Green book: el racismo como fondo de una historia de amistad

Green book

Green book

4 Stars

Summary

Tras perder su trabajo como portero de un club, Tony Lip acabará como chófer del pianista negro Don Shirley.

Coder Credit

Los Óscar están a la vuelta de la esquina y los cines españoles tratan de estrenar las películas candidatas a dichos premios en las semanas anteriores a la ceremonia para aprovechar el tirón. Es el caso de Green book, pues, aunque en Estados Unidos se ha podido ver desde noviembre del año pasado, no ha sido hasta el 1 de febrero cuando se ha estrenado en nuestro país.

Protagonizada por Viggo Mortensen y Mahershala Ali, Green book es una cinta muy divertida que aborda numerosos temas, pero que principalmente se centra en la historia de una amistad entre dos personas muy diferentes entre sí. Es una propuesta que no suena a nueva y que probablemente ya hemos visto antes, pero que, a pesar de todo, funciona perfectamente.

Basada (o inspirada... sea cual sea la diferencia) en una historia real, la cinta se ambienta en los años 60, una época en la que el racismo estaba más que presente y asentado en la vida de los estadounidenses (aunque creo que esto resume cualquier momento de la historia del país...). Dirigida por Peter Farrelly, Green book nos presenta en primer lugar a Tony Lip (fans de Los Soprano, sí, ese Tony Lip), un italoamericano que vive en Nueva York y trabaja de portero en un club.

Don Shirley y Tony Lip

Tony tendrá que buscar pronto un nuevo trabajo porque el club cierra por renovaciones, así que acabará presentándose a una entrevista de trabajo para ejercer de chófer de Don Shirley, un pianista que quiere embarcarse en una gira por el sur del país. Shirley va a necesitar de los servicios de alguien que pueda evitar «problemas» asociados a ser negro y viajar a esos estados, por lo que busca una persona como Tony muy a su pesar, y los inicios de la relación serán bastante desastrosos.

Así, veremos a estos dos personajes tan diferentes ir en un viaje que los acercará y los ayudará a comprender que las diferencias entre ellos no tienen por qué ser un impedimento para relacionarse y comprenderse un poco mejor. Es la típica historia en la que dos personas opuestas acabarán complementándose y nacerá una amistad que, según los créditos finales, durará hasta la muerte de los dos. La familia de Don Shirley no tiene eso tan claro.

Si nos olvidamos de que la historia esté posiblemente edulcorada en beneficio final de Lip, la película es una delicia. Ali y Mortensen están perfectos en sus papeles y su química juntos es innegable. Shirley tiene un aire divino que hace aún más hilarante el choque entre su comedido personaje y el rudo, ruidoso y callejero Lip. El resto del reparto aparece como comparsas de fondo que no aportan demasiado al conjunto, aunque sí destacaría a Linda Cardellini, que interpreta a la dulce Dolores, la esposa de Lip, la única con un poco de cordura en esa familia.

Dolores no confía demasiado en que su marido cumpla con su trabajo hasta el final

Probablemente la familia y allegados de Lip sean una sucesión de estereotipos de las familias italoamericanas, pero si pensamos que Nick Vallelonga, hijo de Tony Lip, ha participado en la producción y ha coescrito el guión de la película, se nos pasa un poco la sensación de inquietud y sólo queda disfrutar de lo que va sucediendo en la pantalla.

El título de la película hace referencia a un libro que existía en aquella época en el que se relacionaban los diferentes establecimientos en los que podían alojarse las personas negras que viajaban por el país. Pero, y aunque el racismo está sin duda presente durante toda la cinta, el libro en sí es quizás lo más anecdótico de los 130 minutos que dura este largometraje que nos hará reír más de una vez.  

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.