Ant-Man y la Avispa, un respiro tras conocer a Thanos

Ant-Man y la Avispa

Ant-Man y la Avispa

3.5 Stars

Summary

Scott Lang, conocido como Ant-Man, tiene que asumir las consecuencias de sus actos tras lo sucedido en Civil War, pero eso no impedirá que ayude a Hope y Hank cuando estos se encuentren en apuros.

Coder Credit

Podemos calificar la cinta protagonizada por Paul Rudd y Evangeline Lilly como un paréntesis para los fans de Marvel por lo vivido (y sufrido) en “Infinity War”. Si la tercera entrega de los Vengadores nos dejó en estado de shock, aquí llegan Ant-Man y la Avispa con un soplo de aire fresco, entretenimiento y risas que lograrán hacer que desconectemos de todo por un rato.

A estas alturas no vamos a negar que los héroes protagonistas de la cinta juegan en otra liga cuando los comparamos con los pesos pesados como son el Capitán América, Iron-Man o Thor, pero eso no quiere decir que no puedan ofrecernos una película divertida de la que disfrutar. Obviamente no estamos ante lo mejor de Marvel pero “Ant-Man y la Avispa” contiene ese humor del MCU que se agradece tras la seriedad y sobriedad vistas en otras otras películas.

Si esperamos una aventura del estilo de cualquiera de los Vengadores ya podemos quitarnos esa idea de la cabeza, pero si queremos pasar un buen rato, reírnos con una trama más ligera pero que se pasa volando y dejarnos llevar por la química entre el reparto y el buen rollo que desprende la película, es una buena elección para pasar una tarde en el cine.

 

Los espectadores recordarán que Scott Lang (Rudd) no era lo que se dice un tipo nacido para ser héroe, y acabó convirtiéndose en uno básicamente por cometer un robo. Luego volvimos a verlo en “Civil War” formando parte del equipo del Capitán América y convirtiéndose por tanto en un criminal a ojos de la justicia por incumplir los Acuerdos de Sokovia. En “Infinity War” supimos que Scott estaba bajo arresto domiciliario (al igual que Ojo de Halcón, del que todo el mundo parece haberse olvidado), pero ahora sabremos mejor a qué se dedicaba mientras los Vengadores se enfrentaban a Thanos.

En realidad la trama de la cinta no tiene relación con nada de esto sino que actúa como secuela de lo ocurrido en “Ant-Man”, con la esperanza de Hank Pym (Michael Douglas) y su hija Hope Van Dyne (Lilly) de que la matriarca de la familia y avispa original, a la que encarna Michelle Pfeiffer, pueda seguir con vida en el mundo subatómico. Padre e hija trabajan juntos para poder salvarla sea como sea y sus caminos volverán a cruzarse con Scott quien podría ser la clave para el rescate, ya que él logró salir con vida de ese mundo en la primera entrega.

Es por ello que los villanos de la película, por llamarlos de alguna manera, son simples peones que no representan una gran amenaza y están ahí porque hay que poner alguna barrera y contratiempo a nuestros protagonistas. La intención de “Ant-Man y la Avispa” no es ofrecernos una historia compleja con personajes inolvidables, sino la de entretener a mayores y adultos y cumple con su cometido. No se le puede pedir más, y no lo digo como algo malo, simplemente tiene otro estilo y hay que aceptarlo.

 

Con respeto a las escenas de acción están muy bien llevadas, aprovechando al máximo la cualidad de cambiar de tamaño de los personajes principales, y algunos objetos, haciendo que los combates sean visualmente espectaculares a la par que divertidos. También hay que hacer una mención especial a las secuencias donde aparece Ava (Hannah John-Kamen), ya que llevan los efectos especiales a otro nivel y lo hace todo más imprevisible.

El resto de personajes secundarios mantienen el papel que hacían en la primera entrega, la familia de Scott conformada por su hija Cassie, su ex mujer y el marido de ésta se halla presente a lo largo del film, y es agradable ver cómo la dinámica ha cambiado con respecto a como era la primera vez que los vimos. También están los compañeros de Scott, liderados por el disparatado Luis (Michael Peña) que aportan los momentos más absurdos.

Pero realmente el alma del film son sus tres protagonistas y las interacciones entre ellos, porque si bien el personaje de Rudd nos hace reír con sus comentarios jocosos casi cada vez que habla, son sus escenas con Lilly y Douglas las que proporcionan los mejores momentos de toda la película, ya sea por la carga emotiva o por las risas que provocan determinadas escenas.

 

En definitiva, si queréis pasar un par de horas entretenidas “Ant-Man y la Avispa” es una gran elección, más aún si tenéis curiosidad por saber qué se traían entre manos Scott y cía mientras los demás luchaban contra el temible Titán. Sobre todo no olvidéis que como toda película de Marvel hay escenas post-créditos y, hacedme caso, es mejor que permanezcáis en vuestros asientos aunque se hayan encendido las luces de la sala.

The following two tabs change content below.

Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.

About Helena Rubio

Empecé en el mundo de las series acompañando a Mulder y Scully en Expediente X, luego seguí con Friends, CSI y otras cuantas, pero con Lost terminé de perderme. Cada año juro que no me engancharé a más series pero fracaso estrepitosamente, y mientras tanto hago malabares con los estudios.