Hawaii Five-0 8×10 y 8×11: The Future Is in the Past y A Tall Tree Stands Above the Others

Hawaii Five-0 8x10 y 8x11: The Future Is in the Past y A Tall Tree Stands Above the Others

Hawaii Five-0 8x10 y 8x11: The Future Is in the Past y A Tall Tree Stands Above the Others

Series: Hawaii Five-0

4 Stars

Summary

En el primer episodio la vida de Danny corre peligro cuando un desconocido se cuela en el ala de cuarentena dispuesto a ajustar cuentas con el detective. El segundo capítulo nos presenta un caso de robo con los ladrones disfrazados de Santa Claus, que complicará las cosas al equipo para poder darles caza.

Coder Credit

El cinco cero se despide hasta 2018 con dos episodios que no podrían ser más distintos. Mientras que el primero nos mantiene en tensión y se convierte en uno de los capítulos imprescindibles de esta temporada, el segundo, dedicado a la Navidad, es totalmente calmado y sin apenas emoción que peca un poco de patriotismo americano. Los guionistas nos dan un poco de cal y un poco de arena, pero además nos dejan con una pregunta sin respuesta que esperamos obtener más adelante.

Después de los acontecimientos ocurridos la semana pasada, comprobamos que Steve, Danny, Junior y Tani aún siguen en el hospital en el ala de cuarentena. Los cuatro están ya muy frustrados y aburridos de estar allí metidos, incluso Steve llega al punto de raparse y querer hacer lo mismo con Junior y Danny que lo evitan como pueden. Sin embargo, saben que en pocas horas les harán una última prueba que seguramente suponga ya que les den el alta. Pero todo se tuerce cuando un tipo irrumpe en el cuarto, los amenaza con una pistola y tras preguntarle a Danny si lo reconoce, le pega un disparo para acto seguido suicidarse.

Y la gran pregunta es: ¿quien demonios es este hombre y qué tiene en contra de Danno? No obtendremos respuesta ni en este episodio ni en el siguiente, pero imagino que es una trama que desarrollarán según avance la temporada. Nos encontramos por tanto a Danny malherido y teniendo alucinaciones según va perdiendo sangre, y a Steve, Tani y Junior tratando de salvar su vida a la vez que intentan salir de allí o avisar a alguien para que acuda en su ayuda, lo que no va a resultar fácil porque el atacante ha puesto una bomba en la única puerta de entrada y salida.

Steve teme por la vida de Danny

Voy a comenzar comentando la parte real del episodio, y luego analizaré los “sueños” de Danny, no vamos a negar que hay algunas cosas que chillan McDanno por todas partes y yo ya no sé si es la forma de los guionistas de asegurarse audiencia, o allanan el camino para hacer algo más, cosa que me sorprendería demasiado porque dudo que la CBS y Peter Lenkov se atrevan.

Una vez ocurrida toda la acción, la gran preocupación de todos es salvar la vida de Danny, de manera que Steve pone toda su atención en taponar la herida y con Junior como ayudante lo colocan sobre una mesa para comprobar la gravedad de la herida, si la bala ha salido y esas cosas. Tani tiene la misión de encontrar una salida, algo que es imposible porque están encerrados y hay una bomba, pero Tani es una mujer de recursos y lo que hace es romper una tubería del cuarto de baño para que éste se inunde, y los del piso de abajo den la alarma cuando empiece a caer agua.

Para cuando llegan los refuerzos se encuentran con el problema de que la bomba es muy sensible al movimiento (pero después de los golpes que le ha pegado Tani a la puerta con una silla sin detonarla, creo que podrían haberse arriesgado) y tardarían demasiado tiempo en poder desarmarla, un tiempo que Danny no tiene. Mientras Lou discute con los artificieros sobre el mejor modo de proceder, Steve recibe instrucciones de un cirujano para poder mantener con vida a Danny, ya que su pulmón está dañado y el aire se está acumulando en su interior, por lo que tiene que hacerle una incisión para liberar un poco de presión en su pecho.

Lou y Tani observan impotentes como peligra la vida de su amigo

Danny va recuperando y perdiendo la consciencia con el paso del tiempo, Steve intenta mantenerlo despierto pero su compañero está cada vez más ido, si al principio preguntaba por la identidad del tipo que le ha disparado o decía que quería despedirse de sus hijos antes de morir, ahora ya no distingue entre sueño y realidad y Steve comienza a preocuparse cada vez más.

Los artificieros logran dar con una solución algo arriesgada, consistente en provocar una explosión en otra pared de la sala para poder sacar a Danny, Lou no está conforme pero sabe que el tiempo se les agota y avisa a sus amigos para que se resguarden. Los tres llevan a Danny a un rincón, y se protegen usando los colchones como escudo para evitar los efectos de la detonación. El problema es que el agujero en la pared es demasiado pequeño y van a tardar otros quince minutos en traer más explosivos, momento en el que Grover pierde la paciencia, coge un mazo y se abre paso derribando la pared a golpes.

