Errementari: el herrero y el diablo, la fábula que cobra vida

Errementari: el herrero y el diablo

Errementari: el herrero y el diablo

3 Stars

Summary

Ambientada años después de la primera Guerra Carlista, narra la historia en un pequeño pueblo de Álava donde una pequeña niña descurbirá el mayor secreto del herrero del pueblo, que podrá cambiar su futuro y el de todos.

Coder Credit

Errementari es una de esas películas en las que nada es lo que te esperas. La ópera prima de Paul Urkijo que llegará a los cines el próximo 2 de marzo está basada en un cuento tradicional vasco, se sitúa en un pueblo de Álava años después desde la primera Guerra Carlista en 1833.

Ahí se narrará la historia de un comisario del Gobierno que ha ido a investigar al herrero del pueblo, Patxi (Kandido Uranga). Vive aislado de todos los demás y de él se cuentan historias de toda clase, desde asesinatos hasta pactos con el diablo. Nunca nadie se ha atrevido a entrar a su casa hasta que un día una pequeña niña, Usue (Uma Bracaglia), en busca de su muñeca, consigue colarse y descubrir el mayor secreto del herrero, destapando una caja de Pandora que parecerá difícil de cerrar y que podría cambiar su futuro y el de todo el pueblo sin remedio.

Lo primero que debo decir de esta película es que es arriesgada, en todos los sentidos. Primero, por ser una película de género fantástico en un país donde este tipo de películas no consigue atraer al público tanto como en otros países. Debemos darle en parte las gracias, en mi opinión, a Álex de la Iglesia por ser uno de los pioneros de dicho género en España, ya que además participa como uno de los productores de la cinta de Urkijo. De hecho, podemos apreciar alguna que otra marca que recuerda a El dia de la bestia de dicho director. Por otro lado, es arriesgada por el idioma. Su versión original está en vasco (cómo debe ser en verdad), lo que puede llegar a limitar su expansión dentro del territorio, pero que en mi opinión no debería ser un obstáculo.

 

La película mezcla elementos naturales y fantásticos que en verdad hacen que no te aburras en ningún momento. Hay que destacar la labor de vestuario, maquillaje y atrezzo, ya que literalmente te transporta a la época. Además, te va a ser complicado reconocer a último ganador del Goya a Mejor Actor Revelación, Eneko Sagardoy durante todo el film. Gracias a ellos se llega a transmitir la idea de terror y de producir tensión en el espectador. Otro aspecto que ayuda al largometraje a dar esa idea hay que agradecérsela también a la fotografía y a la iluminación. La escasa luz utilizada durante el largometraje, que utiliza escenarios oscuros, de noche en páramos y bosques o en interiores donde la oscuridad es perpetua y únicamente están alumbrados por velas consigue lo que pretende en un primer momento.

Es también interesante la forma en la que comienza y acaba la película. El principio, narrado con una voz en off que nos introduce a la historia mientras que en pantalla vemos dibujos, se aleja de la narración general de la película, que no vuelve a utilizar este tipo de método narrativo hasta más adelante, en un único flashback. Por otro lado el final nos presenta un falso final por decirlo así. Cuando creemos que la película acaba, ¡zas!, la narrativa vuelve a empezar.

 

Pero lo que se debe destacar sobre todas las cosas es la actuación de los dos protagonistas, sobre todo  la pequeña Uma, aunque yo no soy muy partidaria de los niños actores he de reconocer que su actuación es cuanto menos verosímil y que consigue darle realismo a la actuación. Esto provoca así mismo que nosotros como espectadores nos introduzcamos un poco más en la historia (a pesar de la inverosimilitud propia de la fábula).

En su conjunto es una película que quizás viendo el tráiler pueda hacerte pensar que va a ser un largometraje de terror pero en realidad no lo es. Lo que produce es tensión y en algún que otro momento quizás algún sobresalto (puede que solo sea yo, que soy un poco miedica). Los problemas que le veo es quizás algunas de las situaciones o diálogos, donde se intentan insertar con calzador alguna broma o algún gag que no son compatibles. Además, llega un momento en el que tantos plots twists y cambios de guion que uno no se espera pueden llegar a cansar. 

The following two tabs change content below.

Celia Lapeña

Todo empezó con Mia Wallace y su flequillo, y desde entonces no he parado. Graduada en Comunicación Audiovisual y apasionada de la música, el cine y las series. He pasado de cinéfila a seriéfila gracias a HBO y Netflix. Me encantan los dramas, aunque si son en la pantalla mejor que en la realidad.

About Celia Lapeña

Todo empezó con Mia Wallace y su flequillo, y desde entonces no he parado. Graduada en Comunicación Audiovisual y apasionada de la música, el cine y las series. He pasado de cinéfila a seriéfila gracias a HBO y Netflix. Me encantan los dramas, aunque si son en la pantalla mejor que en la realidad.