Cobra Kai Temporada 4

Cobra Kai Temporada 4

Cobra Kai Temporada 4

Series: Cobra Kai

4.5 Stars

Summary

Johnny y Daniel deciden unir fuerzas para plantarle cara a John Kreese y sus temibles Cobra Kai, sin saber que su enemigo está buscando a otro aliado que puede complicar aún más las cosas.

Coder Credit

Netflix decidió empezar 2021 con la tercera temporada de Cobra Kai y seguramente pensaron que qué mejor manera que también acabar el año con estos personajes a los que tanto queremos: ¡Y no se equivocaban! La cuarta entrega de la serie, que continúa el camino trazado por la saga cinematográfica Karate Kid, se estrena el 31 de diciembre y ya os podemos decir que os coloquéis vuestros Gi para el combate de nuestras vidas. En SeriesOnDay hemos podido ver los diez episodios que conforman la temporada y os contamos sin Spoilers por qué NO os la debéis perder.

Hagamos un rápido repaso de lo sucedido. Kreese se había apoderado de Cobra Kai, lo que había llevado a Johnny a fundar un nuevo dojo (Colmillo de Águila) con algunos de sus estudiantes, pero la rivalidad entre unos y otros también perjudicaba al Miyagi-Do. Finalmente, Johnny y Daniel se dieron cuenta de que la única manera de derrotar a Kreese era unir fuerzas, por lo que decidieron aliarse y entrenar juntos a sus estudiantes para así tener una opción de ganar.

La unión hace la fuerza

Desde que vimos la escena final de la tercera temporada, con ambos senseis preparados para iniciar una clase juntos, no podíamos esperar a ver cómo serían esas lecciones. Tres temporadas nos han demostrado que Johnny y Daniel son muy orgullosos, quieren hacer las cosas a su manera y difícilmente admitirán que el kárate que enseña el otro puede ser más útil de lo que creían. El equipo formado por los antiguos rivales nos va a deparar grandes momentos cómicos, mientras que Daniel se asusta viendo las barbaridades que Johnny hace para entrenar a sus alumnos, éste se desespera ante las katas y la filosofía de defensa del primero.

La evolución de su relación es uno de los puntos fuertes de la temporada y nos va a dejar grandes escenas. Tendrán sus más y sus menos, pero los dos quieren preparar lo mejor posible a sus estudiantes y derrotar a Kreese. Ver también la dinámica de Daniel con los alumnos más impetuosos de Colmillo de Águila, así como a Johnny enseñando a los Miyagi-Do a ser ofensivos es muy interesante, y veremos que todos pueden sacar aprendizajes importantes de esta situación.

 

Pero no solo nuestros protagonistas formarán equipo, porque en el lado contrario nos encontramos con el regreso del terrible villano de Karate Kid III: Terry Silver (Thomas Ian Griffin). No hace falta tener fresca la película porque los flashbacks recurrentes nos mostrarán lo suficiente de Terry para saber qué hizo y por qué Daniel LaRusso le teme tanto. Tal vez podíamos esperar que el hombre llegara dispuesto a hacer sangrar a sus enemigos, pero nos encontraremos con un personaje más reflexivo y con más matices de lo que recordábamos.

Las rivalidades continúan

El conflicto comenzó con Daniel y Johnny y, aunque ellos han limado asperezas, sus alumnos siguen metidos en una guerra cuyo final es incierto. Los enfrentamientos y los malos rollos siguen siendo una constante, pero si hay una pareja que aún tiene mucho que decirse son Samantha y Tory. Las dos jóvenes se han odiado desde el principio, y las salvajadas que Tory le hizo a Sam son difíciles de olvidar. Si la temporada pasada me gustó que exploraran los ataques de pánico de Sam y su forma de plantar cara al miedo, en ésta me toca decir que la evolución que le han dado a la primogénita de los LaRusso acaba siendo frustrante.

Entiendo que Sam odia a su rival por lo que pasó y que Tory tiene comportamientos psicópatas de vez en cuando, pero hay momentos en los que la obsesión de Sam resulta pesada y nos dan ganas de gritarle que lo que tenga que decir lo diga en el tatami y se deje de tonterías. Nunca he simpatizado con Tory y su forma violenta de hacer las cosas, pero sé que no ha tenido una vida fácil y que Sam representa todo lo que ella no tiene: estabilidad familiar, dinero y gente que la cuide y la proteja.

La joven ha tenido que luchar por todo lo que tiene, que no es mucho, mientras que a Sam se lo han dado todo hecho. Como personaje, Tory es mucho más interesante que muchos de los estudiantes y han sabido explotar su historia para que la comprendamos aunque sigamos sin fiarnos de ella.

 

Otro personaje destacado de la cuarta temporada ha sido Eli/Hawk. Después de ser consciente de lo que estaba haciendo, lo vimos recapacitar y dar la espalda a Cobra Kai para defender a sus amigos, por lo que en los nuevos episodios lo encontraremos tratando de descubrir quién es y asumir sus errores. Entrar en Cobra Kai lo cambió, y pasó de ser el objeto de burla de los demás a ser el acosador de su mejor amigo y eso es algo que ahora le atormenta. Eli se sentirá perdido, queriendo enmendar todo lo que ha hecho y tratando de encajar entre un grupo que aún le teme.

La unión de Robby a Cobra Kai fue un palo muy fuerte para Johnny, quien de golpe descubría que su hijo estaba en manos de Kreese y sabía la mala influencia que sería para él. Vamos a encontrar a un Robby algo más maduro (según la ocasión), que tomará el rol de mentor de uno de los nuevos personajes y luchará por lo que quiere sin dejarse cegar por el odio como sí harán otros de sus compañeros.

Como hemos visto a lo largo de la serie, el acoso, las absurdas riñas entre adolescentes y las batallas campales siguen a la orden del día. El bullying sigue muy presente en la serie, dejando claro que cualquiera puede ser víctima y verdugo y estaría bien que se explorara esto desde una postura más pausada y no recurriendo a la violencia cada vez.

Pero aparte de los jóvenes están los adultos, y el haberle dado más minutos a Amanda LaRusso es un acierto. En la mayoría de ocasiones la mujer parece la única adulta sensata y su presencia es muy beneficiosa para todos: atentos a su preocupación por un personaje del bando rival, y el juego que puede dar esta relación.

 

Cobra Kai regresa con fuerza, con unos primeros episodios más cómicos que poco a poco van dando paso a un tono más serio y dramático. No hay que olvidar que el alma del valle está en juego, el gran campeonato se acerca y de su resultado depende el futuro de todos. ¿Listos para el cuarto asalto?

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.