Deutschland 83: el reflejo de las dos alemanias

Este mes en Series del Mundo volvemos a Europa para hablar de ‘Deutschland 83’ y ‘Deutschland 86’, una producción alemana que ya ha recorrido las televisiones de medio mundo.Sin ir más lejos, se ha convertido en la primera serie en Estados Unidos emitida en alemán con subtítulos.

Los primeros capítulos se estrenaron durante la Berlinale en 2015, y la segunda parte se ha estrenado este pasado otoño.

Ambas temporadas de la serie siguen una misma historia con un personaje protagonista del que hablaremos más adelante, la razón por la que los números son distintos en cada una es que reflejan el año en el que está basada la historia. Estas dos temporadas ya han finalizado pero en la actualidad sabemos que, como mínimo, vamos a tener una ‘Deutschland 89’ porque, ¿cómo vas a contar una historia sobre la Alemania reciente sin mencionar el año de la caída del muro de Berlín?

Y, en especial, no tendría sentido en esta historia.

 

Antes de empezar a hablar sobre la serie, cabe advertir que es una producción a la que se debe prestar atención, las palabras técnicas, el nombre de las organizaciones, los propios nombres de los personajes…si no estás familiarizado con la historia mundial política en los 80 quizás pillar el hilo te cueste un poco más (sí, hablo por experiencia propia).

Una vez metidos en faena, los creadores no tardan en presentarnos a Martin Rauch (Jonas Nay), el protagonista, un joven que en 1983 trabaja en la guardia fronteriza de de la RDA (República Democrática Alemana) y es reclutado por su tía, responsable importante de los servicios de inteligencia, para infiltrarlo en el ejército alemán como ayudante de un alto mando de la OTAN.

Martin en un principio no ha sido preparado para ello y no accede por las buenas, pero como todo el mundo: tiene un precio, y en este caso es muy humilde. Le prometen que si colabora con los servicios de inteligencia harán todo lo que esté en sus manos para que su madre consiga un donante, ya que su cáncer le provoca que necesite otro riñón. Es aquí donde comenzamos a ver un distintivo de la serie, no es en esta ocasión la fuerte creencia en una ideología lo que lleva al protagonista a convertirse en espía, sino algo mucho más humano, la salud de su familia.

 

En un principio el principal objetivo de Martin (cuyo nombre de infiltrado es “Moritz” y al que apodarán “Colibrí”), es informar sobre los planes con respecto al despliegue de los misiles nucleares que Ronald Reagan tenía previsto situar en distintos países de Europa Occidental, lo que iremos conociendo que había provocado una gran paranoia en los años 80 ante esta amenaza gracias a la Guerra Fría.

Una vez puestos en contexto Joerg y Anna Winger, los creadores, nos sumergen en una historia de espías, mentiras, complots, traiciones y catástrofes gubernamentales que nos muestran el reflejo real de lo que se vivió en países como Alemania durante aquellas décadas. Además, como dato curioso, decir que todos los episodios de la primera temporada deben su nombre a distintos ejercicios militares de la OTAN durante ese año.

Pero no todo son guerras y tecnicismos, durante estos años la vida de Martin cambiará por completo- de hecho en la segunda temporada comienza viviendo en Angola- y también podremos ver las relaciones que mantiene, su intento de formar una familia, qué supondrá el trabajo de su tía para él…lo que nos dará una idea de lo que un conflicto dentro de una misma nación puede suponer en las vidas de las personas que se ven involucradas.

Además, ‘Deutschland 83 & 86’ no sólo trata la representación de la sociedad  en un ambiente de tensión internacional, sino que se preocupa porque el resto del mundo conozcamos otros aspectos de su vida social que están igual de presentes. Aparte del contexto bélico también nos presenta otro conflicto que se está generando: el estigma de la aparición del VIH, especialmente en la comunidad homosexual. Este tema se sigue desarrollando durante las dos temporadas y nos aporta información sobre la situación concreta de Alemania frente a esta “nueva” enfermedad, que resulta que en esta historia también tiene un hueco en el ejército …

 

El objetivo, en un principio, de esta serie queda claro: enseñarnos lo que significa vivir en un país dividido. Las diferencias entre Alemania Occidental, capitalista y lujosa,  y Alemania Oriental, comunista y mucho más austera, nos parecen evidentes después de haber visto los primeros capítulos. El matrimonio Winger ha dado una lección de historia alemana a medio mundo y ni siquiera nos hemos enterado.

Pero, ¿qué pasa con la segunda temporada? Aquí las cosas empiezan a cambiar, gracias al creciente éxito de ‘Deutschland 83’ los americanos quisieron colaborar en su siguiente creación y no sólo compraron los derechos (Amazon) sino que empezaron a trabajar como autores, es decir, los Winger continuaban siendo los creadores y productores pero ahora los guionistas eran americanos, y está claro que en el tratamiento esta circunstancia se hace notar.

Este cambio se nota sobre todo en la evolución del propio protagonista, con un carácter mucho más americanizado, y de la propia historia, que comienza a sucederse de manera más casual. De cualquier manera, merece la pena verla tan sólo para comprobar este fenómeno que ya hemos visto en anteriores ocasiones.

Como elemento distintivo y gratamente positivo, algo que no ha perdido la serie a través de sus dos temporadas es la estética. Cumple una función fundamental en esta historia y es una de las claves que nos hacen situarnos en el contexto prácticamente  de manera instantánea. Además, tanto la música cuidadosamente elegida (Duran Duran, David Bowie, Eurythmics…) como las imágenes de archivo utilizadas nos llevan a los años 80 en apenas un minuto.

 

Después de haber sido comparada con diferentes historias de espionaje como ‘The Americans’ o ‘The Game’,Deutschland 83 & 86’ nos trae el más claro reflejo de una Europa que no está tan lejos como creemos y que mantuvo en vilo a medio mundo, con un argumento tan real como la vida misma esta serie debe convertirse en un must  para cualquier persona que quiera conocer de dónde venimos.

Actualmente ambas temporadas de la serie están disponibles en Movistar y estamos seguros que aún nos queda mucho por ver de esta producción que ya ha conquistado medio mundo.

The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

Latest posts by María Buenaposada Casado (see all)

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.