How to Get Away With Murder 5×09: He Betrayed Us Both

How to Get Away With Murder 5x09: He Betrayed Us Both

How to Get Away With Murder 5x09: He Betrayed Us Both

Series: How to Get Away With Murder

4 Stars

Summary

Una vez descubierto quién es Gabriel Maddox en realidad, e hijo de la primera mujer de Sam Keating, toca responder todas las preguntas que llegan con él, y que de nuevo nos llevan al pasado.

Coder Credit

Tal vez el episodio que ha servido para retomar una serie con tantas sorpresas como es "Cómo defender a un asesino" no ha sido tan espectacular como cabría esperar. Y después de cómo terminó la midseason, en esta ocasión no se han vivido escenas tan sobrecogedoras como las de la boda de Oliver y Connor, ya fueran para bien o para mal. Sin embargo, estoy más que satisfecha con todo lo que ha ocurrido. Y es que tras una primera parte de la temporada que había dejado tantísimas preguntas por resolver, que en este primer episodio se hayan respondido prácticamente todas está pero que muy bien.

La primera de esas respuestas es la que ha servido como final de episodio y con el regreso de una cara conocida: la de Eve Rothko. La mejor amiga y antigua pareja de Annalise ha vuelto. Aunque por lo que se ha visto en realidad nunca se fue, ya que ella ha resultado ser esa persona misteriosa con la que Frank hablaba por teléfono tras descubrir quién era Gabriel Maddox.

La presencia de Eve también ha servido para explicar por qué Frank sabía quién era Gabriel (porque Eve le entregó el email que Sam escribió a Vivian Maddox pidiéndole ver a su hijo Gabriel) y por qué, pese a saber quién era Gabriel, no decidió contárselo a Annalise hasta no estar seguro… ¿Seguro de qué ¿De que Gabriel era el hijo de Sam? No, porque eso lo supo desde el instante en que escuchó su apellido. Lo que Frank necesitaba era tener en su poder el certificado de nacimiento de Gabriel para confirmar un pequeño detalle que lo cambiaba todo: ¿sabía Gabriel que él era el hijo de Sam Keating?

Porque ahora que sabemos que Gabriel sabe que él es el hijo de Sam, la principal duda que surje es cuál es el verdadero motivo por el que ha contactado con Annalise.

En ese sentido ha sido el propio Gabriel quien le ha contado todo a Annalise, a través de una  sorprendentemente productiva charla, y al parecer lo único que quiere es desvelar todos los misterios que rodean a la muerte de su padre. Así es, la primera muerte que presenciamos en esta serie sigue causando problemas. 

Por otro lado, recordemos que justo antes de morir Wes dejó un mensaje que los demás utilizaron para culparle de las  muertes que habían quedado en el tintero: la de Rebecca y la del propio Sam. Y a raíz de escuchar ese mensaje parece ser que Gabriel también ha quedado satisfecho… ¿Parece? Con esta serie uno nunca puede estar seguro de nada y, a tenor de la última llamada que ha hecho, todo apunta a que hay algo más.

Sea como sea, de lo que no quedan dudas es que la tragedia llegó a la vida de todos estos personajes hace mucho tiempo y que desde entonces todo lo que han hecho ha sido para intentar soportar mejor ese dolor… solo para acabar hundiéndose más y más en su miseria.

Así, si hasta ahora Sam era el malo oficial de la historia, pues era el marido que engañaba a su mujer y ordenaba que mataran a su amante, el hombre que parecía que nunca quiso a su mujer y, por último, el desgraciado que iba dejando por ahí a antiguas mujeres e hijos, hoy hemos podido conocer un poco más de él y por qué hacía todo eso.

Y sin pretender justificar ni mucho menos sus acciones, nos hemos encontrado con un hombre al que la vida golpeó con algo tan serio como es la muerte de su hijo antes de que este naciera, ante lo que él simplemente trató de superarlo lo mejor que pudo. No deja de ser ese instinto de supervivencia que forma parte del ser humano, por el que siempre tratamos de levantarnos y de seguir adelante.

