Emily en París: Lily Collins se muda a la ciudad del amor llena de optimismo y energía

Emily en París

Emily en París

4 Stars

Summary

Emily comienza una nueva vida en París cuando la empresa para la que trabaja compre una compañía francesa de marketing y su jefa la envíe a Francia para que actúe como enlace entre las dos empresas.

Coder Credit

El próximo 2 de octubre llegará a Netflix la nueva serie de Darren Star, creador de series como Sexo en Nueva York y Younger, que tiene como protagonista a Lily Collins en el papel de una joven estadounidense que se mudará a París por razones de trabajo.

Emily en París es una comedia ligera que tiene como protagonistas absolutas a Lily Collins y a la ciudad de París, en donde se ha grabado por completo la serie. Ya que los episodios tienen lugar allí y es una parte importante de la trama, no habría sido lógico rodarlos en otro sitio, y la verdad es que hace que la serie destaque por su particular estilo.

Emily haciendo su trabajo | Cr. CAROLE BETHUEL/NETFLIX © 2020

Ambientándose en « la ciudad del amor», la serie no podría no contener su buena dosis de romance. Aunque la serie comienza con Emily (Collins) en una relación, no creo que sea destripar la trama decir que pronto se encontrará soltera en París. Es lo esperado en una serie de estas características: queremos involucrarnos en su vida sentimental y no tendría gracia que Emily estuviera en una relación a distancia sin mucho que ofrecer de cara a los espectadores.

Lily Collins está maravillosa en su papel: Emily es una joven optimista que llega a París con toda la ilusión del mundo por empezar esta nueva etapa de su vida y, pese a que sus nuevos compañeros en la empresa no se lo pondrán fácil, nunca pierde su ánimo y energía. Uno de los primeros problemas a los que se enfrenta la protagonista es no dominar el idioma francés, por lo cual recibirá más de una mirada crítica.

El papel de Emily en la empresa de marketing en la que trabaja consistirá en manejar y mejorar las redes sociales, cosa que no le hace mucha gracia a su jefa Sylvie (Philippine Leroy Beaulieu) que, como buena francesa chauvinista encargada de promocionar las más caras y exclusivas marcas del país galo, ve la llegada de Emily como algo negativo. A sus ojos, el papel de Emily consiste en acercar las marcas a la gente de a pie, restándole glamour y exclusividad a los productos.

Los compañeros de Emily en la empresa | Cr. STEPHANIE BRANCHU/NETFLIX © 2020

Sus otros dos compañeros, Luc (Bruno Gouery) y Julien (Samuel Arnold) –hay más gente en la empresa, pero la serie solo se centra en ellos... aunque no nos cuenta mucho sobre sus vidas fuera de la compañía–, tampoco parecen contentos de tener a Emily allí, pero aceptarán su presencia antes que Sylvie y serán más amistosos.

Aparte de sus compañeros de trabajo, Emily pronto entablará amistad con dos mujeres muy diferentes: por un lado estará Mindy (Ashley Park), una joven que trabaja de niñera. Mindy ha llegado a París desde China para alejarse de las expectativas de su muy adinerada familia, que tenía planeado el futuro de su hija y con el que Mindy no estaba nada de acuerdo; y por otro lado estará Camille (Camille Razat), una joven francesa con la que se encuentra cuando está comprando unas flores y con la que conecta al instante.

Y por supuesto, no podía faltar Gabriel, el vecino francés amable y guapísimo que estará cerca para cuando necesite hacerse entender con la casera o con cualquier técnico que tenga que venir a su casa por algún problema que le surja. Lucas Bravo interpreta a Gabriel, un encantador chef que quiere abrir su propio restaurante pero que no tiene dinero suficiente de momento para realizar sus sueños.

Gabriel, el vecino de Emily | Cr. CAROLE BETHUEL/NETFLIX © 2020

No solo de París se beneficiará la serie, sino que también veremos a Emily pasearse con los modelitos más modernos y chic que os podáis imaginar (y también algún que otro homenaje a trajes icónicos del cine y las series). No sabemos bien cómo puede no repetir atuendo ningún día (¿son sus maletas un pozo sin fondo?) pero esa también es una característica típica de estas series: sus protagonistas, sean lo pobres que sean (aunque Emily no parece serlo, todo hay que decirlo), estrenan ropa cada vez que salen de casa.

Hay alguna que otra trama cuestionable, pero, en general, la serie es todo lo que podíamos esperar de ella. El idioma, las meteduras de pata de Emily (cuya cultura es completamente diferente a la de los demás), la idiosincrasia francesa y el amor son los platos principales de esta comedia que cuenta con 10 capítulos de aproximadamente media hora de duración. Si eres fan de este tipo de series, la acabarás casi sin darte cuenta y querrás que Netflix anuncie su segunda temporada cuanto antes. No os la perdáis.
The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.