‘Julie and the Phantoms’: Kenny Ortega vuelve a ofrecernos una historia adictiva llena de buena música

Julie and the Phantoms

Julie and the Phantoms

Series: Temporada 1

3.5 Stars

Summary

Julie and the Phantoms cuenta la historia de la adolescente Julie que perdió su gran pasión y conexión con la música a causa de la muerte de su madre hace un año. Pero de repente, cuando está en el antiguo estudio de su madre en casa, aparecen los fantasmas de tres chicos que murieron en 1995, se trata de los componentes de una banda.

Coder Credit

Julie and the Phantoms es el nuevo proyecto dirigido por Kenny Ortega, famoso por traernos la saga de películas High School Musical y Los Descendientes. Ahora, de la mano de Netflix, la serie de 9 capítulos llega este próximo 10 de septiembre y nos trae un puñado de canciones adictivas con una banda de música muy original.

Julie and the Phantoms cuenta la historia de la adolescente Julie (Madison Reyes) que perdió su gran pasión y conexión con la música a causa de la muerte de su madre hace un año. Pero de repente, cuando está en el antiguo estudio de su madre en casa, aparecen los fantasmas de tres chicos que murieron en 1995, se trata de los componentes de una banda (Charlie Gillespie, Jeremy Shada y Owen Patrick Joyner). Gracias a ellos Julie siente que vuelve a despertar a la vida y consigue inspirarse para volver a cantar y componer canciones de nuevo. La gran sorpresa se la encontrará, que cuando Julie canta esos tres fantasmas aparecen frente a la gente para tocar con ella, así es como deciden formar su propia banda de Julie and the Phantoms.

La serie en si no es ninguna novedad, la trama la hemos visto infinidad de veces, una serie musical donde se busca el abrazar los altibajos de la vida, el perseguir tus sueños y lo que puedes conseguir cambiar con tu propia voz. Pero si juntamos en un proyecto al director y coreógrafo Kenny Ortega y al coreógrafo Paul Becker (Los descendientes, Blancanieves) ganadores de los premios Emmy y DGA, podemos conseguir una serie realmente fresca y adictiva.

No busquemos un gran desarrollo de personajes, porque no lo hay, no hay una profundidad donde indagar e incluso tenemos ante nosotros las típicas interpretaciones con reacciones sobre-actuadas, tan normales en este tipo de series o películas. Pero cuando estás acostumbrado al ver las anteriores grandes películas del director, no te sorprende ni realmente molesta.

Los diálogos no son grandes elaboraciones e incluso algunas bromas no tienen ni gracia, esos intentos por hacer reír, pero simplemente diré que funcionan dentro de la dinámica de la serie.

Cada capítulo gira en torno a la canción principal que interpretará alguno de los personajes en él, y el gran secreto de la serie son las puesta en escena de precisamente esos números musicales. Las canciones tienen un gran peso, se nota como mejoran las tomas de las escenas cuando se centran en los momentos que salen a escena Julie y su grupo, y las letras son simplemente geniales y adictivas, o eso digo yo porque tengo cierta debilidad por estos proyectos musicales... si, High School Musical marcó.

Ahora mismo si tuviera que comparar el tono de la serie, eligiría precisamente compararla con la estrenada en Disney+, High School Musical: The Musical: La serie, por la similitud de edades de los actores jóvenes y como emplean la música para abrazar los momentos más oscuros de la historia, ya sea el superar la añoranza de un ser querido que ya no está, o decir todo aquello que no se pudo decir cuando ya no tienes la opción de hacerlo.

La serie consta de 9 episodios de 30 minutos de duración, se ve realmente en un suspiro y es inevitable sentir cierta conexión con las canciones, por no estar tarareándolas a todas horas. Netflix ha colaborado con Columbia Records para la maravillosa banda sonora que estará disponible el mismo día.

Una de las preguntas que me han estado rondando todo el rato desde que vi toda la primera temporada es la razón por la que esta serie no está en Disney+ y si en Netflix, pero sea cual sea la razón, personalmente agradezco el poder disfrutar de este tipo de series, que podríamos considerar placer culpable para algunos, y soplo de aire fresco para otros.

En definitiva, Julie and the Phantoms es una serie refrescante, divertida, con unas canciones adictivas que pueden alegrar cualquier momento oscuro de nuestras vidas. Por favor, que anuncien pronto que habrá segunda temporada, es para una amiga.

Aquí os dejo para terminar, como el elenco principal interpreta de forma acústica uno de los grandes temas de la serie: Edge of Great.
The following two tabs change content below.

Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.

About Clara Orti

Friends cambió mi vida y Gilmore Girls me la terminó de fastidiar. Perdida en el mundo de la BBC e intentando llevar al día todas las series y vida social. O eso intento decirme cada día.