Jason Bourne

Jason Bourne

Jason Bourne

3 Stars

Summary

Jason Bourne se mantiene alejado de la CIA, que lo dan por muerto. Todo cambia cuando Nicky Parsons contacta con él y le cuenta que ha descubierto algo sobre su padre.

Coder Credit

“Jason Bourne” marca el regreso de Matt Damon a la franquicia por la que todos lo recordamos. Han pasado nueve años desde el estreno de “El Ultimátum de Bourne” y el director de la segunda y tercera entrega, Paul Greengrass, ha vuelto a formar equipo con Damon para traernos este nuevo capítulo en la vida de Bourne.

El que no ha vuelto ha sido Tony Gilroy, el guionista de las cuatro películas anteriores (sí, incluyendo “El Legado de Bourne”, de la que también fue su director), y esta vez el guión corre a cargo del propio Greengrass y Christopher Rouse. Es quizá esa la razón por la que estamos ante una secuela que, pese a entretener al espectador y tener escenas de acción que quitan la respiración, no llega a la altura de sus predecesoras.

La película empieza con un Jason Bourne en Grecia (aunque las escenas están rodadas en Tenerife) alejado de las maquinaciones de la CIA, intentando pasar desapercibido (pues todos lo dan por muerto) y ganándose la vida en peleas ilegales. Sin embargo, pronto se ve arrastrado otra vez a la acción cuando Nicky Parsons (Julia Stiles) contacta con él con información que puede interesarle sobre su padre.

Jason Bourne y Nicky Parsons
Jason Bourne y Nicky Parsons

A partir de ahí, asistimos a carreras, huidas y persecuciones que parecen no tener fin y que nos llevan de un sitio a otro del planeta. La película también nos ofrece flashbacks de las otras películas, como ya es típico de esta saga, y conocemos un poco más a fondo cosas del pasado de Bourne al mismo tiempo que el protagonista. Además de tener a Damon y Stiles, en esta entrega se incorporan Alicia Vikander, que interpreta a Heather Lee, la jefa de la división cibernética de la CIA, y Tommy Lee Jones, director de la CIA, y Vincent Cassel, un asesino de Blackbriar, como los principales antagonistas de Bourne.

Una de las partes negativas de esta secuela es el trabajo de cámara. Sin un minuto de descanso, la cámara no para de moverse en todo momento y sinceramente llega a ser frustrante, pues es imposible seguir la mayoría de los movimientos y peleas que se van sucediendo. Sé que es un recurso muy usado últimamente, pero a mí sigue sin convencerme este mareo de imágenes con el que parece que intentan ocultar al espectador lo que va ocurriendo.

No recuerdo si en las anteriores entregas con Matt Damon la cámara seguía este patrón, pero sí que tengo en mente las peleas de “El Legado de Bourne” (pese a los muchos detractores que tiene, ese “spin-off” me pareció mejor resuelto) mucho más limpias y claras. Si a esto le sumamos cierto suceso que ocurre bastante pronto en la película, decepción es la palabra que se me vino a la mente en mitad de la sala de cine. No porque sea una mala película en sí, estamos ante cine de acción y sabemos a lo que vamos, sino porque no es hasta los últimos minutos de la cinta cuando vemos retazos de algo interesante y que podría dar juego… pero es ahí cuando aparecen los créditos y nos quedamos con las ganas.

Alicia Vikander
Alicia Vikander es Heather Lee, la jefa de la división cibernética de la CIA

Los actores están correctos pese a que no dejan ninguna escena memorable (el personaje de Alicia Vikander podría haber dado mucho más de sí), pero no queda ninguna duda de que Damon está muy cómodo en la piel de Bourne. Quizás es Vincent Cassel el que más destaca en su papel de asesino sin remordimientos, pues otro de los nuevos personajes, Aaron Kalloor (Riz Ahmed), un especialista en tecnología, también se queda un poco desdibujado.

Si decidís ir a verla, no vayáis pensando que os vais a encontrar con otra entrega aún más buena que la anterior (curiosamente eso es lo que me pasaba a mí con las tres primeras, cada una me gustaba más que la anterior), pero si vais con la mentalidad de pasar un buen rato a costa de persecuciones y más Bourne, saldréis satisfechos del cine, pues pese a que pueda no parecerlo, disfruté bastante viéndola en cuanto me adapté a los movimientos infernales de la cámara. Sólo nos queda saber si habrá alguna secuela más o si quizás veamos un crossover con Jason Bourne y Aaron Cross en un futuro próximo.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

2 thoughts on “Jason Bourne

  1. Yo no tuve la suerte de poder adaptarme a los movimientos de cámara y salí del cine mareada. Tenía muchas ganas de verla pues la de Renner no me gustó nada y Bourne no me había fallado… hasta ahora.

    1. La verdad es que era mareante, y apenas dejaba ver lo que pasaba. Incluso en las escenas que no eran de acción, no paraban con la cámara. A mí la de Renner sí me gustó, supongo que principalmente por los actores… admito que la trama era normalita, pero me pareció incluso mejor que esta. Esperar tantos años por Bourne y que nos den esto es un poco indignante jaja

Comments are closed.