Broadchurch 3×03: Episode 3

Broadchurch 3x03: Episode 3

Broadchurch 3x03: Episode 3

Series: Broadchurch

4 Stars

Summary

Alec cada vez está más frustrado por no atrapar al culpable, que puede atacar en cualquier momento. Además, conocemos a nuevos personajes y cómo todos están relacionados entre sí.

Coder Credit

Tercer capítulo y la frustración de Alec no hace más que crecer. No sé qué será de él cuando lleguemos al octavo y último episodio, pero no será bonito de ver. Menos mal que tiene a “Millah” para animarlo un poco, pero lo que tiene que aguantar la pobre no es normal. Que no deja ni que coma en un descansito. Un poquito de por favor.

La semana pasada nos dejó con un desagradable incidente: Trish recibía un mensaje sin remitente al móvil que la amenazaba claramente para que no hablase. ¿Hablar de qué? No lo sabemos, pero la tensión se palpa cuando Miller y Hardy escuchan lo que ha pasado e intentan sonsacarle quién puede haberle mandado ese mensaje. Me ha sorprendido que los policías se enterasen al momento de lo que pasó, pensaba que Trish no diría nada, pero su hija la convenció para que lo contase. Tampoco es que haya servido de mucho, pues provenía de un número oculto y cualquiera puede haberlo mandado.

El exmarido de Trish se entera por fin por su hija de que Trish es la víctima de violación de la que se habla tanto y lo primero que hace es ir a hablar con el marido de Cath. Y llega la primera sorpresa: Ian le pide a Jim que sea su coartada para la noche de los hechos. Ian bebió tanto que no recuerda nada de lo que pasó y quiere que Jim lo apoye llegado el momento. ¿Dice la verdad y no se acuerda? ¿Qué creéis vosotros? Lo que es cierto es que si Ian no es el culpable pero Jim sí, Ian se acaba de convertir en el perfecto cabeza de turco.

Trish no quiere ver a su ex

Al día siguiente, Ian no puede aguantar más sin hablar con su mujer y va a su casa, pero Trish no le abre la puerta. Ian le deja un mensaje en el contestador, diciéndole que está ahí para ella si lo necesita, pero Trish no le devuelve la llamada ni parece que tenga intención de contactar con él. Con quien sí se sincera al final es con Cath, pues tras una charla entre Trish y Beth, Trish decide visitar a su amiga y la conversación que mantiene con Cath deja a ésta muy perturbada  y temerosa de todos. Tanto es así que cuando más tarde Jim vuelve a casa, Cath no puede evitar pedirle que le prometa que no tuvo nada que ver con la violación. Lo cual no le sienta nada bien a Jim claro.

Una de las escenas más poderosas del episodio es la que se produce entre Miller, Hardy y el padre de Katie, el jefe de Trish en su trabajo. La entrevista comienza con las preguntas de rigor, pero al poco el hombre pronuncia una frase terrible, diciendo algo así como que Trish no es una de esas mujeres que se merezca que le pase lo que le pasó. Las caras de Miller y Hardy no tienen precio. ¿Qué mujer en el mundo se merece que la violen?

Ellie y Alec también interrogan a los músicos que estuvieron en la fiesta, así como a los que se encargaron del catering, pero no sacan nada en claro. Todo es cada vez más complicado y Alec ni come ni duerme, y sigue sin entender qué tipo de persona comete este crimen. En una hilarante escena (pese a lo que está pasando no podemos más que sonreír), Ellie intenta que Alec coma un huevo a la escocesa y a la par trata de sonsacarle por qué ha vuelto a Broadchurch tras dos años sin haberse comunicado siquiera por teléfono con ellos.

#face

Por fin nos enteramos de algo de lo que le ha pasado a Hardy en estos dos años. Alec regresó con su hija e intentó arreglar su matrimonio pero fue un auténtico desastre, y pensó que volver a Broadchurch sería beneficioso para su hija. Ellie le echa en cara que no llamara ni una sola vez y Alec se inventa la excusa más barata del libro de excusas: cambió de móvil y perdió todos los números.

Hablando de la hija de Alec, en este capítulo vemos cómo más cosas que parecían inconexas, se van relacionando. Por una parte, al principio del capítulo vemos cómo el hijo de Miller y otro chico van a cumplir su “castigo” por tener porno en el móvil en la parroquia del padre Paul, pero antes de ello recupera su móvil con los vídeos. A ver Millah, lo primero que deberías haber hecho es 1.esconder bien el móvil y 2.borrar todo el contenido. En fin.

Cuando salen de haber cumplido su castigo, ni corto ni perezoso, Tom saca su móvil y procede a ofrecerle un casco a su amigo para ver el vídeo pornográfico. ¿Qué pasa exactamente con ese vídeo? ¿Saldrá alguien conocido? No lo sabemos, pero lo que sí sabemos es que el amigo de Tom es uno de los que va a buscar a la hija de Alec a su casa, pero en lugar de encontrarse con Daisy, se topan con Hardy, con su característica personalidad poco amistosa.

¿Qué demonios le pasa al hijo de Millah?

Alec y Miller interrogan bastante oficialmente (grabando y esas cosas) al taxista habitual de Trish. Todo lo que sale de su boca es una mentira tras mentira y la conclusión de todo es que no puede probar dónde estuvo exactamente la noche de los hechos. Los policías también visitan a la mujer del taxista, y todo es un completo desastre: ella sabe que su marido la engaña pero sigue con él porque es fiel a sus votos de matrimonio y siente que se lo debe por haberse casado con ella cuando ella se había quedado embarazada en el instituto de otro chico. Y ¡sorpresa! el amigo del hijo de Miller es el hijo de estos dos. Esto es peor que el árbol familiar de “OUAT”.

Paralelamente, la familia Latimer también es un completo desastre (sí, he repetido varias veces esta palabra, pero es que en serio, todo es un desastre). Mark no quiere dejar tranquilo al asesino de su hijo y sigue intentando hallar maneras para procesar y encarcelar al marido de Miller. Lo malo es que Beth y Chloe no quieren remover el pasado y hacerse ilusiones con unos trámites harto complicados y con pocas probabilidades de éxito, así que las tensiones entre los tres son más que evidentes. No sé si Mark cejará en su empeño, pero si no quiere volver locas a sus chicas, debería preocuparse más de los hijos que le quedan vivos que del pobre Danny.

El capítulo se cierra con varias escenas sospechosas. En una, el exmarido de Trish quiere que el joven que trabajaba en la fábrica de hilos y redes borre algo que el chico le puso o instaló en el ordenador porque no quiere que nadie lo encuentre. En otra, vemos cómo el taxista tiene un juego de llaves que pertenece a Trish, pues el llavero tiene una foto de la mujer con su hija. Y tres, a Trish alguien le ha dejado unas flores en la puerta de su casa con una tarjeta que pone “Estoy pensando en ti”.

#givemillahabreak

¿Qué os ha parecido el episodio? Sigo sin saber quién ha podido ser pero creo que voy medio descartando a algunos personajes. Pero en esta serie, nunca se sabe cómo y por dónde nos van a sorprender los guionistas, pero seguro que más de uno se ha sentido como Hardy: avergonzado de ser un hombre.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.