Castle 8×14: G.D.S

Castle 8x14: G.D.S.

Castle 8x14: G.D.S.

Series: Castle

3.5 Stars

Summary

Castle se va a Los Ángeles a intentar descubrir algo más sobre su desaparición y allí recibirá una curiosa invitación.

Coder Credit

Siguiendo el desenlace del capítulo anterior, no había otra opción: esta semana Castle se va a Los Ángeles. Y sin Beckett, pues Stana Katic estaba de vacaciones y no aparece en todo el capítulo, así que qué mejor forma de intentar que su ausencia pase desapercibida que traer a Summer Glau como estrella invitada. Sin embargo, no es la única invitada, pues también podemos ver reunidos a Doug Savant y Nathan Fillion, que ya habían coincidido en Mujeres Desesperadas.

Además, Hayley y Lanie cogen algo de protagonismo, al igual que Alexis aunque quizás en menor grado. Después de una escena un tanto tenebrosa donde encuentran un cadáver en un cementerio, el episodio empieza directamente con Castle, Alexis y Hayley en Los Ángeles. Antes de poder instalarse siquiera en el hotel, Castle recibe una misteriosa invitación: la Gran Sociedad de Detectives pide su ayuda en un crimen que se ha cometido (el del cementerio que abría el capítulo).

El trío investigador en LA
El trío investigador en LA

¿Y quién va a convencer a Castle de que no acuda a la llamada de semejante sociedad? Efectivamente, ni Hayley ni Alexis logran convencerlo de que puede ser una trampa y de que deberían centrarse en investigar su desaparición, y allá que va Castle al cementerio, acompañado de Hayley pues no quiere que Alexis abandone el  hotel por lo que pueda pasarle. Allí se encuentran brevemente con Summer Glau, que parece ser una policía (después descubrimos que no) y que evidentemente no se llama Summer Glau en la serie, sino Kendall Frost.

Parece que la víctima tiene una hermana en Nueva York, y es así como enlazamos con la comisaría 12, que aunque a Beckett no se le vea el pelazo por allí, sí que están Ryan y Espo, a quienes la policía de LA les pide ayuda para que interroguen a la susodicha hermana. Ese no es el único trabajo que tendrá Ryan en el episodio, pues en un aparte, para que no se entere Espo, Lanie le pide que investigue un poco a su nuevo novio.

Inevitablemente, Espo se entera de lo que Lanie le pide a Ryan y ambos deciden aprovecharse de ello y gastarle una broma a Lanie, contándole varias mentiras sobre el novio, lo cual, inevitablemente también, acaba volviéndose contra ellos porque cuando finalmente Lanie se da cuenta de que le estaban tomando el pelo, los ataca hilarantemente con un extintor. Y encima el novio no se mearía en la cama (que fue lo que Rysposito se inventó) pero tenía otro secreto que Lanie no pudo ni decir en voz alta y la cosa acabó mal. ¡Lanie vuelve a estar soltera!

Que os sirva de lección
Que os sirva de lección

El caso de la semana, que resuelven sin muchas complicaciones, sólo es la excusa para presentar a Kendall Frost y la Sociedad de Detectives, quienes intentan reclutar a Castle o a Frost, pues hay una vacante en la organización y eso trae consigo una competición: quien antes resuelva el asesinato, se unirá a la Sociedad. Pese a que en principio intentan jugar limpio para encontrar al asesino entre los dos y que así los admitan a ambos, Frost se la juega a Castle y la investigación se convierte en una carrera a contrarreloj.

Con un poco de suerte, talento y ayuda de Hayley a partes iguales, Castle logra resolver el asesinato antes que Kendall, pero finalmente rechaza pertenecer a la Sociedad, aduciendo que ya trabaja con la mejor detective del mundo, y le cede su puesto a Kendall. Durante la investigación, conocemos al culpable de que la película de Nikki Heat fuera una auténtica basura y paseamos por algún que otro plató de rodaje. ¡Esto es Hollywood!

