Ha nacido una estrella, Gaga y Cooper entretienen pero no enamoran

Ha nacido una estrella

Ha nacido una estrella

3 Stars

Summary

Jackson Maine (Bradley Cooper) es un estrella de country que una noche conoce a Ally (Lady Gaga), una joven camarera que sueña con ser cantante. Él la ayudará a adentrarse en el mundo del espectáculo mientras ambos inician una apasionada relación.

Coder Credit

Bradley Cooper dirige el tercer remake de la película de 1937 dirigida por William A. Welman y que ya se ha proclamado para la crítica estadounidense como uno de los grandes contendientes para los premios de este año. Con Lady Gaga como gran reclamo, 'Ha nacido una estrella' pretende revivir una vieja y conocida historia de Hollywood. Sin embargo, quizás esto no sea suficiente para que el público al completo salga de las salas de cine satisfecho.

La historia de 'Ha nacido una estrella' ya la hemos oído, hayamos o no visto las anteriores versiones. Jackson Maine (Bradley Cooper) es un estrella de country que una noche cualquiera conoce a Ally (Lady Gaga), una joven camarera que sueña con ser cantante. Jackson se enamora de ella y al reconocer su gran talento, decide ayudarla a iniciar su carrera musical. La historia narra no solo su romance sino cómo la fama alcanza a Ally mientras Jackson cada vez se ve más inmerso en una vorágine de alcohol y drogas de la que es muy difícil escapar.

Los que esperan aquí ver el nacimiento de una estrella de verdad, Lady Gaga, y tenerla como absoluta protagonista, se sentirán decepcionados. Lady Gaga es solo la protagonista teórica, pues Cooper como director peca de egoísmo en numerosas ocasiones y deja para sí los mejores momentos de la película. Así, tenemos a una Lady Gaga que brilla en pantalla cuando se agarra al micrófono, pero que tampoco tiene un guión que le permita surgir como esa gran estrella de Hollywood que aseguraban algunos medios. Gaga protagoniza una trama que tiene una crítica a la música pop que chirría (suena bastante clasista el querer definir una música mejor que otra) y que además conoce bien (el hecho de hacerse paso en un mundo que la discriminó por su físico), pero que tampoco le supone un gran esfuerzo interpretativo. Sin embargo, lo peor es que Ally parece carecer de autonomía en la película y esto es debido a que el foco no se pone en ella o su psique sino en la de su compañero de reparto.

El personaje de Cooper, por otra parte, es más interesante pero sigue siendo un cliché. Tenemos al hombre de mediana edad alcohólico y drogadicto con problemas paterno-filiales que ya hemos visto no solo en las anteriores películas de 'Ha nacido una estrella' sino también en otros numerosos productos audiovisuales  que nos han ofrecido a lo largo de todos estos años. La parte más interesante de su personaje es la relación con su mánager y hermanastro Bobby (Sam Elliot), sin embargo la historia está tan fragmentada y tan carente de la profundidad necesaria, que se nos queda algo agridulce. Al final la sensación que tenemos es que, a pesar de haber vivido los momentos más emotivos de la película, hay mucho más que podría haberse contado. 

Si obviamos este egoísmo de Cooper a la hora de dirigir, la verdad es que su debut detrás de las cámaras está más que aprobado. Cooper muestra algunos planos interesantes y una notable sensibilidad que no acaba de resultar por el guión. La primera mitad de la película engancha, pero en la segunda los efectos de una narrativa ya contada hasta la extenuación hacen sus efectos. 

Lo que sí hay que alabar sin peros es la banda sonora de la película, creada casi en exclusiva para ella. 'Shallow' o 'Always Remember Us This Way' resonarán en nuestras cabezas como eco de este melodrama gracias a la fuerza de Gaga, que no tiene parangón cuando se pone frente al piano. Y si bien podría discutir futuras nominaciones a los Óscars en categorías tan disputadas como 'Mejor Actriz', no me cabe ninguna duda de que sí se las merece en 'Mejor Canción Original' y 'Mejor Banda Sonora'.

Al final 'Ha nacido una estrella' se queda entre dos aguas. No es, ni mucho menos, la obra maestra que algunos aclaman, pero tampoco resulta terriblemente cansina. Al fin y al cabo es una adaptación de un clásico narrativo en el que se ha preferido no hacer grandes innovaciones. La película es entretenida, pero no trascendente. 

The following two tabs change content below.

Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.

About Beatriz Noria

Empecé a ver Perdidos y ya no paré... Con Como Conocí A Vuestra Madre conocí lo mejor y lo peor de este mundo. Adicta a cualquier pantalla que emita series o películas. Mientras cargan, trato de estudiar algo.