Hawaii Five-0 9×24: The Hand Is at Fault

Hawaii Five-0 9x24: The Hand Is at Fault

Hawaii Five-0 9x24: The Hand Is at Fault

Series: Hawaii Five-0

2 Stars

Summary

El cinco cero se ve inmerso en un caso de Seguridad Nacional donde se reencontrarán con un viejo enemigo.

Coder Credit

Falta un episodio para acabar la novena temporada, con una décima ya confirmada, y los guionistas siguen dándonos una de cal y otra de arena. Si a primera vista parecía que estábamos ante un episodio con un argumento interesante y repleto de acción pronto nos daremos cuenta que es un burdo engaño para volver a distraernos con una subtrama de relleno absurda y que da vergüenza ajena.

No sé a quién se le ocurrió que meter al hermano de Lou como personaje recurrente era una buena idea, se supone que sus discusiones deben ser graciosas pero a mí personalmente me provocan ganas de adelantar sus escenas o incluso quitar el capítulo. Además da la casualidad de que siempre que aparece Percy Grover, su trama está relacionada con la comida y ahora acusa a una panadería de la isla de haberle robado la receta de uno de sus pasteles.

Y, tras contárselo a Lou, allá que van los dos a solucionar el asunto, porque el cinco cero no tiene cosas más importantes que hacer. ¿Que hay un caso que afecta a la seguridad del país? Da igual, Grover se mete en una disputa por unos dulces alegando que el resto del equipo se basta y se sobra porque son suficientes, ¿en serio? No solo hablar que Danny ni siquiera aparece (y ya ni nos dan una excusa a su ausencia) es que en un caso tan importante deberían estar TODOS allí, pero bueno.

La resolución del robo de receta es tan absurda como la propia trama

Vayamos al caso en sí, que es lo único que aporta algo de entretenimiento y sentido al episodio. Todo comienza con un recordatorio de un hacker al que conocimos la pasada temporada y que se infiltró en los sistemas del cinco cero, Aaron Wright, el equipo no pudo detenerlo y el delincuente escapó. Pero ahora nos lo encontramos tranquilamente yendo a trabajar a una oficina y llevando café a sus compañeros, la incertidumbre queda pospuesta cuando aparecen unos tipos armados que empiezan a disparar y a robar los datos que almacenan en los ordenadores.

Wright logra escapar y acude a Tani en busca de ayuda, la mujer no se deja engañar sin más y lo neutraliza para llevarlo al cuartel y que allí todos escuchen lo que el criminal tiene que decir. Este les explica que el gobierno lo atrapó pero le ofreció inmunidad a cambio de que trabajara para ellos, añadiendo que en la oficina encubierta donde se encontraba había mucha información clasificada que podría poner en peligro la seguridad del país.

Así comienza una investigación que los lleva a identificar a los asesinos como mercenarios a sueldo pero no saben quién los ha podido contratar, tras indagar un poco más en la vida de las víctimas descubren que uno de ellos se dedicaba a encontrar trapos sucios de gente varia y chantajearlos para no hacer público lo que encontraba. Mirando sus cuentas descubren el pago de una importante compañía de instrumental médico y comienzan a sospechar que ahí tienen un motivo.

A nadie le hace gracia tener que trabajar con el hacker
 

Pero para poder acusar a la empresa tienen que tener pruebas y Jerry se infiltra en el edificio con ayuda de las habilidades informáticas de Wright. Obtienen mucha información y entre ella justo lo que necesitaban: la compañía ha estado vendiendo unas máquinas que provocaron varias muertes en el periodo de pruebas y lo han mantenido oculto para así obtener beneficios. Además el rastro del dinero pagado a los sicarios los lleva al dueño de la empresa y no tardan en detenerlo.

Mientras tanto, Tani y Junior han estado actuando como cebo para atrapar a los asesinos que quedaban libres y son los únicos que protagonizarán la poca acción del episodio con una persecución y un accidente de coche con tiroteo que podría haber acabado bastante mal para la pareja.

Con el caso ya resuelto, Wright vuelve con su jefe de Seguridad Nacional pero nada era lo que parecía y es solo al final del episodio cuando Jerry y Adam descubren que el tipo ha jugado con ellos: ha sido el que estuvo detrás de la matanza todo el tiempo y quien tiene ahora la información en su poder, dejando así el final abierto para el último capítulo de la temporada.

Han vuelto a fiarse de quien no debían
 

Por otro lado, Junior ha tenido un momento muy delicado ya que el conductor borracho que mató a su hermana siete años atrás ha pedido la libertad condicional, Junior acude a la vista oral para rogar que no se la concedan pero las palabras de arrepentimiento del tipo hacen que se lo replantee mejor y acaba dándose cuenta que el hombre no es el villano que siempre ha creído sino un hombre normal que cometió un grave error y merece una segunda oportunidad.

Así nos quedamos hasta el próximo sábado donde 'Hawaii Five-0' pondrá punto y final a su novena temporada y esperamos que con un poco más de acierto, porque echando la vista atrás creo que podemos afirmar que ha sido la peor de todas desde su comienzo.

 
The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

Deja un comentario