Un equipo médico se lleva a Danny a quirófano pero no dejan que Steve vaya con él, porque aún les tienen que hacer pruebas para asegurarse que ya no son contagiosos por el virus al que se vieron expuestos. Mientras Danny es operado a vida o muerte, sus amigos se van reuniendo en la sala de espera, incluido Eric, el sobrino del policía, que está particularmente afectado porque toda su vida ha cambiado a mejor gracias a su tío y se da cuenta que nunca le ha dado las gracias.

Y aunque sepamos que Danny se va a recuperar, no podemos evitar sentirnos como uno más del grupo, compartiendo su miedo a perder a un ser querido. Hasta que aparece el médico para decirles que el hombre se recuperará sin ninguna secuela. Por último, Jerry encuentra una pista del tirador que los conduce a una habitación de motel donde tan solo hay una foto de Danny con el mensaje: “merecía morir”. ¿Quién era ese hombre y por qué van solo tras Danny? ¿Tendrá algo que ver con cuando era policía en Nueva Jersey?

Todos siguen las instrucciones del médico y la policía para proceder

Y ahora vayamos al mundo onírico de Danny Williams. No es la primera vez que vemos algo así en la serie, ya fuimos testigos de un mundo alternativo en el episodio 100 cuando Steve había sido drogado y torturado por Wo Fat. Pero esta vez las alucinaciones son saltos en el tiempo y nos preguntamos si es una forma de los guionistas de mostrarnos el futuro, o son cosas en las que Danny piensa y espera ver algún día, como son los ejemplos de la boda de Grace o ver a Charlie graduándose en la academia de policía.

Pero estos sueños no solo se centran en él y sus hijos, sino que todos los miembros de la ohana del cinco cero forman parte de ello. Así vemos que el restaurante de Steve y Danny es todo un éxito, que Adam y Kono tienen una hija y que el cinco cero queda al cargo de Tani quien además está casada con Junior. Danny está presente en los momentos felices de sus compañeros y amigos, y ellos forman parte de los suyos, siendo Steve una constante en todos ellos. Aviso de comentarios McDanno en los siguientes párrafos.

Vemos el futuro de Danny y solo hay referencias a Grace, Charlie y, más adelante, una nieta llamada Clara. Ni rastro de Melissa u alguna novia, solo está Steve, ninguno lleva anillo de casado y no, tampoco nos dan a entender de ninguna forma que sean pareja pero resulta chocante que en el futuro de Danny no haya hueco para Melissa, ni siquiera hay una foto suya o de otra mujer en el mural de fotos de todos sus seres queridos y eso me llama la atención.

Steve forma parte de su vida como amigo, socio del restaurante y como el tío Steve para los hijos de Danno, hasta ahí todo bien. ¿Pero qué es esa escena final de los dos ya ancianos sentados en la playa de la casa de Steve? Podría parecer que están pasando el rato como hemos visto otras veces, pero es curioso que Steve de repente recuerde que se le olvidó darle el recado a Danny de que su nieta Clara llamó, ¿por qué tiene que darle el recado? ¿Es que viven juntos? Sea como sea, todo es fruto de la mente de Danny y su pérdida de sangre, pero en unas ensoñaciones donde todos son felices y sus hijos llevan buenas vidas, él está bien con su restaurante y Steve, nada más. ¿No resulta raro?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El episodio navideño de “Hawaii Five-0” corta drásticamente toda la tensión acumulada en el capítulo anterior. Los protagonistas son básicamente Danno, que sigue convaleciente tras salir del hospital, y su hijo Charlie en la víspera de Navidad. El niño quiere que su padre le lea un cuento y éste decide contarle una historia nueva protagonizada por un héroe real, y sí, ese héroe es Steve y procede a relatarle el caso que ha resuelto el cinco cero ese mismo día, eso sí, quitando todos los detalles que incluyan sangre y violencia.

Así que vamos intercalando escenas de Danny y Charlie, con la investigación de Steve, Tani, Lou, Jerry, Junior y un grupo de soldados veteranos, donde ya aprovechan para sacar el patriotismo americano que a veces les da por mostrar con orgullo y que fuera de Estados Unidos nos es bastante indiferente. La trama es sencilla y no hace falta entrar en muchos detalles: dos ladrones disfrazados de Santa Claus roban un furgón lleno de dinero y se dan a la fuga, Steve pasaba por allí y los persigue.

Steve siempre se las ingenia para acabar metido en líos

Al final llega el resto del equipo para ayudar porque los ladrones se han refugiado en un centro comercial. Entre el cinco cero, los veteranos y Adam, que justamente estaba de compras por allí, logran dar con los ladrones y los neutralizan. La trama no da para más, lo único salvable del episodio es ver escenas entrañables de Danny con su hijo, que nos preguntemos por qué Grace no está allí con ellos y la escena final en la que vemos que Steve se ha colado en la casa y se está comiendo las galletas que ha hecho Danny. Ah, y que Junior por fin ha conseguido su placa para entrar a formar parte del equipo.

Esto es todo hasta el año que viene, y mientras esperamos seguiremos teorizando quién quiere ver muerto a Danny y por qué. Como policía ha cabreado a mucha gente y bueno, sin ser policía también, que aunque adoro al personaje a gruñón no le gana nadie. Pero el caso es que el objetivo solo era él y nadie más del equipo: ¿alguna idea?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.