L.A. to Vegas, lo que no esperarías que sucediese en un vuelo

La FOX empezaba el año con un estreno muy original en su repertorio de series: L.A to Vegas, una comedia cuyo epicentro son los diferentes trayectos que realiza Jackpot Airlines cada fin de semana para transportar pasajeros desde Los Ángeles hasta la ciudad del juego. Era una apuesta diferente y un poco experimental, pero sus responsables han cuidado todos los detalles para enganchar al público, empezando por un reparto en el que todas las caras son conocidas, con Dylan McDermott (American Horror Story) como Capitán Dave en un papel que no se parece en nada a los que le hemos visto. Aparte de American Horror Story, le hemos visto en Objetivo: la Casa Blanca, Las ventajas de ser un marginado o en El abogado, con la que obtuvo, hace ya tiempo, un Globo de Oro.

Pero no sólo McDermott garantiza las buenas interpretaciones; tenemos a Nathan Lee Graham (Zoolander) como su asistente de vuelo Bernard, y a Kim Matura (UnReal) como azafata. El cartel añade a Ed Weeks (The Mindy Project) en el papel de Colin, uno de los pasajeros habituales que cada fin de semana persigue el gran sueño de volver de Las Vegas siendo millonario, y también a Olivia Macklin (The Young Pope) y a Peter Stormare (American Gods), la primera en el papel de bailarina y el segundo interpretando a un jugador profesional de póker.

Steven Levitan, uno de sus productores, es el responsable de éxitos como Modern Family o Frasier, y con el apoyo ejecutivo de Will Ferrell, especializado en comedia, ya tenemos una excelente fórmula para triunfar. De hecho, la serie se planteó como un conjunto de 12 episodios, y sin embargo, al ver la gran aceptación del público, se amplió con otros tres, de los cuales tendremos la oportunidad de ver el último de esta temporada el próximo lunes 7 en FOX LIFE España.

La trama se desarrolla principalmente a bordo de Jackpot Airlines, demostrando que un avión puede dar mucho de sí para que los personajes interactúen. Ya lo hemos visto antes, pero no en un trayecto tan tematizado como este. Entre los pasajeros veremos a soñadores, pero también a estafadores, y se sucederán anécdotas tan curiosas como resolver el hecho de tener, accidentalmente, un cadáver a bordo o suavizar el problema de un viaje con overbooking. Una serie en la que la tripulación es tan importante o más que los pasajeros, y sus lazos se tensan y se relajan en situaciones de índole sentimental o conflictos profesionales, o todo a la vez. Podremos ver curiosas escenas como la Artem (Peter Stomare) enseña a Nicole (Olivia Macklin) que enseña a calcular las probabilidades en el poker, o peleas entre capitanes en pleno vuelo, con apuestas de por medio por parte de sus compañeros y pasajeros habituales.

Pese a lo que pueda esperarse viendo el primer y el segundo episodio, la serie no sólo se desarrolla con el avión como escenario; algunas escenas sí sucederán en la famosa ciudad de las luces, y otras nos mostrarán los espacios privados de la tripulación. Podremos conocer a sus hogares, familias y amigos, y los veremos en situaciones ajenas al vuelo, dotando de algo más de riqueza el argumento y rompiendo con la monotonía que sospechaban que acabaría llegando los críticos que la rechazaron en el primer episodio.

¿Qué ha dicho, entonces, la crítica? Según Variety, “Tiene una premisa que es a la vez convencional y refrescante”; Indiewire comenta que “La serie resuena con una energía tonificante”. No le gustó tanto a los críticos de New York Post y The Hollywood Reporter, pero en IMDb, la nota media que le han dado los usuarios de a pie es de 7 sobre 10, y hasta la fecha ha recibido un 94% de votos positivos de los usuarios de Google. Todo apunta a una segunda temporada en la que se resuelvan los diferentes hilos argumentales que relacionan a unos personajes con otros.

Uno de los catalizadores del éxito de la serie ha sido su estreno simultáneo en todos los países que FOX abarca. Ya hemos visto esta fórmula con Netflix o HBO, y funciona. Si los espectadores españoles no tienen que esperar unos meses para ver algo que en EE.UU. está dando resultados, se viralizará automáticamente. En un panorama en el que la competencia cada vez es mayor, el “aquí y ahora” es esencial. Sólo hay que ver la fuerte acogida de la segunda temporada de WestWorld para comprobarlo. Si hubiésemos tenido que esperar medio año, tal vez la explosión se habría atenuado ligeramente, pero la noticia, con sólo dos episodios emitidos de esta temporada, es que la tercera ya viene de camino.

The following two tabs change content below.

Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.

About Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.