Cobra Kai: Temporada 3

Cobra Kai: Temporada 3

Cobra Kai: Temporada 3

4.5 Stars

Summary

Después la gran pelea en el instituto, que acabó con Miguel en coma, Daniel y Johnny renuncian a seguir enseñando kárate: pero el peligro que entraña John Kreese hará que se replanteen esta decisión.

Coder Credit

Netflix ha decidido darnos un gran inicio de 2021 estrenando los nuevos episodios de la exitosa serie secuela de la saga Karate Kid, y mañana día 1 estarán todos disponibles en la plataforma de streaming. En Series On Day hemos podido ver la temporada al completo y os comentamos SIN spoilers qué nos ha parecido. ¿Listos para volver al tatami?

Fue en 2018 cuando Cobra Kai volvió a nuestras vidas en YouTube Premium, pero muchos no tuvimos posibilidad de verla entonces, además de que no tuvo tanta repercusión como ocurrió tras su adquisición por parte de Netflix. La serie se ha convertido este año en todo un éxito a nivel internacional y los fans aguardábamos expectantes a la llegada de la tercera temporada para saber cómo iban a seguir las cosas.

Recapitulemos cómo había quedado todo tras el caótico final que culminó con la batalla campal entre los alumnos de Cobra Kai y los de Miyagi-Do. La rivalidad de los dos senseis se transmitió a sus estudiantes y el que salió peor parado fue Miguel (Xolo Maridueña) quien cayó por las escaleras tras un golpe de Robby. El joven protagonista quedó en coma y con un futuro incierto, mientras que Johnny (William Zabka) perdió el dojo a manos de Kreese (Martin Kove), su antiguo mentor se aprovechó de su ausencia para jugársela y hacer que sus alumnos se pusieran en su contra.

Teníamos muchas dudas sobre lo que sucedería en la tercera temporada: ¿se recuperaría Miguel? ¿Unirían fuerzas Johnny y Danny (Ralph Macchio) para enfrentarse a Kreese? No vamos a dar respuesta a ninguna de estas preguntas, para saberlo debéis ver la serie y descubrirlo por vosotros mismos, pero sí vamos a comentaros lo que podéis esperar: y tranquilos, no hay spoilers.

 

Todos los protagonistas van a estar muy marcados por lo que le sucedió a Miguel. Por un lado tenemos a Johnny y Danny que se sentirán tremendamente culpables por lo sucedido y cada uno tratará de sobrellevarlo a su manera. Entre los jóvenes veremos que Sam (Mary Mouser) está muy afectada y va a tener una gran cantidad de emociones y sentimientos que no sabe cómo gestionar; los alumnos de Cobra Kai con Hawk (Jacob Bertrand) a la cabeza culpan a los de Miyagi-Do y no dudarán en ir a por ellos en cada ocasión que tengan para vengar a Miguel (gran culpa de esto la tiene Kreese y la mala influencia que ejerce en sus estudiantes). Por último tenemos a Robby (Tanner Buchanan) que se dio a la fuga y nadie conoce su paradero por el momento.

Podemos decir que la temporada se divide en dos partes, la primera es mucho más dramática, los distintos personajes tienen que aprender a seguir adelante con sus decisiones y la implicación que tuvieron en la guerra. Obviamente no todos se van a sentir culpables, y por ejemplo Kreese va a saber sacar partido a la situación para seguir armando su propio ejército de alumnos de Cobra Kai, y estos van a seguir acusando al dojo rival sin querer asumir su propia responsabilidad.

Volveremos a ver la peor versión de Johnny, que se culpa del estado de Miguel además de sentirse mal porque su propio hijo está fugado y fue quien hirió al joven. El sensei Lawrence comenzó una nueva vida al conocer a Miguel y de repente nota que la estabilidad que había conseguido se tambalea por completo. Los sentimientos de Danny van por el mismo camino, pero él tiene una familia en la que apoyarse, aunque los LaRusso no van a pasar por un buen momento porque el incidente también les traerá problemas en el trabajo.

 

Por los diferentes tráilers ya sabíamos que Miguel saldría del coma, pero no estaba muy claro si lograría volver a caminar y hacer vida normal. Maridueña cumple sobradamente con todo lo que está sufriendo su personaje, vamos a notar su impotencia y sus ganas de rendirse pero Johnny va a estar ahí para él como un día le prometió. Ninguno sabe qué les depara el futuro pero el sensei hará todo lo posible por ayudar al alumno al que considera como un hijo, y otra vez más la química entre Johnny y Miguel va a darnos esa mezcla de drama, ternura y risas que nos enamoraron desde un principio. Estos dos hacen un gran equipo y algunas de sus escenas van a pasar de ponernos los pelos de punta a hacer que nos riamos con ganas.