Lo malo es que en ese deseo por seguir adelante, muchas veces lo único que conseguimos es estropearlo todo aún más. Y en ese sentido los personajes de HTGAWM son unos expertos.

En el caso de Sam la muerte de su hijo y ver que su sueño de formar una familia con Annalise no se iba a cumplir le llevó a querer volver con su antigua mujer e hijo, daba igual si hacía once años que no les había visto. En ese instante de desesperación Sam quiso agarrarse a un clavo ardiendo, pues veía en esa familia la última posibilidad que le quedaba de ser feliz y acabar con todo ese dolor que estaba sufriendo.

En el caso de Annalise su desesperado intento por superar la muerte de su hijo consistió en intentar adoptar a Christopher, el niño que había perdido a su madre por culpa del hombre al que ella había defendido. Esta es la otra gran incógnita que llevaba pululando desde la primera parte de la quinta temporada, ya que con la famosa adopción fue con lo que la Gobernadora de Philadelphia amenazó a Annalise, y por fin descubrimos a qué se refería.

Y es que con ese descubrimiento se abre un interesante panorama, sobre todo por la presencia de Gabriel. Porque si la respuesta de Annalise de que fue Wes quien mató a su padre no termina de convencerle y decide seguir investigando, no tardará mucho en descubrir que Annalise intentó adoptar casualmente al chico que años más tarde mataría a su padre; el mismo hombre del que Annalise ha dicho que era un mal padre y un mal hombre, pues hizo daño a todas las personas que le rodearon en su vida. Vamos, que es muy poco lo que Gabriel tiene que decir para que se abra una nueva investigación sobre la muerte de Sam que vuelva a poner a Annalise en la lista de los sospechosos.

Pero no adelantemos todavía teorías y quedémonos con ese otro ejemplo de lo cruel que es la vida. Y de cómo el duro revés que es perder a un hijo puede hacer que alguien a quien conocimos siendo una mujer tan fuerte, en el pasado la llevó a pedir el perdón de Sam y a suplicarle, rota de dolor, que se quedara a su lado, cuando ella tendría que haber sido la primera en comprender que no era un buen hombre y que cuanto más lejos estuviera de ella, mucho mejor.

Y para terminar de urdir esa trampa del destino que ligó para siempre a Sam y a Annalise, con todas las consecuencias que eso iba a traer, tenemos a Frank. Él fue el principal implicado en la muerte del bebé de Annalise y quien, también roto por el dolor y la culpa, pensó que la mejor manera de expiar sus culpas sería asegurándose de que Sam no abandonara a su mujer y se quedara a su lado… ¡Cómo de distinta habría sido la cosa si le hubiera dejado enviar esa carta y volver con Vivian! Pero por querer aprender de los errores y por una vez hacer las cosas bien, al final lo que consiguió Frank fue estropearlo todo un poco más.

Y hablando precisamente de Frank él es el único que, de momento, también conoce el otro gran drama que se está viviendo en el grupo. El protagonizado por Bonnie, Nate y Miller. Esta trama ha tenido poca presencia en el episodio de esta semana, pero no hay duda de que va a traer mucha cola.

Lo primero de todo, Miller era un hombre inocente (hasta que se demuestre lo contrario) que Nate destrozó a golpes porque estaba convencido de que ordenó la muerte de su padre, y al que luego Bonnie terminó de matar. Y aunque Nate ha intentando calmar el corazón de Bonnie diciéndole que habría muerto de todas formas y que en realidad le ahorró mucho sufrimiento, lo cierto es que todavía no hemos oído de la propia Bonnie por qué hizo lo que hizo.

Y mientras tanto tenemos al resto de chicos, al que por supuesto nadie ha contado nada (no vaya a ser que puedan ayudar), por lo que van a intentar solucionar las cosas por su cuenta. Y partiendo del hecho de que creen que Bonnie ha matado a Gabriel y que ahora les vendría de perlas el fiscal del distrito, para quien trabaja Asher, ¿por qué no contactar con él?

Si es que vuelve a mascarse la tragedia… 

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.