Madame Curie: una historia en radioactividad

Madame Curie

Madame Curie

3.5 Stars

Summary

Madame Curie es la historia real e increíble de Marie Sklodowska-Curie y su trabajo ganador del Premio Nobel que cambió el mundo para siempre. A medida que descubre elementos radiactivos previamente desconocidos, pronto se vuelve terriblemente evidente que su investigación podría conducir a aplicaciones en medicina que permitirían salvar miles de vidas, pero también a usos en la guerra que podrían destruir millones de ellas.

Coder Credit

Con una capacidad intelectual estremecedora y unas habilidades sociales algo más sencillas, la manida personalidad excéntrica de los grandes genios del siglo XX vuelve a ser representada en la gran pantalla. En este caso la de una mujer, Marie Skłodowska, más conocida como Marie Curie.

La directora iraní Marjane Satrapi ha llevado las riendas de la adaptación que Jack Thorne ha realizado de la novela gráfica ‘Radioactivo. Una historia de amor y efectos colaterales’, escrita por Lauren Redniss. Esta historia, a veces comedia, a veces drama, no solo abarca el gran hito que hizo internacionalmente conocida a la científica sino que presta especial atención a su relación con Pierre Curie -el hombre que se convertiría en su marido y con el que posteriormente compartiría apellido-, así como a la repercusión que ha tenido su descubrimiento décadas después.

 

El largometraje posee una línea temporal cíclica donde comienza y termina en el mismo punto, las últimas horas de vida de Marie Curie. Durante los 90 minutos restantes, el grueso de la película, la obra realiza una labor didáctica de lo más interesante a través del recorrido por su vida adulta. A base de analogías más simples que una ecuación física al uso y efectos visuales llamativos consigue que el público procedente de campos muy dispares entienda las referencias científicas y la importancia del descubrimiento del radio y el polonio. Hito que, no olvidemos, le llevó a conseguir el premio Nobel en dos ocasiones.

Aún así...no termina de profundizar. Cuando comienzan a aparecer los créditos finales la sensación con la que te quedas es de querer saber más. Está claro que para cubrir por completo la biografía de una persona se necesitarían horas de metraje, pero la técnica del  guion de ‘Madame Curie’ ha sido dar pinceladas sobre temas muy interesantes consiguiendo finalmente que los espectadores nos demos cuenta de toda la información que no sabemos aún y, por lo tanto, de que nos falta algo.

De cualquier manera, esto no le quita dinamismo al guion sino todo lo contrario. Aunque no sea una película precisa cumple de sobra los estándares de entretenimiento y se hace especialmente corta.

 

Rosamund Pike en la piel de la científica más famosa del mundo vuelve a demostrar la capacidad de su registro y se lleva todo el protagonismo no solo por su papel sino por su interpretación, demostrando la relevancia de su persona tanto en el plano personal como en el laboral. Pike como Madame Curie eleva su condición de mujer al máximo exponente de la época con más de una referencia a las dificultades que se encontraban (y se encuentran) las mujeres a la hora de obtener reconocimiento. Y no hablamos solo del reconocimiento en el mundo científico, en ese momento conquistado por los hombres, sino dentro de su propia familia donde, en una ocasión, le pregunta a su hija Irene (Anya Taylor-Joy) si considera que alguna vez ha sido una madre para ella.

Con una realización muy particular y un gusto por la estética singular en los efectos visuales, en este film acompañamos a la científica de origen polaco en su viaje vital, y en ocasiones también el de su descubrimiento, durante la primera mitad del siglo XX.

A grandes rasgos concluimos con que ‘Madame Curie’ es una película competente. La historia de una pionera, una mujer que abrió el camino a muchas otras que siguieron su ejemplo y que supo luchar contra la sociedad misógina que en más de una ocasión se interpuso en su camino, pero que no le impidió llegar a lo más alto de la ciencia. Y, tan solo por eso, hay que ir a verla. A partir del 4 de diciembre en cines.

The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

Latest posts by María Buenaposada Casado (see all)

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.