Call My Agent 1×01: Cécile

Call My Agent 1x01: Cécile

Call My Agent 1x01: Cécile

Series: Call My Agent

4 Stars

Summary

La agencia ASK tiene entre sus clientes a varios de los actores y actrices más reconocidos de Francia, pero no es fácil sobrevivir en un mundillo donde cualquier error se paga con el fin de tu carrera.

Coder Credit

Este 24 de enero Cosmopolitan trae a España la exitosa serie francesa que nos ofrece un amplio vistazo a la caótica vida de una agencia de representantes de actores. La lucha por conseguir buenos contratos, tener contentos a sus clientes, además de no dejarse pisotear por otros agentes es el día a día en la vida de los protagonistas. Estamos ante una serie que mezcla comedia y drama con gran acierto y de la que disfrutarán tanto los apasionados del mundo de los famosos como aquellos que no lo son.

Conocida en su país de origen como “Dix por Cent” la serie ya lleva tres temporadas en emisión y ha sido un gran éxito de crítica y audiencia, por lo que no era de extrañar que antes o después cruzara la frontera y llegara a nuestras pantallas. Uno de los puntos fuertes y más originales del programa es que en cada episodio aparece un artista reconocido del cine galo interpretándose a sí mismo, así que no solo oiremos hablar de actores y actrices famosos sino que formarán parte de la serie de una forma tan activa que resulta muy interesante.

El primer episodio cuenta con Cécile de France (“Una Casa de Locos”, “The Young Pope”) como estrella invitada y gran parte de la trama gira en torno a ella y su posible aparición en una cinta americana. Pero los protagonistas principales son los agentes de ASK, empezando por Gabriel (Grégory Montel) quien representa a Cécile y hace todo lo posible para conseguirle un papel en la película. Lo acompañan Matthias (Thibault de Montalembert), Andréa (Camille Cottin) y Arlette (Liliane Rovère).

 

Podemos pensar que todos conforman un buen equipo, pero no tardamos en ver que éste es un mundo difícil donde pisas o te pisotean, y no dudan en estorbarse unos a otros con tal de mejorar sus condiciones. Tal y como ya imaginamos con todas las noticias que nos llegan de Hollywood, es un mundillo cruel donde los tiburones abundan y no es fácil hacerse hueco. Hay excepciones como el caso de Gabriel que prefiere evitar a Cécile a decirle que los estadounidenses la consideran mayor para el papel, todo porque no quiere hacer daño a la que considera su amiga.

Y es que pese al tono cómico que encontramos muy a menudo durante todo el episodio, hay bastantes críticas y en este capítulo las vamos a encontrar en lo referente a la edad en las actrices y las operaciones estéticas: dos conceptos que lamentablemente van unidos en muchos casos. Ya sabemos que llegado un momento las mujeres van teniendo opción a menos papeles, algo que no ocurre con los intérpretes masculinos.

Esto es algo que vamos a ver en “Call My Agent”, no solo nos reiremos de las disparatadas situaciones que ocurren en la agencia y a sus trabajadores, también veremos la crueldad y falsedad en el ambiente. Nos sorprenderemos con lo que son capaces de hacer algunos por lograr el éxito profesional aunque sea a costa de hundir a otros, pero todo con un guión que sabe encajar a la perfección humor y drama creando un producto consistente y que nos deja con ganas de ver más.

 

“Call My Agent” es la opción perfecta tanto para los que quieren saber más de los entresijos del mundo del cine y la televisión, como para aquellos que quieren disfrutar de una buena serie, bien escrita y con buenas interpretaciones. ¡Desde el día 24 tenéis una cita cada jueves en Cosmopolitan!

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.