La Balada de Buster Scruggs, los Coen se atreven con todo

La Balada de Buster Scruggs

La Balada de Buster Scruggs

3 Stars

Summary

Los hermanos Coen relatan seis historias que tienen lugar en el lejano oeste. Con la muerte como nexo conoceremos a fugitivos de la justicia, ladrones, hombres que sufren la fiebre del oro, mujeres que tratan de empezar una nueva vida y unos pasajeros de una diligencia muy extraños

Coder Credit

Netflix estrenó hoy la nueva película de los hermanos Coen, una antología de seis relatos del lejano Oeste que se planeó en un principio como una miniserie. Quizás hubiera funcionado mejor en este formato, pues tras las dos horas y diez de visionado tenemos una sensación irregular de la nueva obra de los Coen, que aun así tiene momentos que harán las delicias de todos los fans.

A través de un libro y un lector desconocido, La Balada de Buster Scruggs nos va presentando cada uno de los relatos, que aparentemente no tienen nada en común. El primer episodio es precisamente al que tiene como protagonista a Buster Scruggs (Tim Blake Nelson), un fugitivo buscado por la justicia que habla y canta directamente al espectador mientras trata de buscar una cantina donde beber y relajarse. Es el episodio más bizarro y más violento, en ocasiones demasiado; pero incluye también algunos de los mejores planos de toda la película, como por ejemplo uno desde dentro de la misma guitarra de Buster Scruggs. Al final los Coen parece que con este episodio pretenden parodiar el género en si mismo, llevando al extremo las situaciones más comunes del Western. 

El segundo episodio "Near Algodones" lo protagoniza James Franco, un ladrón de bancos con bastante mala suerte. El episodio resulta entretenido, pero tampoco da mucho más de sí. Peor es el tercer episodio "Meal Ticket" (quizás el peor de toda la antología), que cuenta con Liam Neeson, un hombre que viaja por el Oeste obligando a otro joven, sin brazos ni piernas (Harry Melling) a contar sus historias a las multitudes para ganar algo de dinero. Los Coen pretenden hacer aquí un episodio más lírico, pero los minutos son lo que son y los hermanos no consiguen armar un episodio que sea tan memorable como esperaban. 

Para suerte del espectador, que a estas alturas puede llegar ya a notar el peso de los minutos en el film, el cuarto cuento es el mejor.  En "All Gold Canyon" un Tom Waits que sufre la fiebre del oro nos ofrece la mejor interpretación de toda la película. Sus gestos faciales y sus susurros mientras cava en solitario son algunos de los momentos más brillantes de esta película. Pero además, tiene un par de giros en el guión que son lo suficientemente sorprendentes para mantenernos pegados a la pantalla.

Con el quinto episodio "The Girl Who Got Rattled" los Coen tratan de hacer la historia más prototípica , la de una chica (Zoe Kazan) que va con una caravana de pasajeros a Oregón, donde espera poder casarse mientras su hermano inicia unos negocios. Sin embargo, la joven tendrá que hacer frente a más problemas de los que espera llegando a uno de los finales más tristes de la película. Justo este final da pie al último cuento "The Mortal Remains", mucho más espiritual donde dos caza recompensas comparten viaje en una diligencia con otros tres pasajeros. El relato va narrando los motivos de los pasajeros para realizar este viaje, pero es desde luego Brendan Gleeson cantando y haciendo el silencio en el carruaje lo único destacable del mismo.

Al final los Coen demuestran que pueden hacer frente a cualquier género, pero los capítulos tienen una calidad tan distinta que al final este film pasa sin pena ni gloria por nuestras vidas. A nivel de fotografía los Coen saben explotar desde las praderas hasta el desierto y es uno de los puntos fuertes de La Balada de Buster Scruggs. Eso sí, los Coen vuelven a jugar al ya manido tema indios malos vs americanos medianamente buenos. Quizás en otro contexto social esto pasaría más desapercibido por muchos, pero a estas alturas pocas excusas hay ya para que los Coen no se hayan atrevido a narrar otras historias.

Con la muerte como nexo La Balada de Buster Scruggs retrata cada uno de los tópicos del Western: las cantinas, los robos, la fiebre del oro, los indios... todo está resumido en una película quizás demasiado larga pero que resultará imprescindible a los fans más acérrimos de los Coen.

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.