Jane The Virgin 3×04: Chapter Forty-Eight

Jane The Virgin 3x04: Chapter Forty-Eight

Jane The Virgin 3x04: Chapter Forty-Eight

Series: Jane The Virgin

4.5 Stars

Summary

Jane y Michael se enfrentan a un problema con su nueva casa, Rogelio sigue intentando triunfar en los Estados Unidos, Xiomara consigue un nuevo trabajo y Anezka tiene algún que otro problema...

Coder Credit

Peleas, reconciliaciones, estrellas invitadas… no estaríamos ante un capítulo de “Jane The Virgin” sin un poco de todo. Este ha sido uno de los mejores capítulos de lo que llevamos de temporada, no sólo porque el anterior marcó un hito en la vida de Jane y en este vemos cómo continúa su historia, sino porque también asistimos al inicio de nuevas amistades entre personajes muy dispares. Y ese final. ¡Ese final! Ya era hora.

Por una parte tenemos uno de los temas que siempre están presentes en la serie: las diferencias generacionales entre las Villanueva, sobre todo entre Alba y Xiomara. Sin embargo, esta vez no es la típica pelea a la que estamos acostumbrados sino todo lo contrario. Xiomara busca un nuevo trabajo y acepta el primero que consigue: trabajar en un banco. Pese a que Alba sabe que a Xo no le va a ir nada bien ese trabajo porque conoce a su hija y sabe que se va a aburrir, decide apoyar a su hija por una vez y animarla en su primer día.

Efectivamente, Xiomara deja el trabajo después de un día porque no lo soportaba, pero como Alba la ha apoyado tanto, no quiere que su madre se entere de lo que ha pasado y consigue otro trabajo en otro sitio y mientras fingirá que sigue trabajando en el banco. Ni que decir tiene que fracasa estrepitosamente y Alba acaba enterándose de todo. Pero en vez de enfadarse, simplemente le dice que la había apoyado porque como siempre han discutido por todo, no quería decirle que el trabajo no encajaba con ella.

El primer y último día de Xo
El primer y último día de Xo

Puede que estemos por fin ante una etapa en que las dos Villanuevas no se peleen más por tener diferentes opiniones, pues comparten una bonita conversación en la que Alba le dice a Xo que no quiere volver a la época en la que no estaba Jane y se llevaban fatal. Asimismo, le dice a su hija que no tenga prisa por encontrar un trabajo, que se pare a pensar en lo que quiere hacer con su vida y que entonces se ponga a ello.

En el otro lado de la familia de Jane tenemos a Rogelio, que cómo no, sigue intentando hacerse un nombre en Estados Unidos (quizás se lo quiera pensar ahora que Trump es presidente) y para ello va a necesitar la ayuda de Rafael. Pues no sé si recordáis a Amanda Elaine, la profesora del grupo de escritura de Jane interpretada por Jane Seymour, pero parece que las cosas le van bien y va a presentar un libro que se convertirá en una película navideña de esas del canal Hallmark y claro, Rogelio quiere hacerse con el papel protagonista.

¿Pero qué pinta Rafael en todo esto? Amanda se percatará del encanto de Rafael y quiere que sea su cita en un evento benéfico al que asistirá y claro, le pide a Rogelio que consiga que Raf vaya con ella. Puede que esta sea la primera vez que Rogelio preste atención de verdad al que es padre de su nieto y pronto descubre que Rafael es una buena persona y puede que esto sea el inicio de una bonita amistad. Al final Raf acaba yendo con Amanda a la cita benéfica pero no todo acaba bien para Amanda y Rafael se disculpa con Rogelio porque no cree que vaya a conseguir el papel por su culpa.

Rogelio se acaba de dar cuenta de que Raf es guapo
Rogelio se acaba de dar cuenta de que Raf es guapo

Aparte de esta nueva pareja, Rogelio tiene la oportunidad de pasar tiempo con… ¡Luisa! Ya que Rafael le hacía el favor de ir con Amanda, a cambio Rogelio pasará la velada con la hermana de Raf y, contra todo pronóstico, la ayudará con su problema con el alcohol. Y es que Rogelio llega hasta donde nadie parece haber podido llegar: dónde radica el problema de Luisa, que no es otra cosa que el sentirse una mala hermana y provocar problemas en su familia sin poder evitarlo y ahora que Rafael lo está pasando mal porque su madre ha muerto (sí, finalmente Elena muere en prisión con aquella Biblia en la mano), ella no consigue apoyarlo porque tiene sus propios conflictos.

Rogelio le da un consejo bastante importante: antes de preocuparte por ayudar a los demás, ayúdate a ti misma. Con esto, nos despedimos supongo una vez más de Luisa, pues irá a rehabilitación una vez más, y esperemos que esta sea la definitiva. La verdad es que si obviamos la parte más “telenovelesca” de la serie, es realmente importante lo que consigue “Jane The Virgin”: tratar problemas reales de manera muy realista.

La tónica sigue cuando nos encontramos esta semana con los recién casados, pues de pronto se enteran de que su casa, la que habían logrado alquilar y a la que se han mudado por fin, no es su casa para nada, pues se sigue mostrando a posibles inquilinos. ¿Cómo ha pasado esto si Jane y Michael han pagado religiosamente los mil dólares que cuesta cada mes? Ahhhhh, recordemos que habían conseguido esa casa a mejor precio porque Petra pagaba otros mil dólares mensuales sin que ellos lo supieran.

