DC’s Legends of Tomorrow 5×13: I am legends

DC's Legends of Tomorrow 5x13: I am legends

DC's Legends of Tomorrow 5x13: I am legends

Series: DC's Legends of Tomorrow

4.5 Stars

Summary

Las Leyendas tienen que aprovechar el tiempo si quieren hacer uso de sus 24 horas de inmortalidad, pero se les aparecerá más de un problema de por medio.

Coder Credit

Una semana más las Leyendas vuelven para hacernos pasar la cuarentena un poquito mejor... y eso que este capítulo haya sido extrañamente irónico en estos momentos.

Y es que el título ya nos daba la pista de que las Leyendas se iban a enfrentar en esta ocasión a zombis que quieren acabar con ellos, y los carteles de zonas en cuarentena por un brote nos pillan más cercanos que en otras ocasiones. Pero empecemos por el principio.

Tendrán que coger el autobús... más o menos

La semana pasada las Leyendas se habían hecho inmortales por un día (excepto Zari) y ahora comienzan el día preparados para salvar a Behrad y a la madre de Astra. Lo malo es que no es nada fácil llegar hasta la nave cuando descubren que Astra se ha ido con sus hermanas a la nave y se han alejado de allí. La idea de Ava es que, como están en el Reino Unido, pueden llegar hasta Londres donde habrá un piso franco del Time Bureau y desde allí teletransportarse a la Waverider con un aparatito de esos tan maravillosos que tienen los agentes del Tiempo.

La idea es buena, pero pronto se darán cuenta de que no tienen un coche y tienen que esperar por el autobús. Cuando por fin llega y no le pueden pagar al chófer porque no llevan dinero encima, Mick se harta y saca al conductor con poco cariño por decirlo suavemente, y se van de allí camino a Londres. En cierto momento, parece que Sara ve algo del futuro al tocar a Ava, pero no sabemos qué es y nos dejarán un rato más con la intriga, y Sara se hace la loca y no se lo cuenta a sus amigos.

Mientras, en la Waverider tenemos a Astra y a las hermanas de Charlie, que quieren usar el Telar del Destino de una vez por todas. Con quien no cuentan estas tres es con Gary, que se encuentra a bordo de la nave porque se fue antes al sentirse mal. Junto a Gary está su nueva mascota, Gary Jr. II, pero pronto tendrá una nueva compañera: Gideon aparece cuando Gary intenta volver a conectarla después de que las moiras la hayan desactivado.

Gideon en carne y hueso... o casi, porque evidentemente, al final resulta ser la imaginación de Gary tras haber sufrido una descarga eléctrica mientras toqueteaba los cables de la nave. En realidad, Gary ha estado hablando con el conejo pensando que es Gideon, pero ha estado bien volver a ver a la mujer aunque fuera de esta manera. Sorprendentemente, Gary logra arrebatarles a las hermanas los tres anillos y además, logra esconderlos mediante un hechizo, con lo cual las moiras no pueden matarlo sino que necesitan torturarlo para que se los devuelva. De eso se va a encargar Astra (a la que las moiras convencen al enseñarle la muerte trágica de su madre, diciéndole que no va a servir de nada que la traiga a la vida), pero Gary acaba convenciéndola de que las Leyendas son sus amigos y de que no tiene por qué hacerles caso.

Los zombis son duros de pelar

Antes de comentar lo que pasa a partir de aquí a bordo de la nave, es necesario volver a la trama de Sara y compañía. En el autobús, y tras alguna discusión que otra, Mick acaba atropellando a alguien. En cuanto paran y se bajan a ver si ha matado a la persona, esta se levanta como si nada y, al darse la vuelta, vemos que es una zombi. Una de las hermanas de Charlie les ha preparado esta sorpresita y tendrán que luchar contra una horda de zombis justo después. Pero como son inmortales (excepto Zari) no tardan en librarse de todos ellos y vuelven a la carretera.

No por mucho tiempo, porque el autobús se estropea y Zari le pregunta a Constantine si no conoce a alguien que le pueda prestar un coche y acaban yendo los dos por separado a buscar otro medio de transporte. La escapada de estos dos no es más que una excusa para que veamos que sí que hay algo entre estos dos, pero aun así, consiguen una furgoneta justo en el momento exacto para rescatar al resto del grupo, al que había parado un grupo de soldados pensando que eran zombis (viendo reforzada la idea cuando le disparan a Ava en la cabeza y revive como si nada) y los habían atrapado (y posteriormente las Leyendas se habían escapado).

Cuando por fin llegan al piso franco (que era un bar), Ava encuentra el dispositivo para volver a la nave pero está sin cargar. Mientras esperan a que se cargue, Constantine y Zari se lían inevitablemente y parece que la única que se da cuenta de lo que ha pasado es Charlie. Además, la inmortalidad desaparece mientras el maldito trasto se carga y encima Sara confiesa por fin lo que vio: su muerte a manos de un grupo de zombis que rodean el bar y que entran en cuanto huelen que ya no son inmortales. Ava está hecha polvo pero Sara le dice que confía en que la reviva con el Telar y comienza la última pelea.

La escena de todos reunidos es muy bonita

No será solo la última pelea para Sara, porque al final acaban muriendo todos a manos de los zombis excepto Charlie, que se va a la nave cuando por fin se carga el aparatito. En la Waverider, Astra ha muerto a manos de Atropos, que se ha dado cuenta de que las ha traicionado. Charlie llega un poco después y libera a Gary, que le entrega los anillos al momento. Y al momento también muere Gary, también a manos de Atropos.

Solo queda Charlie viva para que arregle todo este desaguisado. Aunque la última escena nos intente hacer creer que Charlie se ha unido a sus hermanas por fin, seguro que guarda un as en la manga. Solo quedan dos capítulos más para despedirnos hasta 2021 de las Leyendas. ¿Cómo acabará todo esto?

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Ahora lo intento en el mundo de la traducción audiovisual. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.