How to get away with murder 6×05: We’re All Gonna Die

How to get away with murder 6x05: We're All Gonna Die

How to get away with murder 6x05: We're All Gonna Die

Series: How to get away with murder

3.5 Stars

Summary

Mientras Frank se debate entre la vida y la muerte, el resto de integrantes del grupo debate, cada uno de manera individual, sobre lo que estarían dispuestos a hacer para sentirse queridos.

Coder Credit

Son muchas las historias individuales que han convergido en el episodio de esta semana: Frank en el hospital tras haber sido torturado por Xavier, Michaela conociendo a su padre, Asher reencontrándose con su familia tras tanto tiempo distanciados, Tegan enfrentándose a su tal vez futura ex mujer, Annalise confesándole a Gabriel cómo comenzó su relación con Sam, y Connor y Oliver planteándose cómo de sincero son el uno con el otro.

Todas y cada una de estas historias han tenido un punto en común: todos quieren sentirse queridos y para conseguirlo, o más bien por miedo a estar solos, son capaces de hacer cualquier cosa. Y la mayoría de las veces esa obsesión por sentirse amados les lleva a cometer un error detrás de otro.

Hasta ahora el ejemplo perfecto de esa larga sucesión de errores era Annalise. Su miedo a aceptar que a quien quería realmente era a Eve, reconociendo con ello que era gay (en su mente y en aquella época, "que no era normal"), hizo que se tirara en los brazos de Sam y de ese futuro de tener una familia soñada. Un sueño que en realidad era de Sam y que le llevó, obsesionado por conseguirlo, a hacer de la vida de Annalise un auténtico infierno.

Y del mismo modo, por el miedo de Annalise a ser rechazada por Sam, que era el único con el que veía que podría tener esa sensación de pertenecer a una familia, de pertenecer a algo importante, aceptó que su vida fuera ese infierno… Y aun a día de hoy sigue pagando los errores de aquellas malas decisiones.

Algo similar ocurre con Bonnie y Frank con la confesión de este último de que quiere a Bonnie. ¿Hasta qué punto es real o solo un desesperado intento por sentirse querido? Visto que Laurel parece que ya no va a formar parte de su futuro, por qué no acudir a esa mujer que siempre ha estado enamorada de él. La misma con la que se acostó cuando temía que iba a suicidarse. Es decir, la misma de la que parece que solo se acuerda en situaciones especialmente desesperadas.

Annalise sí que parece que ya es capaz de reconocer los errores cometidos, aunque solo sea porque ha tenido más tiempo para recapacitar. Pero sus alumnos, como dignos herederos de Keating, deben cometer sus propios errores y sobre todo deben tener esa manía de no aprender de ellos. Y eso es justo lo que está ocurriendo con el tema de la confianza.

Aunque lo cierto es que me parece bastante lógico que pase algo así. Después de tantas veces engañándose u ocultándose la verdad han llegado a un punto en el que, pese a que quieren confiar en la otra persona, y pese a que esa persona puede ser la que impida que estén solos, todo el daño que han sufrido les lleva a no confiar al cien por cien los unos en los otros.

Eso es lo que le ha ocurrido a Bonnie y a Frank con Annalise (aunque parece que el bache ha sido rápidamente superado) y lo que le está pasando a Asher. Así, pese a que su madre rechazó a Asher cuando su padre acababa de suicidarse, y pese a que su hermana ni siquiera dio señales de vida entonces, el miedo a que sus supuestos amigos vuelvan a dejarle de lado hace que prefiera irse con lo que le queda de familia.

Otra que se encuentra en la cuerda floja emocional es Tegan y no es para menos tras recibir la confesión más honesta y brutal que puede recibir una persona: oír de boca de la mujer a la que sigue queriendo que ella ya no está enamorada de ella.

No obstante, por mucho que haya dolido verla rota de dolor, y por mucho que haya aliviado ver que al menos cuenta con amigos y en ese sentido es normal que acuda a Annalise, pues las dos son muy parecidas, espero de corazón que no pasen de esa amistad. ¿Qué necesidad hay de darle a todas las relaciones siempre un componente romántico? Si lo que queremos es sentirnos queridos, por qué no es posible contar para ello con los amigos que tan bien nos conocen.

Luego está el caso de Michaela Prat, que nuevamente ha demostrado ser una versión más rejuvenecida de Annalise. Y es que, aunque haya sido fantástico verla ponerse del lado de Asher cuando este más les necesitaba, mostrando que sigue siendo esa mujer tan inteligente como badass y un tanto creepy, ha decepcionado verla caer en la pura avaricia cuando en principio iba a cantarle las cuarenta a su padre para a los cinco minutos aceptar trabajar para él.

Espero de corazón que la conversación con Connor le haga recapacitar un poquito, pues si bien puede dar rabia verla comportarse de un modo tan mezquino, que al menos sea para salvar sus vidas y evitar acabar en la cárcel, y no por el simple deseo de tener dinero.

Y por último tenemos el caso de Nate, un personaje que empiezo a desear que sea el posible segundo cadáver de la temporada. Y es que ya empieza a cansar. La verdad, no tengo ni idea de por qué le han dado este giro tan radical a un personaje que en principio parecía ser el único realmente bueno; tanto que siempre acababa metiéndose en líos y comportándose como un idiota.

Pero lo cierto es que prefería al Nate del principio, ese hombre que era idiota porque era demasiado bueno y confiado, que el idiota que está siendo ahora porque se está pasando de desconfiado. Y encima solo para lo que le interesa. Porque cuando le insinúan que Ron Miller era inocente enseguida sospecha de que le están mintiendo, pero si es Tegan la que está en el punto de mira ni siquiera escucha.

La verdad, es una pena que este personaje haya pasado a ser tan detestable y sobre todo tan cansino, con todos los buenos momentos que nos ha regalado. Y viendo que ahora es un hombre que entra en modo asesino en cuanto se le cruzan los cables y al que hemos dejado a solas con la ya ex mujer de Tegan… espero que no sea el responsable de un posible nuevo muerto para la operación del FBI para acabar con Annalise Keating.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.