‘Cadáver’, el terrorífico estereotipo que engancha hasta el final

Cadáver

Cadáver

3 Stars

Summary

Megan Reed es una joven que comienza a trabajar como médica forense en el turno de noche en la morgue. Poco tiempo después, los sanitarios le llevan un cadáver desfigurado, para que analice la causa de la muerte. Tras la llegada de este cadáver, la joven comienza a experimentar espeluznantes visiones, e irá descubriendo una serie de extraños y violentos sucesos causados por una entidad maligna.

Coder Credit

Ayer se estrenó ‘Cadáver’, la nueva película de terror de Diederik Van Rooijen que nos mantiene encerrados durante casi una hora y media entre las paredes metálicas de una morgue.

‘The exorcism of Hannah Grace’ o como ya la conocemos aquí: ‘Cadáver’, nos cuenta la historia de Megan Reed (Shay Mitchell), una policía retirada del cuerpo que se encarga de cubrir los turnos nocturnos en la morgue del Hospital de Boston donde comenzarán a ocurrir eventos sobrenaturales.

La película comienza de forma arriesgada, la primera secuencia es el exorcismo de Hannah Grace, una adolescente que está poseída por uno de los espíritus infernales más espeluznantes de los últimos tiempos, con esto decimos que se trata de un comienzo atrevido porque te enseña uno de los momentos más impactantes de las usuales películas de terror desde el primer minuto, dejando así muchas de sus cartas encima de la mesa para que el espectador conozca su juego y, quizás, se lleve menos sorpresas.

 

Tras estas primeras imágenes el ambiente cambia completamente para que, con un lapso de tiempo de tres meses en la acción, los guionistas nos presenten a Megan, la protagonista, que gracias a Lisa Roberts (Stana Katic) comienza a trabajar como médico forense en la morgue durante todas las noches. Una vez en este contexto las situaciones de terror son claras, no podrían haber escogido un entorno más idóneo para que cualquier situación resultara escalofriante al igual que la naturaleza de los distintos personajes que van apareciendo.

Van Rooijen ha utilizado los estereotipos infinitamente explotados en numerosas películas de terror, ha sabido mostrárselos al público de manera evidente y, aún así, conseguir que se enganche a la historia y necesite verla hasta el final. Tanto los personajes como las tramas se han formado como intuitivas para que la audiencia vaya formándo su propio argumento y que cuando coincida con el que ve en pantalla se sienta satisfecho.

Además, para guardarse las espaldas, han construido la historia de Megan Reed y la de Hanna Grace en partes alejadas e independientes pero con un fondo común que han resultado ser las claves del misterio de la película. A estas evoluciones se les une el aspecto filosófico que en cierto momento otorgan al tema de la muerte y que podríamos decir que se alza como uno de los puntos fuertes del tema del film.

 

La cinta, con evidente inspiración en ‘La autopsia de Jane Doe’ y consciente de no ser uno de los próximos clásicos, se ha arriesgado y ha acertado conduciendo sus posibilidades en una historia de traumas, posesiones, imperfecciones y lucha de realidades que no resultan tediosas ya que no nos suenan tan lejanas, un ejemplo es el hecho de que el ser maligno, en ocasiones, resulte más humano que sobrenatural.

Cumpliendo las expectativas de su target a partir del 30 de noviembre tenemos en la gran pantalla una buena opción para pasar una tarde llena de jumpscares, sangre y, cómo no, palomitas.

The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.