Las cuentas no cuadran
Las cuentas no cuadran

¡Problemón a la vista! Evidentemente, Anezka no sabía nada de ese trato y no siguió pagando, así que la pareja se entera de la peor manera posible: el que alquila la vivienda les ha dicho que alguien pagaba el resto del dinero y ¿qué piensan los recién casados? Que ha podido ser o Rafael o Rogelio claro. Pero qué va, ni uno ni otro así que están más confundidos que nunca hasta que Jane se encuentra en el Marbella al que hizo el trato con Petra y le sonsaca la verdad: que era la exmujer de Raf la que les había estado pagando la diferencia.

Anezka logra salir del paso cuando Jane se encara con ella y le dice que con su pelea y lo de su hermana se le había olvidado seguir pagando la cuota. Jane como no podía ser de otra forma, se lo agradece porque ha sido un bonito detalle pero le dice que no tiene por qué seguir pagándoles la casa, que lo harán ellos. Y este es otro de los problemas reales a los que se enfrentan Jane y Michael: ajustar cuentas y ver cómo recortar gastos para poder llegar a pagar los 2000 dólares que cuesta la casa perfecta.

Tanto recorte y tanto agobio por no perderla no podía acabar de otra forma que en una pequeña pelea. Como Jane ha vivido toda su vida con un colchón económico porque lo tiene todo muy controlado, pero Michael no se obsesiona tanto por eso, pues no se le ocurre otra cosa a nuestra protagonista que decirle a su marido que cada mes paga un gimnasio para Mateo cuando no es verdad y sólo era para tener unos ahorros apartados cada mes. Como es obvio, Michael no tarda en enterarse y el infierno se desata: él le echa en cara a Jane que ha vivido en casa de su familia siempre y ella que él es un desorganizado y que acaba de enterarse de que todavía no ha terminado de pagar los préstamos estudiantiles.

La cena con estos dos no es como para revivirla
La cena con estos dos no es como para revivirla

Un desastre vamos, pues los dos están bastante enfadados. Pero no os preocupéis, como ya es también habitual en la serie, pronto hablan el uno con el otro con el corazón en la mano y deciden que esa casa no merece tanto estrés ni tanto pasar penurias para poder pagar los dos mil dólares. Lo mejor que podían hacer, porque sacar mil dólares extras (o menos porque ya hasta hablaban de pedir un préstamo a Rogelio cada mes) de sus sueldos iba a ser muy complicado.

Así pues, en este capítulo la pareja iba a tener una fiesta de inauguración pero se convierte pronto en una fiesta de despedida. Pero antes de todo este lío, también se pasan por la casa Anezka y Scott, porque Jane no puede evitar invitar a la rubia y claro, ésta se trae a su nuevo novio. Ni que decir tiene que es un desastre total y absoluto. Scott también da bastante guerra esta semana, pues en un intento por promocionar más el Marbella para tener más clientes y así que Petra (Anezka) pueda vender sus acciones a un precio más alto, instaura la “Iniciativa Flamenca”.

No, no tiene nada que ver con el estilo musical tan característico español, sino con ese animal rosado que se suele sostener sobre una sola pata. El caso es que los empleados tendrán que vestirse de flamencos y toda la decoración será rosa y eso. Pero Jane y sus amigos no están muy conformes con todo este lío y además significa más trabajo y quieren hacer una huelga. Scott intenta incluso sobornar a Jane pagándole los mil dólares extra del alquiler para que los empleados trabajen y se pongan los trajecitos de rigor. Jane lo rechaza, no así su amiga Lina, que acepta el dinero de Scott y esto lleva a una pequeña riña entre las dos amigas. Y a una más grande más tarde con Anezka que acaba con las dos en la piscina a golpes.

La cosa acaba mal en la fiesta
La cosa acaba mal en la fiesta

Además de todo esto, Anezka le da un ultimátum a Rafael porque tiene que vender cuanto antes la parte de Petra  por mandato de su madre, que le ha mandado a una criminal para que la intimide y siga con el plan que habían maquinado. En el ultimátum le da un par de días para que le dé permiso para vender sus acciones (necesita el permiso de Rafael y Luisa para ello) y además Rafael quiere comprar esas acciones porque no quiere a un desconocido en los asuntos del hotel. Pero a Anezka le da igual y encima acaba chantajeándolo con los secretos que le ha contado Scott sobre haber ocultado las cuentas turbias que había en el hotel cuando su padre lo dirigía.

¿Qué hará el pobre Rafael? Por cierto que en la fiesta de despedida del piso que ni siquiera pudieron inaugurar bien, Michael tiene una breve conversación con un compañero sobre lo que había en la Biblia que sostenía la madre de Rafael, que parece que está llena de algunas palabras clave que no tienen ni idea todavía de lo que significan. En esa fiesta también tienen unas palabras Michael y Rogelio, pues éste está preocupado porque empieza a ser amigo de Rafael también y piensa que a Michael le puede molestar. Y no es así, así que Michael le dice que no hay ningún problema, que ambos tienen una buena relación ahora.

Esta es la elemento que le ha mandado su madre a Anezka para intimidarla
Esta es la elemento que le ha mandado su madre a Anezka para intimidarla

¿Qué más puede pasar en 40 minutos? Pues por fin, lo más importante de todo. ¡Jane se ha dado cuenta de que Petra no es Petra! En un breve encuentro en el pasillo del hotel, Jane reconoce a Anezka haciéndose pasar por su gemela y se lo dice de inmediato a Rafael. El grito de ¡por fin! que solté tuvo que oírse hasta en Japón.

Empieza a cocerse un buen enfrentamiento y la parte policial de la serie parece que resurge con la muerte de la madre de Rafael. Esto promete y mucho. Además, espero que en cada episodio sigan modificando creativamente ese título de “Jane The Virgin” que ya no es cierto para nada. ¿Qué os ha parecido a vosotros?

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.