El Faro, un viaje íntimo a la locura del ser humano

El Faro

El Faro

4 Stars

Summary

En el año 1890 dos hombres quedan al cargo de un solitario faro durante las cuatro semanas que tienen que esperar a que llegue su relevo. Sin embargo, la relación entre ambos se volverá más tensa según pasen los días.

Coder Credit

El pasado viernes 10 de enero se estrenó en España la película protagonizada por Robert Pattinson y Willem Dafoe: una historia profunda e intensa que se mete en nuestra cabeza y nos hará replantearnos la veracidad de cada fotograma que veamos. El Faro no es una película para todo el mundo, pero no cabe duda que no dejará indiferente a aquellos que acudan a verla.

El argumento central de la cinta es sencillo: Ephraim Winslow (Pattinson) y Thomas Wake (Dafoe) son los encargados de asegurar el buen funcionamiento del faro de una remota y abandonada isla en Nueva Inglaterra, solo se tendrán el uno al otro como compañeros además de la niebla y las numerosas gaviotas que pueblan el lugar. Desde un principio veremos que Thomas se erige como líder de la pareja, es el farero veterano y experimentado mientras que Ephraim ejerce como mero ayudante, realizando cada tarea que le encarga su nuevo “jefe”.

Las cuatro semanas que tienen que convivir darán lugar a una peculiar relación que deja muy claras las diferencias entre uno y otro: obligados a entenderse y soportarse para hacer más llevadera la convivencia pero para el joven Ephraim no es fácil soportar el trato a veces vejatorio de Thomas.

 

Una de las cosas que primero nos llama la atención de El Faro es su fotografía, no es para extrañar que haya obtenido numerosas nominaciones por ella, en blanco y negro pero además hallamos el uso de un formato que se empleaba en películas del paso del cine mudo al sonoro. El director, y coguionista, Robert Eggers sabe emplear con brillantez absoluta cada plano de la película, trasladando al espectador a esa isla y haciendo que se sienta un habitante más de esa isla endemoniada.

Dafoe y Pattinson son los dueños de la acción, un duelo majestuoso en el que cuesta elegir un ganador. Si bien Dafoe presenta a un personaje rudo, alcohólico y que puede pasar de decir una frase profunda y sentida a la más burda soez, en Pattinson encontramos el barco que nos conduce de la sobriedad y entereza a la más temida locura. El actor británico vuelve a demostrar que Crepúsculo fue solo un bache en su más que interesante carrera artística, y nos deja con ganas de ver qué es capaz de aportar a su Batman.

En El Faro viviremos a través de los ojos de Ephraim cada escena y lo acompañaremos en su descenso a la locura donde también se encuentra Thomas, es todo un lujo contar con la compañía de estos dos actores aunque de encontrarnos en la isla con ellos no pensaríamos lo mismo.

 

Si bien es cierto que estamos ante una película un poco difícil de digerir y que no gustará a todo el mundo, no podemos negar que se trata de una de esas cintas que te atrapa y no te suelta hasta el final, e incluso te mantiene en sus garras tiempo después pensando en lo que acabas de ver.

Si te gusta el cine diferente, el que te hace pensar e incluso es capaz de trasladarte al lugar más recóndito del planeta, haciéndote sentir la crudeza del lugar y del clima como si estuvieras allí: El Faro es una película que no debes perderte bajo ninguna circunstancia.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.