridgerton, Los Irregulares).

Neil Gaiman, guionista y co-showrunner, comenta que: "La segunda temporada de Good Omens simplemente no sería lo mismo sin el increíble Jon Hamm en el papel de Gabriel, el peor jefe de todos. La historia Terry Pratchett y yo creamos hace tantos años sigue llevándonos del Soho londinense al Cielo y al Infierno.

Para mí es una delicia traer de vuelta a los personajes que amábamos (u odiábamos)y presentar a nuevos personajes, desde los pisos más brillantes del Cielo hasta los sótanos más húmedos del Infierno, para amar (u odiar, o amar-odiar, u odiar-amar). Todos ellos forman parte de la extraña e inusualmente querida familia de Good Omens".

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.