La Catedral del Mar 1×08: Condenado

Llega el momento para Antena 3 de cerrar La Catedral del Mar después de ocho capítulos llenos de historia, drama, tensión e injusticias sociales. Y la cadena tiene todos los ingredientes que Ildelfonso Falcones dejó preparados para hornear un buen drama histórico: nobles contra ciudadanos libres, una mujer despechada y la Inquisición.

No hay demasiadas series que sean capaces de sorprender con el final. Con La Catedral del Mar han conseguido tenerme todo el último capítulo en ascuas. Parecía un drama, vamos a ver, que Arnau estaba en la cárcel porque Elionor le había acusado de acostarse con una judía. Y Francesca, a puntito de pisar la misma mazmorra que su hijo.

Así se quedaron las tramas en el capítulo anterior. Pero claro, hay algunos cabos sueltos que parecen no tener la relevancia suficiente como para poder hacer girar la historia ciento ochenta grados. Y ahí me he equivocado completamente, porque cada personaje cuenta.

Francesca y Aledis ya estaban detenidas. Se las llevan al castillo de Navarcles (lógicamente, a Francesca no le apetece volver allí), donde esperan Genís Puig y Jaume de Bellera, señor de Navarcles. Desde ahí, lo preparan todo para llevarlas (al menos a Francesca) ante el inquisidor.

Joan, que termina accediendo a la petición de Arnau, va a buscar a Mar. Y no es que Mar no se alegre de verle, es que no ha perdido ni pizca del caracter que tenía, así que, después de que Joan le cuente la verdad y le diga que Arnau no tuvo nada que ver, que lo organizaron todo él y Elionor, y después de que Mar ordene que lo encierren en la torre y le den una paliza, termina confesando que Arnau sigue enamorado de ella.

Raquel y su hermano Jucef, después de que hayan acusado a Arnau de acostarse con ella (y Arnau no haya mencionado a Raquel para que la Inquisición no fuera a buscarla), escriben una carta a Sahat para que vuelva de Italia. Sahat deja todos sus asuntos en orden y coge un barco hacia Barcelona para rescatarle.

Con estos tres pequeños giros de la trama, la historia cambia completamente de carril. Son el preludio. Y sí, aunque sea un lujo volver a ver a Josep María Pou, que hace que den ganas de aplaudir cuando vuelve Sahat, y aunque vuelva también Michelle Jenner con todo el carácter de Mar (ya se lo dice Sahat cuando tiene que sujetarla para que no se lance a por Elionor), el final de la serie no ha hecho más que empezar.

Francesca le ruega a Aledis que no hable con Arnau y que no le cuente a nadie que ella es su madre. Aquí ya se ve cuál es su plan delante del inquisidor: negar que Arnau es su hijo. Pero claro, el fuerte de Francesca no parece que sea mentir. Es muy difícil negar delante de tu hijo que es tu hijo.

Por suerte, Aledis conoce a Mar. Y sí, digo por suerte a pesar de que parecía que iban a matarse, pero Aledis le dice a Mar que su historia con Arnau ya es pasado y que, como dijo Joan, ya solo es una amiga de la infancia. Así que las dos empiezan a elaborar un plan con Sahat para sacar a Arnau de prisión. Sahat habla con el infante y le dice que la deuda que tiene la corona con Arnau está saldada si no hacen absolutamente nada llegado el momento, y Mar revoluciona a todos los bastaix para que vayan a rescatar al cónsul de la mar. Y vaya si lo hacen. Y sin que el infante mueva un solo dedo.

Yo estoy encantada con el final. Hay puntos agridulces, el hecho de que Arnau no vaya a conocer a su madre por decisión de Francesca, o el hecho de que Aledis, por cariño a Francesca, renuncie a hablar con Arnau y decirle quién es. Y creo que esos puntos agridulces hacen que sea aún mejor final, porque lo convierten en un final realista. Arnau tiene su final feliz, se casa con Mar, tienen un hijo y ven terminada la catedral. Y Francesca, en parte, también tiene un final feliz. Y Aledis. Y Sahat, que vuelve a Pisa para seguir con sus negocios.

Lo único que no me ha gustado del final (y no porque sea dramático) es la escena en la que mueren Joan y Elionor. Que Joan termine volviéndose loco, prenda fuego a toda la habitación y se lleve a Elionor por delante... No sé si es porque no lo veía venir o porque me choca un poco teniendo en cuenta que la casa de Elionor estaba protegida y que Joan empieza a vivir una decadencia por lo que ha hecho en este capítulo, no antes. Pero no termina de convencerme.

Creo que han conseguido hacer el mejor capítulo de la temporada. Y era muy difícil, porque tenían que cerrar muchas tramas en muy poco tiempo (el capítulo dura poco más de cincuenta minutos), pero lo consiguen de una forma prácticamente brillante. Aunque tenía pinta de drama, tanto Arnau como Francesca terminan libres. Y creo que no hubiera sido tan buen capítulo, a pesar de que la historia ayuda mucho, si no fuera por los tremendos papeles que interpretan tanto Andrea Duro como Aitor Luna, Michelle Jenner, Josep María Pou, Pablo Derqui, Silvia Abascal, Nathalie Poza, Anna Moliner, Críspulo Cabezas, Sergio Peris-Mencheta o Paula Iwasaki. Bueno, y el resto de actores que no estuvieron en el último capítulo.

Sé que normalmente halago al reparto, pero es que creo que se lo merecen, porque mucha gente cree que no hay buenos actores en España y están equivocados. Que vean series como esta. Y espero que siga habiendo series españolas que hagan que nos sintamos orgullosos de nuestros actores, de nuestros directores, de nuestros guionistas y, en general, de cada persona que forma parte del equipo de un proyecto como este. Porque hay artistas muy buenos en España, solo falta más gente con valor que quiera demostrarlo.

The following two tabs change content below.

Andrea Arias

Empecé a perseguir historias con Castle y me topé con el mundo del cine y las series. Ahora, para mí, las buenas películas y series suelen tener un policía y un caso, o, en su defecto, un escritor sarcástico.

About Andrea Arias

Empecé a perseguir historias con Castle y me topé con el mundo del cine y las series. Ahora, para mí, las buenas películas y series suelen tener un policía y un caso, o, en su defecto, un escritor sarcástico.