Hayley y Kendall tienen que unir fuerzas a regañadientes
Hayley y Kendall tienen que unir fuerzas a regañadientes

Aparte del asesinato, nuestros protagonistas dominan la multitarea, pues no nos olvidemos de la verdadera razón por la que están en Los Ángeles: Castle recordó que había estado en Koreatown cuando estuvo desaparecido y allí se dirige dispuesto a enterarse de lo que le pasó. Tras recuperar un reloj que aparentemente había dejado en pago, descubren que en él se escondía un dispositivo localizador.

Pero Hayley les dice que es sumamente común e imposible de rastrear por lo que se hallan otra vez en un callejón sin salida. Pero si en algo se parece Alexis a su padre, es en lo increíblemente cabezota y persistente que es y no se rinde tan fácilmente, logrando encontrar al comprador del chip. Alexis le cuenta a Hayley lo que ha descubierto pero ésta le dice que se lo deben ocultar a Castle pues se está obsesionando demasiado con el tema y no es bueno para él.

Alexis parece hacerle caso y borra lo que ha encontrado, o por lo menos, eso es lo que le muestra a Hayley, pues no puede dejarlo pasar (la actitud de Hayley es cuanto menos, sospechosa) y decide seguir con la investigación ella sola y hablar con la tía de Malcolm McCabe, el comprador, pues McCabe se encuentra fuera de la ciudad. En casa de la tía, Alexis se topa con una foto de… ¡Hayley y Malcolm!

Alexis con la mosca detrás de la oreja
Alexis con la mosca detrás de la oreja

Está claro que Hayley está metida hasta las cejas en la desaparición de Castle, y tras una breve conversación entre Alexis y Hayley, donde vemos que a Hayley le importan tanto Castle como su hija, regresan al hotel y por fin nos enteramos de cuál es la conexión: Hayley había trabajado para el Servicio Secreto británico donde conoció al padre de Castle y éste le pidió hace un año y medio que vigilara a Castle en Los Ángeles, pues estaba metiendo las narices donde no debía.

Resulta que Castle, después de terminar su misión con el FBI en Tailandia, se dirigió a LA y Hayley le perdió la pista cuando regaló su reloj. Para cuando Hayley lo encontró de nuevo, le habían disparado y le dijo a Hayley que le iba a pedir a su contacto en el FBI que le borrara la memoria. Castle sigue tan confundido como antes, pues sigue sin entender qué es lo que le hizo tomar la decisión de olvidarse de todo.

Como no puede dejarlo pasar, Hayley le proporciona acceso a una web que él mismo preparó en caso de que se encontraran en esta situación. Hayley no sabe lo que hay en la página, pues sólo Castle sabe la contraseña y juntos ven lo que en ella se escondía: un vídeo de Castle hablando con el futuro Castle y lo típico de “si estás viendo este vídeo eres idiota, tendrías que haberte olvidado de todo este embrollo”.

Castle se cuestiona a sí mismo y sus decisiones
Castle se cuestiona a sí mismo y sus decisiones

Aquí viene la sorpresa, lo que Castle investigaba no era otra cosa que… ¡la trama Loksat! No sabemos ni cómo ni por qué estaba involucrado Castle en esto hace un año y medio, cuando Beckett lleva en ello sólo lo que va de temporada. El capítulo acaba con Castle horrorizado al darse cuenta de que la muerte de McCord y el equipo de Kate en el FBI fue su culpa por haber intentado indagar sobre Loksat.

Castle tendrá que decidir ahora si compartir toda la información que ha descubierto con su mujer o hacerse caso a sí mismo (a su yo del vídeo al menos) que le dice que lo deje todo o Kate acabará muerta. Y tendremos que esperar una semana más de lo normal, pues el próximo lunes… ¡no habrá nuevo capítulo de Castle!

¿Qué os ha parecido el episodio? Aunque siempre es agradable ver reuniones de las estrellas de Firefly, me esperaba más del personaje de Summer Glau… igual vuelve en otro capítulo, ¡ojalá!

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.