El Ministerio del Tiempo 4×06: El Tiempo Vuela

El Ministerio del Tiempo 4x06: El Tiempo Vuela

El Ministerio del Tiempo 4x06: El Tiempo Vuela

Series: El Ministerio del Tiempo

4 Stars

Summary

En 1980, un joven Salvador Martí salva a un niño en su primera misión para el Ministerio del Tiempo. Sin saber que ese niño, Emilio Herrera se convertirá en uno de los científicos más importantes de nuestra historia. En 2020, salta una alarma en el Ministerio referente a Emilio Herrera obligando a Salvador a viajar en el tiempo para salvarlo nuevamente.

Coder Credit

Parece mentira que haya tenido que ser una serie de televisión la que haga justicia, aunque sea poética, con la ciencia española. El último episodio de El Ministerio del Tiempo es un sentido homenaje para todos esos científicos a los que, lamentablemente, la Historia de España ha pasado por alto. 

Y es que hasta anoche éramos muchos los que desconocíamos a Emilio Herrera. Científico, inventor y presidente de la República en el exilio. Un genio que se ha ganado por derecho propio un lugar en el panteón de personalidades ilustres de nuestra historia y que, sin embargo, ha sido olvidado por el tiempo. Afortunadamente, la serie de RTVE lo ha rescatado del olvido. 

La historia de Emilio Herrera es la de tantos científicos españoles. Se convirtió en todo un referente para la NASA que utilizó sus diseños para elaborar la escafandra espacial que permitiría a los astronautas pasearse por la superficie lunar. Por desgracia, el bueno de Herrera fue ignorado en su país natal, demostrando, una vez más, que esto de ignorar a la ciencia y a quienes la hacen posible es un mal que aqueja a España desde hace mucho tiempo.

Pero este episodio es también la oportunidad de conocer un poco más a Salvador Martí y de verlo en plena acción. El episodio arranca con un rápido vistazo a lo que fue la gran historia de amor de Salvador: Sofía. Los primeros compases del episodio son una sucesión de imágenes de la vida de la pareja, sus alegrías, sus penas, sus anhelos… Descubrimos así que nuestro querido Salvador no solo está casado sino que es viudo y que sus días arrastran la soledad y la pérdida de su gran amor.

Viajamos 40 años atrás, a 1980, al día en el que Sofía y Salvador se conocieron. Una fecha importante para Salvador ya que se trata, también, del día en el que realizó su primera misión para el Ministerio del Tiempo. Salvador viaja a 1889 a petición del Subsecretario del Ministerio para llevar a cabo una cuestionable misión que tiene apariencia de práctica corrupta en toda regla. Sin embargo, el joven Salvador acata la orden a regañadientes sin saber que su viaje al pasado le convertirá en el ángel de la guarda de Emilio Herrera al salvarle la vida siendo un niño. Desde ese momento, sus caminos se entrelazan, y, de alguna manera, Emilio termina convirtiéndose en el hijo que nunca tuvo con Sofía y juntos se comprometen a velar por ese niño desde la distancia.

En nuestro tiempo, salta una alarma relacionada con Emilio Herrera.  El científico se encuentra en peligro y Salvador no duda en acudir a su rescate. Con la complicidad de Angustias, Salvador viaja en el tiempo en secreto. Su misión le lleva a diferentes momentos de la vida de Emilio en los que vemos, entre otras cosas, la amistad que cultivó con Albert Einstein y el desarrollo de su gran invento, la escafandra estratonaútica, que de haber sido por el Gobierno Español probablemente habría languidecido en el interior de un armario. El último abrazo que comparten ambos personajes es todo un homenaje hacia esos grandes olvidados que son los grandes ilustres de la ciencia española. Todo un símbolo de reconciliación entre España y esas figuras que hasta ahora se han visto despreciadas, condenadas al ostracismo. Hasta ahora.

Esta misión nos permite ver a un Salvador Martí mucho más humano. Hasta ahora le habíamos visto dirigiendo el Ministerio con mano férrea, asegurándose de que la Historia de España no se viera alterada por mucho que le pesase. Siempre ha sido una de las voces más críticas con nuestra historia en la ficción, dando voz, quizá, a lo que muchos no se atreven a decir y, aunque hemos ido viendo algún que otro retazo de su pasado a lo largo de estas cuatro temporadas, su personaje seguía siendo a día de hoy un gran desconocido. El Tiempo Vuela nos ha dado la oportunidad de ahondar no solo en la historia del personaje sino también de ser testigos de ese dolor que le acompaña constantemente en forma del fantasma de Sofía, una pérdida de la que probablemente nunca se repondrá. 

Mientras tanto, surge un nuevo enemigo para el Ministerio del Tiempo. Un enemigo desconocido que se hace pasar por delegado de la Presidencia para auditar al Ministerio quién sabe con qué intenciones y cuya presencia es la excusa perfecta para dejarnos con algunas de las escenas más hilarantes del episodio como son ver a Velázquez tratar de justificar sus sueldo como retratista del Ministerio o ver a Velázquez y a Alonso proferir una sarta de insultos sacados del mismísimo  Siglo de Oro contra el auditor por hacerles esperar para entrevistarles.

En definitiva, el episodio ha vuelto a sus elementos clásicos, volviendo a convertir su atmósfera en un homenaje, en esta ocasión hacia la ciencia española. Una vez más la ficción se reivindica no solo como producto de entretenimiento sino también como herramienta divulgadora dando a conocer al gran público la figura hasta ahora desconocida de uno de los grandes genios de nuestra historia. Al mismo tiempo, se esmera por deconstruir cuidadosamente el personaje de Salvador, mostrándonos al hombre detrás del Subsecretario del Ministerio. Un hombre que siente y padece la pérdida como cualquier otro mortal. Una vez más, el amor, en todas sus formas, termina convirtiéndose en el hilo conductor de un episodio que llega a tocarnos la fibra sensible y que hace que nos olvidemos de que Lola sigue perdida en el tiempo.

The following two tabs change content below.

Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal

About Marta Ramirez

Estudiante de Derecho de día y seriéfila de noche. Un día colgué la bata y el fonendo para probar la segunda carrera que más veces se ha retratado en TV. Aspirante a ser la nueva Ally McBeal