Cupido 1×01: Piloto

Cupido 1x01: Piloto

Cupido 1x01: Piloto

Series: Cupido

1 Stars

Summary

Chloe, Marta, Amanda y Lucía van a pasar el fin de semana en la casa del novio de Chloe, Edrian. Cuando llegan encuentran que el chico vive en una mansión preciosa con un grupo de muchachos jóvenes. La situación idílica empieza a cambiar cuando surgen ciertas extrañezas.

Coder Credit

El primer capítulo de ‘Cupido’ se estrenó el miércoles 16 de mayo en la plataforma digital de RTVE, Playz. La serie está dirigida al público joven y apuesta por un género híbrido entre el thriller, el drama y la fantasía.

El episodio piloto, un poco más largo de lo que serán el resto, comienza con el viaje de Chloe (Michelle Calvó), Marta (Songa Park), Amanda (Lucía Guerrero) y Lucía (María Hinojosa), a la casa del novio de Chloe, Edrian (Mario Plágaro), donde van a pasar el fin de semana. Cuando llegan se dan cuenta de que éste vive en una ostentosa mansión con un grupo de chicos. Mientras ellas se instalan sorprendidas por lo paradisíaco del emplazamiento, los chicos comienzan a tramar algo entre ellos.

El creador de "Cupido", Frank Ariza, ha abogado en esta ocasión por el talento joven. Entre los nombres más destacados que componen el reparto están Mario Plágaro, Michelle Calvó, Songa Park, Lucía Guerrero, María Hinojosa, José Lamuño, Christian Sánchez, Manuel Vega, Chanel Terrero y Estefanía de los Santos. No obstante, un buen reparto no es suficiente para un episodio que desde el comienzo está orientado a que el espectador note que los chicos no son personas corrientes. Con ese fin, la trama se ve forzada a que surjan eventos misteriosos sin ningún nexo ni naturalidad y los actores, en consecuencia, van moviéndose como por un impulso sin propósito.

 

Por otro lado, la premisa plantea demasiados interrogantes en los que la cuestión de por qué alguien invitaría a tres amigas cuando se supone que va a conocer a la familia de su novio es la menos relevante. Asimismo, las cuatro chicas están tan impresionadas por el lugar que no se plantean en ningún momento cuál es la relación que guardan entre sí los muchachos, de qué viven o por qué hay un caballo en mitad del salón. Si bien es cierto que toda la escenografía es impactante y está muy bien cuidada, no es suficiente excusa como para que cuatro mujeres campen a sus anchas en una mansión perdida, rodeadas de hombres y sin señal telefónica.

 

Los momentos más provechosos del capítulo surgen cuando las muchachas se quedan solas para charlar entre ellas, arreglarse y gastarse bromas. Desde un comienzo se sabe que la carga humorística de la serie va a recaer sobre la actriz Songa Park cuyo personaje es a la par el enamoradizo y el ingenuo. Todavía es pronto para conocer a las demás, pero causan una buena impresión. La peor parte de la actuación recae sobre el reparto masculino. La forma que tienen de expresarse y sus conductas son bastantes inverosímiles para tratarse de “hombres” que apenas han salido al mundo real. Asimismo, la serie propone escenas de excesiva emoción para personajes con los que todavía no empatizamos y que, además, están sobreactuadas.

La mezcla entre situaciones normales con otras de tipo fantástico o de carácter anacrónico no está bien llevada. El efectismo dramático no llega y el capítulo, aun con una fórmula novedosa y un buen elenco, empieza a sentirse demasiado largo. Solo por ver de nuevo ese universo y la hermosura de la mansión repetiría con “Cupido”, quién sabe si me podrá enamorar con el tiempo.

     
The following two tabs change content below.

Raquel Verdugo

Comencé a ver series porque a mis amigos no les ocurría nada interesante. Ahora he sustituido sus historias por la de los personajes a los que amo. A veces olvido el nombre de mis amigos, pero no importa si mantengo cerca el de Don Draper, Hannah Horvath o Jon Snow.

Latest posts by Raquel Verdugo (see all)

About Raquel Verdugo

Comencé a ver series porque a mis amigos no les ocurría nada interesante. Ahora he sustituido sus historias por la de los personajes a los que amo. A veces olvido el nombre de mis amigos, pero no importa si mantengo cerca el de Don Draper, Hannah Horvath o Jon Snow.