Destroyer, Nicole Kidman vuelve a sorprender

4 Stars

Summary

Una detective se vuelve a encontrar con personas de una misión encubierta de su pasado y ahora decide poner orden a su vida buscando por fin la paz.

Coder Credit

Este año, en cuanto a estrenos se refiere, viene pisando fuerte. Uno de los estrenos que encontraremos en estos primeros meses es Destroyer, dirigida por Karyn Kusama.

En Destroyer conocemos a Erin Bell (Nicole Kidman), una detective de Los Ángeles a la que se le hace imposible olvidar todos los errores cometidos en un pasado. Con los años se ha propuesto muchas cosas, y una de ellas es mejorar la relación con su hija adolescentes. Cuando el líder de una banda criminal, Silas (Toby Kebbel), en la que estuvo infiltrada de joven vuelve a la ciudad, la detective encontrará la última oportunidad para encontrar su perdón y obtener un mejor futuro para su familia. Pero el precio para conseguirlo no va a ser fácil.

La historia se dividirá en dos partes muy notables, la del presente, en la que veremos a esa Erin perdida y sumergida en la investigación por encontrar a Silas diecisiete años después de que todo en su vida diese un giro de 180º; y la del pasado. En esta última conocemos cómo Chris (Sebastian Stan) y Erin se conocieron al infiltrarse juntos en una banda de ladrones de bancos, y como lo que empezó siendo una relación de compañeros pasó a ser algo más. Sin embargo la que corresponde al presente además de verla haciendo su trabajo, la veremos como madre de una adolescente buscará lo mejor para su hija, pero ella no está muy por la labor de que su madre triunfe.

Si hay alguien que se lleva todo el centro de nuestra atención es Nicole Kidman. Consigue realizar un papel impecable, esta vez casi irreconocible bajo una gran capa de maquillaje y un personaje muy peculiar. Ha hecho funcionar a la perfección un personaje muy complicado al que le ha dado su toque personal, tanto en la parte del pasado como en la del presente, dando a Erin dos personalidades completamente distintas. Es por ello que ya ha conseguido una nominación para los Globos de Oro de este año.

Y una de las cosas que más me gustaron fue las escenas en las que aparecía Sebastian Stan, ya que la química entra ambos llena la pantalla por completo sumergiéndonos por completo en la trama. Funcionan muy bien juntos y ha quedado más que demostrado.

Si hay que ponerle alguna pega, se la pondría a la duración de la película. Son dos horas en las que en todo momento está pasando algo relevante para la historia, pero a la vez se hace algo larga. Eso sí, la parte final os sorprenderá con algo muy inesperado y que nos hace ver que todas las pruebas llevaban a algo que teníamos delante de nuestras narices.

Si queréis caer en las redes de la interpretación de Kidman y en una historia policíaca toca esperar un poco ya que llega a nuestros cines el próximo 15 de febrero.

 
The following two tabs change content below.

Miriam Cortés

Los hermanos Winchester me metieron en este mundo llevándome hasta el mismo Infierno y así conocer otras historias. En mis ratos libres estudio magisterio para así crear la próxima generación seriéfila.

About Miriam Cortés

Los hermanos Winchester me metieron en este mundo llevándome hasta el mismo Infierno y así conocer otras historias. En mis ratos libres estudio magisterio para así crear la próxima generación seriéfila.