El Descubrimiento De Las Brujas 1×06: Episodio 6

El Descubrimiento De Las Brujas 1x06: Episodio 6

El Descubrimiento De Las Brujas 1x06: Episodio 6

Series: El Descubrimiento de las Brujas

5 Stars

Summary

Atrapada por Satu y Gerbert, Diana tendrá que hacer acopio de todas sus fuerzas para resistir al interrogatorio, mientras que los De Clermont buscan pistas de la desaparición de Diana y su posible paradero.

Coder Credit

Si el final del capítulo anterior nos dejó sin aliento, el de esta semana ha llegado dispuesto a no dejarnos ni un momento de respiro. La magia de Diana es un misterio para todos pero las respuestas están a punto de llegar en uno de los mejores episodios de esta temporada.

Poco le duró la felicidad a nuestra protagonista tras pasar la noche con Matthew y que éste le declarara su amor, porque ahora vemos que ha sido la bruja Satu quien se llevó a Diana y lo hizo volando para llevarla a un castillo en ruinas. Pero Satu no actúa sola y vemos que Gerbert está allí con ella, los dos se han aliado para secuestrar a Diana cada uno con sus propios fines. Sin embargo, el primer turno para obtener respuestas es de Satu que empleará su magia para sonsacarle a Diana todo lo que quiere saber.

Sufriremos viendo a Diana ser torturada hasta la extenuación porque, aunque en un principio logra resistirse a los poderes mentales de su enemiga, no puede hacer frente al gran control mágico de Satu. Da igual que la mujer repita una y otra vez que no tiene poderes mágicos porque nadie la cree, después de todo es una Bishop y logró el manuscrito, por lo que todos creen que miente y oculta algo, motivo por el que Satu va a ser implacable con ella y viendo que no consigue nada acabara tirando a Diana a un pozo.

La bruja agota todo su poder
 

Mientras tanto, en Sept-Tours ocurren dos cosas. Primero de todo Matthew se da cuenta de la desaparición de Diana, pero la llegada de Baldwin supone otro inconveniente porque su hermano viene en representación de la Congregación y Matthew lo acusa al momento de ser el responsable de lo sucedido. Marthe será la que capte el aroma de la bruja en el jardín y llegan a la conclusión de que ha sido secuestrada por otra bruja que se la llevó volando.

Veremos que las prioridades de los vampiros son distintas: Matthew solo quiere rescatar a su amada, pero Baldwin piensa en las consecuencias de que una bruja se haya atrevido a entrar sin permiso en su territorio, lo que podría desencadenar una guerra entre criaturas. Pero ahora mismo lo primero es encontrar a Diana y para eso se ponen a estudiar los planos de los alrededores porque saben que las brujas no pueden volar distancias muy largas.

La pista definitiva la dan las tías de Diana, Sarah llama a Matthew diciéndole que Emily ha tenido una visión de Diana estando en peligro y describe el lugar que ha visto, y que Ysabeau reconoce como el castillo de Gerbert. Baldwin y Matthew irán hacia la edificación en el helicóptero privado del primero ya que tardarán menos en llegar.

Matthew no puede disimular su preocupación
 

Antes de que lleguen veremos a Satu y Gerbert discutir, el vampiro quiere hablar con Diana pero Satu se niega diciendo que aún no ha terminado con ella, de hecho ha agotado sus poderes tratando de doblegar a Diana sin haber conseguido apenas nada, y además se niega a contarle al vampiro lo que sabe. Cuando descubren que los De Clermont van a por ellos salen huyendo, pero Satu se lleva la cabeza de bruja que Gerbert consulta constantemente y que siempre repite que tengan cuidado con la bruja con sangre de león y de lobo. Satu acabará liberándola, momento en el que la bruja (La Meridiana como era conocida) le da las gracias antes de llamarla tejedora.

Diana tiene un peculiar sueño con sus padres que tiene mucha pinta de ser un recuerdo olvidado, y es que sus padres le contaban un cuento cuando era pequeña que tiene mucha similitud con lo que le está ocurriendo ahora, y que termina con la petición de su madre de que vuele. Diana despierta confundida en el fondo del pozo y Teresa Palmer nos transmite muy bien la angustia del personaje por su situación. Matthew y Baldwin la encuentran pero no la pueden sacar de allí, Diana tiene que salvarse a sí misma y finalmente volará hasta los brazos del vampiro que la llevará de vuelta a Sept-Tours.

Una vez a salvo en casa, el vampiro junto a Ysabeau y Marthe la limpiarán y curarán sus heridas, descubriendo todo lo que le ha hecho Satu, incluida una terrible cicatriz en la espalda que casualmente es el dibujo del sello personal de Matthew. Pero Diana no ha olvidado algo que su enemiga le dijo mientras la torturaba y es que su novio vampiro mató a Gillian y no duda en preguntarle directamente. Matthew lo niega y dice que le perdonó la vida, ¿miente o no sabe que al final la bruja no logró sobrevivir?

La marca en la piel de nuestra protagonista traerá consecuencias
 

Y si creíamos que rescatar a Diana de las garras de Gerbert era el final, nos equivocábamos. Porque ahora Baldwin quiere llevársela directamente a Venecia para presentarla ante la Congregación, algo a lo que Matthew se niega y veremos que el mal rollo entre los hermanos está lejos de acabar. Si bien Baldwin es el cabeza de familia de los De Clermont, e incluso puede repudiar a su hermano, Matthew es el líder de los Caballeros de Lázaro: una organización secreta encargada de proteger a los inocentes.

Para el vampiro ya no se trata de un asunto familiar sino de algo más grande y ordena a Baldwin cumplir sus órdenes como uno de los caballeros. Éste obedece a regañadientes pero advierte a Diana y Matthew que busquen alguna solución porque no va a poder mantenerlos a salvo mucho más tiempo. Las sorpresas no han acabado porque Diana dice sentirse diferente, y es cuando su nueva familia le confiesa que creen que alguien la había hechizado para que no pudiera hacer magia y sus poderes están despertando ahora: ¿pero quién pudo hacerle eso?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.