‘Beckett’, la escapada de John David Washington por Grecia

Beckett

Beckett

3 Stars

Summary

Un turista estadounidense se da a la fuga después de que un trágico accidente en Grecia lo pone en el centro de una conspiración política que lo convierte en un objetivo.

Coder Credit

Este viernes llega a Netflix su nueva película original, escrita y dirigida por el cineasta italiano Ferdinando Cito Filomarino (Antonia.), una cinta con mucha acción en la que su protagonista se ve inmerso en una persecución a vida o muerte. Os contamos SIN Spoilers lo que nos ha parecido.

Con John David Washington (Infiltrado en el KKKlan, Tenet) como líder absoluto del reparto, la nueva apuesta de la plataforma nos propone embarcarnos en una aventura llena de peligro acompañando a su protagonista en su periplo por Grecia. Todo comienza con Beckett (Washington) y su novia April (Alicia Vikander) quienes están pasando unas agradables vacaciones en Atenas hasta que toman una decisión que lo cambiará todo.

Con la ciudad en pleno caos político por las inminentes elecciones, y el aumento de protestas y manifestaciones, la pareja decide alejarse del follón de la ciudad para ir a otra parte del país donde puedan estar más tranquilos. Pero lo que en un inicio parecía ser una gran idea se convierte en una pesadilla cuando Beckett es víctima de un accidente y acaba convirtiéndose en el blanco de una organización criminal que quiere acabar con su vida a toda costa.

Los espectadores nos encontraremos como el hombre en más de una ocasión, perdidos y sin entender por qué lo persiguen para matarlo. Además, el hecho de que toda la acción transcurra en Grecia y que Beckett no sepa ni una palabra de griego hacen que no entendamos nada de lo que sucede ni lo que hablan la gran mayoría de personas que se cruzan en su camino. Poco a poco la escasa información que tenemos va encajando y comprendemos por qué se ha convertido en un objetivo y lo complicado que es su camino hacia la embajada de los Estados Unidos, el único lugar donde Beckett cree que estará a salvo.

Nuestro protagonista es un hombre algo retraído al que le cuesta hablar con los demás, lo veremos sufrir por la situación además de por ansiedad ante lo que está sucediendo, pero jamás se le pasa por la cabeza tirar la toalla. Es un superviviente con una misión y, poco a poco, se irá volviendo mucho más resolutivo de lo que podríamos haber pensado.

Beckett tiene la suerte de encontrarse con gente que habla algo de inglés y que no dudan en ayudarle aunque sea peligroso, después de todo le están dando caza y sus enemigos no dudarán en quitarse de en medio a quien haga falta con tal de alcanzarle.

Uno de los fallos de la película es que los secundarios apenas tienen protagonismo, todo gira alrededor de Beckett y los demás personajes aparecen y desaparecen según convienen. Cuando Netflix anunció que en el reparto encontraríamos nombres como Alicia Vikander (La Chica Danesa, Tomb Raider) o Boyd Holbrook (Logan, Narcos), nos esperábamos que tuvieran más presencia en el film y no que se tratara más bien de apariciones esporádicas.

La primera mitad de la cinta nos causa bastante interés en busca de respuestas a lo que está ocurriendo y acompañamos gustosos a Washington en su huida desesperada, pero la segunda parte de la película acusa el desgaste de no tener otros personajes en los que apoyarse. Beckett entretiene sin más pretensiones pese a su prometedora premisa, sirve de distracción y no resulta aburrida, pero no llega a ser una apasionante cinta de acción como prometían.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.