Castle 8×12: The Blame Game

Castle 8x12: The Blame Game

Castle 8x12: The Blame Game

Series: Castle

3 Stars

Summary

Castle y Beckett se enfrentan por separado al mismo reto: salir de la habitación en la que están encerrados junto con otras personas.

Coder Credit

Esta semana Castle vuelve con un misterioso caso. En un capítulo algo extraño, y eso que hemos tenido capítulos en realidades alternativas o viajeros en el tiempo, Castle y Beckett se enfrentan a un nuevo reto.

Todo empieza con el asesinato de una reportera de investigación llamada Emma. En el escenario del crimen, el asesino ha dejado un dibujo en un espejo a modo de firma, y mientras Beckett intenta averiguar qué ha podido pasar, Castle se reúne con Stephen King en un apartado lugar. O eso es lo que cree él, porque pronto se ve metido de lleno en el caso que investiga Kate sin darse cuenta.

Castle se despierta en lo que parece una clase de colegio junto a otros tres hombres a los que no conoce de nada y que todos muestran los mismos síntomas de haber sido drogados y atraídos hasta aquel lugar con promesas falsas (no, Castle, Stephen King no quería colaborar contigo…). Castle comienza a hacer lo que mejor se le da aparte de escribir novelas: intentar descubrir el motivo por el cual se hallan allí encerrados.

Beckett no se deja amedrentar por nadie
Beckett no se deja amedrentar por nadie

Nada de lo que el resto de los allí presentes le cuenta le ayuda a entender qué está pasando, y sin móvil, lo único que pueden hacer es intentar salir de allí con las pistas que les ha dejado el secuestrador. Poco a poco se dan cuenta de que están metidos en un juego peligroso en el que el menor fallo puede provocar la muerte de alguno de ellos  y que lo que quiere conseguir el criminal es que se maten unos a otros.

En cierto momento, se enciende una tele y los cuatro secuestrados pueden ver cómo sus respectivas novias y mujeres se hallan en su misma situación. Efectivamente, Beckett está acompañada de otras dos mujeres (uno de los hombres es un cura y por lo tanto no tiene pareja que pueda estar allí con las chicas) en una sala que parece idéntica a la de ellos.

Mientras los chicos por un lado y las chicas por el otro intentan salir de allí descifrando las pistas que ha dejado el secuestrador, fuera, Alexis y Hayley se preocupan y descubren que Castle ha sido secuestrado y Beckett probablemente también. Acuden entonces a la comisaría y Espo y Ryan comienzan a pensar que el caso que llevan tiene algo que ver con la desaparición de la pareja.

¿Pero qué está pasando aquí?
¿Pero qué está pasando aquí?

Al final, ambos grupos logran salir de sus respectivas clases, menos un hombre que intentó matar al resto y le salió el tiro por la culata literalmente, y Castle y Beckett se reencuentran. Pero no acaba ahí todo, falta una última fase en la que no todos pueden salir libres, y son nuestros protagonistas y el cura quienes se quedan atrás encerrados para que el resto pueda salir libre.

Evidentemente, Castle y Beckett se dan cuenta de que el culpable de todo esto es el hombre que tienen delante y muy sincronizados, logran desarmarlo justo al tiempo que llegan sus amigos de la comisaría 12 junto a Alexis y Hayley para sacarlos de allí. Resulta que el secuestrador había sufrido unos experimentos cuando era niño junto a su hermana gemela y necesitaba hacer saber al mundo todo lo que había sufrido.

El capítulo no será de mis favoritos ni muy recordado, sólo destaco una escena final entre Alexis y Hayley en la que Alexis, comprensiblemente, se lamenta de todas las veces que su padre ha sido secuestrado y Hayley la anima y logra que la acompañe a divertirse un poco por ahí. Por lo demás, el caso resulta demasiado simple (que por sí solo no significaría que fuera malo, pero en este caso cojea) y las pruebas y pistas que les iban dando en las habitaciones no eran ni siquiera muy elaboradas, por eso, aunque no se hace pesado, lo encuentro por debajo de la media de esta temporada. ¡A ver qué nos traen la semana que viene!

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.