El Descubrimiento de las Brujas 1×08: Episodio 8 (Final de Temporada)

El Descubrimiento de las Brujas 1x08: Episodio 8

El Descubrimiento de las Brujas 1x08: Episodio 8

Series: El Descubrimiento de las Brujas

4.5 Stars

Summary

La repentina aparición de Juliette provoca que todo se acelere, Diana y Matthew no están seguros y la Congregación está harta de la manipulación de Baldwin.

Coder Credit

Tras la escena final del anterior capítulo, ha sido una pequeña tortura tener que esperar a ver cómo continuaba la historia y descubrir cómo terminaría todo. Decimos adiós a la primera temporada de la serie con la vista ya puesta en las dos siguientes, ya confirmadas, y deseamos que lleguen muy pronto.

Hagamos un rápido repaso de la situación: Baldwin había vuelto a Venecia para distraer a la Congregación y así darles tiempo a su hermano y Diana para huir y esconderse, todo por orden de Matthew como Gran Maestre de los Caballeros de Lázaro. La pareja se había refugiado en la casa de las tías de la bruja, en Madison, donde Diana estaba aprendiendo a marchas forzadas algo de magia y de autodefensa y estábamos en medio de una clase práctica con Matthew cuando Juliette nos sorprendió a todos apareciendo ante nuestra protagonista.

La vampira, hija de Gerbert, está obsesionada con Matthew y siguiendo los consejos de Domenico ha llegado hasta allí para ver qué es eso tan especial que tiene Diana y vengarse. Matthew enseguida se preocupa en cuanto ve a su amada en las garras de una enemiga tan voluble y peligrosa como es Juliette, ya nos vemos venir que Diana acabará herida pero nos sorprendemos cuando Juliette primero quiere ver como ambos se besan. Es cuando se da cuenta de que no tiene nada que hacer para recuperar a Matthew y entonces empuja bruscamente a Diana para atacar con violencia al vampiro y herirlo de muerte.

Juliette sabe que no podrá recuperar a Matthew
 

Pero Diana no se va a quedar de brazos cruzados y su poder comienza a liberarse de nuevo, si ya la vimos controlar el viento y el manantial de brujos, ahora es el turno de usar el fuego que a modo de arco con flecha emplea para matar a Juliette. Lo que debería ser un motivo para estar feliz se enturbia porque Matthew está muriendo y no hay forma de curarlo con su magia, es por ello que Diana invoca a la diosa para pedirle que lo salve. Pero una petición así exige algo a cambio y Diana promete que dará cualquier cosa a cambio de la vida de Matthew.

La Diosa accede y nos muestra que la única forma es que Diana le dé su sangre al vampiro y ella lo hace sin dudar ni un segundo pese a que los demás, que acaban de aparecer al darse cuenta que algo malo sucedía, lo ven muy peligroso. Matthew bebe de la garganta de la bruja y consigue apartarse antes de acabar con su vida, pero la deja tan debilitada que necesita una transfusión que Marcus hará poco después con material médico que roba en las inmediaciones.

Cuando se recupera es momento de hablar de lo ocurrido y Matthew comenta que se les acaba el tiempo, si Juliette llegó hasta ellos es cuestión de tiempo que lo haga la Congregación y solo hay un lugar posible donde pueden ocultarse: en el pasado. Diana piensa fascinada con esto, su faceta de historiadora está muy tentada con la idea, y todos son conscientes de que es la única manera de que estén a salvo. Para poder hacerlo necesitan tres objetos del tiempo al que quieren desplazarse y, como no, que Diana se entrene y practique a jornada completa con Sarah y Emily.

La propia casa les facilita la época a la que deberían viajar cuando hace aparecer un antiguo muñeco de vudú de una antepasada Bishop junto a un pendiente que Ysabeau perdió hace siglos. Así que el vampiro le pide a su amigo Hamish que vaya a Sept-Tours a recoger unas cuantas cosas que necesitarán para hacer realidad el conjuro. Otro problema es que volver al presente requiere mucho entrenamiento y Diana deberá buscar a alguna bruja en el pasado que la adiestre y le enseñe a controlar su magia.

El fuego de brujos hace aparición
 

Hamish no llega solo a Madison ya que trae con él a la pareja de daimones conformada por Sophie y Nathaniel. Ya hemos visto a la joven embarazada obsesionada con conocer a Diana ya que tiene que entregarle algo, y resulta ser una pieza de ajedrez muy antigua que Matthew perdió en una apuesta siglos atrás: otra pista de hacia donde deben ir y un objeto que pueden usar para el hechizo. Veremos como las criaturas: brujas, daimones y vampiros (tres de cada clase) conviven sin ningún problema, rompiendo los prejuicios de que no pueden llevarse bien.

Baldwin no puede entretener más a la Congregación, sobre todo ahora que Satu lo acusa de estar protegiendo a Diana. Los habitantes de la casa se irán marchando, el destino seguro es ir a Sept-Tours donde Ysabeau los protegerá a todos y allí es donde irán todos según se vayan marchando. Pero hay asuntos que deben arreglar por si algo malo ocurriera y no regresaran, y es por ello que Matthew decide nombrar a Marcus nuevo Gran Maestre de los Caballeros de Lázaro para proteger a todos sus seres queridos.

Llega el momento en el que la pareja se queda sola y se prepara para su viaje, concretamente a Londres en el año 1590. Ysabeau les mandó con Hamish ropa de la época para que no desentonen cuando aparezcan allí. Lo que no saben es que en ese preciso instante Peter Knox junto a Satu y el otro brujo de la Congregación están llegando a la casa, y justo irrumpen cuando Diana y Matthew van a trasladarse dejándonos sin saber lo que ocurre.

La pareja está lista para retroceder en el tiempo
 

¿Habrán conseguido viajar en el tiempo antes de que sus enemigos aparezcan? Nos tocará esperar a la segunda temporada para saberlo y no podemos estar más impacientes, porque aparte hay muchas más tramas e historias abiertas. ¿Qué ocurrirá con la hija de Sophie? ¿Será una bruja como ella cree? ¿Cómo será la convivencia de todos bajo el techo de Ysabeau?

¿Qué pasará con Baldwin ahora que su lealtad está en entredicho? Recordemos que ha salvado la vida gracias a que en su defensa han votado Agatha (quien obviamente no iba a poner a su hijo y su nuera en peligro) y sorprendentemente Domenico, quien encontrará la forma de hacer que le devuelva el favor.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.