En cuanto al resto de adolescentes, esta temporada destaca Sam a la que veremos mucho más madura y animando a sus amigos a plantar cara a los abusos de los Cobra Kai, pero de la que también conoceremos su lado más vulnerable. Hawk tomará el puesto de líder del dojo y encabezará una serie de ataques a los que considera sus enemigos para hacer justicia por Miguel, el joven se deja engatusar por Kreese y, aunque lo veremos dudar en más de una ocasión, su nuevo sensei sabe cómo manipularlo a su conveniencia.

Por otro lado tenemos a dos personajes que, a mi parecer, ha sido totalmente desaprovechados y cuyos arcos argumentales son un poco absurdos. En primer lugar está Tory (Peyton List), tendremos más información sobre su vida y su familia, la joven también acabó muy tocada tras la batalla pero nuevamente Kreese sabe jugar sus cartas para unir a la joven a sus filas. El odio de Tory a Sam es muy conocido pero la cosa llega a unos extremos absurdos, y es una de las pocas pegas que le pongo a la temporada. Luego está Robby cuya trama es interesante en un comienzo pero acaba cansando un poco, por no hablar que el desarrollo que tiene el personaje es el peor de todos.

Me hubiera gustado poder ver a Aisha (Nichole Brown) pero, tal y como ya anunció la propia actriz en sus redes sociales, no forma parte de la temporada y me parece un tremendo error por parte de los guionistas. La joven podría haber sido un elemento perfecto para tratar de poner paz entre ambos dojos, y habría sido interesante ver de qué lado se decantaba, pero han decidido prescindir de ella en esta temporada aunque es posible que volvamos a verla en el futuro.

 

Y ahora hablemos de Kreese, sin duda el personaje más odiado de la serie, y si creíamos que era imposible odiarlo más: ¡NOS EQUIVOCÁBAMOS! Kove borda perfectamente su papel, hace una actuación de diez y se nota que disfruta siendo el villano hasta el punto de que solo queremos aporrearle cada vez que aparezca en pantalla. Como nuevo dueño del dojo va a poder utilizar sus particulares métodos de entrenamiento y, sinceramente, Kreese da miedo y nunca sabemos qué puede hacer y hasta dónde es capaz de llegar. Su presencia también va a servir para que conozcamos más cosas sobre su pasado y el origen de Cobra Kai pero, aunque su historia nos causaba curiosidad, en mi opinión no termina de convencer.

Por los avances y distintas noticias también sabíamos que Danny iba a viajar en algún momento a Okinawa y su camino lo llevaría a reencontrarse con Kumiko (Tamlyn Tomita) y Chozen (Yuji Okumoto). Los que no hayáis visto o no tengáis fresca Karate Kid 2 no tenéis que preocuparos porque hay los suficientes flashbacks para meternos de lleno en esta trama, que además sirve para traer de nuevo toda la esencia y las enseñanzas del señor Miyagi.

Poco más se puede comentar sin hacer spoilers importantes de la trama. El resultado final es muy positivo pese a las pequeñas pegas que puse a las tramas de Tory, Robby y el pasado de Kreese. La rivalidad y los enfrentamientos entre los estudiantes van a ser el pan de cada día ya que los ánimos están muy caldeados. Es cierto que algunas de las situaciones van a parecer excesivas y ese odio visceral que se tienen un poco exagerado, pero no hay más que imaginar si dos aficiones radicales de equipos deportivos rivales se encuentran: pues esto es exactamente igual, sin olvidar que estamos hablando de adolescentes cuyas hormonas están mucho más revolucionadas y no se paran a pensar en lo que hacen.

 

Cobra Kai mantiene el nivel de las dos temporadas anteriores, nos va a dar muy buenas coreografías de lucha y algunas escenas realmente inolvidables tanto para los fans de la saga cinematográfica como para los nuevos seguidores. El accidente de Miguel es el punto de inflexión en la historia y va a hacer que nuestros protagonistas tengan que revaluar sus posturas, dándonos un desarrollo muy interesante en algunos casos y todo acompañado con la mejor música, referencias a los ochenta y diversión a raudales que nos hace querer más según terminemos. ¡Netflix no ha podido darnos un mejor regalo para comenzar 2021!

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.