Capitani, muertes y secretos en un pequeño pueblo

Este mes nos trasladamos a Luxemburgo con nuestra serie del mundo, una historia de crímenes donde todos son sospechosos y los espectadores pueden entretenerse tratando de descubrir al asesino a la vez que los policías al frente del caso. La serie, que podemos encontrar en Netflix, es una opción perfecta para visionar durante un fin de semana.

Creada por Thierry Faber, Eric Lamhène y Christophe Wagner, la primera temporada de Capitani fue estrenada originalmente en Luxemburgo en el año 2019 y distribuida internacionalmente por Netflix en febrero de 2021, convirtiéndose en la primera serie original del país en la plataforma de streaming. El éxito de la serie policíaca ha supuesto su renovación para una segunda entrega que se espera el próximo año.

La trama nos lleva a la ficticia localidad de Manscheid, un idílico pueblecito en el que todos sus habitantes se conocen, donde suelen resolver las cosas por sí mismos y sin necesitar ayuda de gente ajena al pueblo. Los problemas comienzan cuando una adolescente es hallada muerta en el bosque que rodea la localidad, a la vez que su hermana gemela desaparece y es el detective foráneo Luc Capitani (Luc Schiltz) el elegido para liderar la investigación.

Luc escoge a dos de los policías locales para que sean sus ayudantes: por un lado el agente Joe Mores (Joe Dennenwald), cuya ingenuidad a la hora de tratar con los demás puede ser un traste para su futuro en el cuerpo, y la brillante Elsa Ley (Sophie Mousel) quien rápidamente se convierte en la mano derecha de Capitani y demostrará que vale para mucho más que para ser únicamente policía de una pequeña población.

 

La muerte de la joven Jenny Engel, así como la desaparición de su hermana Tanja, sumen a la localidad de una gran tristeza a la vez que la sospecha recae en ellos. Los padres de las niñas son Nadine (Claude De Demo) y Mick (Jules Werner), cada uno lucha contra el dolor a su manera pero ambos exigen saber qué les pasó a sus hijas. Otros habitantes destacados son el panadero Jim Boever (Roland Gelhausen) y su hija Manon (Julie Kieffer), el novio militar de Elsa llamado Steve (Konstantin Rommelfangen) y la propietaria del hostal de la zona, Sofia (Brigitte Urhausen).

Cuando Capitani comienza a indagar en el caso no espera que la historia se retuerza de tal manera que haya varios frentes abiertos y que encontrar al asesino vaya a ser tan complicado, y es que según vamos adentrándonos en la historia descubrimos que pasan muchas cosas raras en la zona y parece que nadie del exterior es consciente de ello. Por un lado, hay un gran problema de drogas y todos lo saben, lo que hace que las sospechas de la policía vayan en esa dirección. Pero nuestro protagonista también desconfía de la presencia de militares en los alrededores y lo que pueden estar haciendo.

Pero no solo los lugareños ocultan cosas, ya que el propio Capitani tiene asuntos pendientes de su pasado que lo vinculan directamente con Manscheid, y a la vez que vamos escarbando en la vida de los vecinos, iremos dándonos cuenta que nuestro protagonista oculta algo que lo conecta con Sofia.

 

Los primeros capítulos sirven para la presentación de los hechos y engloba los inicios de la investigación, donde cada pista es tratada con la importancia que merece, y posteriormente iremos involucrándonos más en la historia del pueblo y sus habitantes hasta llegar a la resolución del caso. Los guionistas nos van dando la información en pequeñas dosis, lo que hace que estemos ante una serie que se cuece a fuego lento pero que no se hace pesada, y es que la poca duración de sus episodios (de media hora) provoca que cuando nos queramos dar cuenta ya estemos enganchados y queramos saber qué pasó con las hermanas Engel.

El personaje de Capitani es quien nos atrapa desde un principio, ese policía hosco y malhumorado que oculta algo es muy interesante desde el principio y poco a poco irán aflorando diversas facetas suyas que podían permanecer escondidas. Su dinámica con Elsa es lo que termina de convencernos para sumergirnos en esta serie de traiciones y secretos que nos hace sospechar de todo el mundo. Luc no pretende erigirse como mentor de Elsa pero su gran experiencia hace que esta quiera aprender todo lo posible de él. Eso no quita para que la joven le recrimine sus malas palabras o su comportamiento, a menudo hostil, con los demás.

Capitani es una buena apuesta para los fans del género policíaco, que nos traslada a un enclave encantador y se convierte en una acertada elección para ver en un par de tardes.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.