El equipo artístico de ‘La Pequeña Suiza’ habla sobre la película: es un tema crítico que no critica

Secun de la Rosa, Ingrid García Jonsson y Enrique Villén nos han respondido a preguntas sobre qué opinan sus personajes en 'La Pequeña Suiza' de la realidad que están viviendo. También los propios actores, que sin duda tienen una opinión clara sobre los últimos acontecimientos de la actualidad, nos han querido dar su visión.

S.O.D.: ¿Qué nos podéis contar sobre vuestros personajes?

Secun: Yo encarno a Don Anselmo y soy un cura castellano-vasco cascarrabias que de repente realiza un gran hallazgo en su iglesia que cambiará el destino de todos los habitantes.

Ingrid: Mi personaje es el de Natalie, soy la secretaria del ayuntamiento y un poco la que maneja el cotarro en Tellería de puertas para dentro.

Enrique: Una manipuladora como su madre. Yo soy Revuelta, un cántabro que lleva toda la vida en Tellería y es pro-castellano. Emigró a Suiza en tiempos difíciles y volvió con una hija (Natalie), también soy el antagonista de otro personaje que es Añivarro y que es pro-vasco. Mi personaje es un poco agrio porque...también es verdad que todo el mundo empieza a tocarle las narices.

S.O.D.: ¿Habéis tenido que practicar los distintos acentos para la preparación del personaje?

Secun: Yo sí que he tenido que practicar el acento vasco porque aunque mi personaje no es de allí, ha pasado allí casi toda su vida y todo se pega. También me he tenido que familiarizar con las “tz” y demás cosas que yo no tenía ni idea. Lo bueno es que al ser un guión escrito por un vasco ya solo la fórmula a la hora de realizar las frases te lleva a que te salga solo.

Enrique: En mi caso interpreto a un cántabro y lo he intentado hacer lo más neutro posible para que no se identificara con nada en particular.

Ingrid: Natalie no es vasca, lo que pasa es que se contagia un poco de la zona pero no es un acento euskera marcado sino que he intentado representarlo suavizado.

S.O.D.: ¿Cuál es la posición que toman vuestros personajes en este afán de adhesión a algún sitio?

Secun: Don Anselmo ve una oportunidad con esto de ser suizo pero tampoco es algo que le llame especialmente, ni ser vasco ni castellano. Él tiene en su cabeza que va a querer ir donde mejor tajada pueda sacar, es que son muy pillos todos.

Ingrid: Natalie quiere lo mejor para el pueblo también y en este caso pues quizás apoya la novedad de unirse a suiza.

Enrique: Mi personaje quiere que el pueblo siga siendo castellano. Al final es  una comedia muy realista porque nos vamos a identificar todos, es un lío que estamos viviendo de una manera u otra en nuestro país y conocemos todos los bandos.

S.O.D.: ¿El planteamiento del guión y como está tratado fue algo que os llamó la atención desde el principio?

Secun: Sí, es que es un tema muy escabroso. El nacionalismo me parece el gran tema, el tema horror. Porque debajo de una bandera lo que se aprovechan mucho las falsas ideologías, por ejemplo ahora los que han ganado escaños en Andalucía lo han hecho por el miedo que se tiene a la independencia de Cataluña entonces son como las consecuencias. Se engaña mucho al pueblo con lo que hay debajo de una bandera y a alguien le interesa que la gente se pelee por de donde son porque así no se preguntan más cosas. Entonces a mí me gusta que Kepa se atreva a hacer humor de eso desde una perspectiva más inocente.

Ingrid: a mí también me gusta que es un tema crítico pero que no critica, está visto desde el cariño y yo creo que es la mejor manera de abordar algo como esto, más que desde el ataque, porque entra de una manera mucho más suave.

Enrique: es una autocrítica de lo absurdos que podemos llegar a ser, porque uno puede creer en las identidades pero de ahí a pensar que eso es lo que te va a salvar la vida…cuantas más identidades haya mejor, cuanto más nos fusionemos mejor y cuanto más respetemos al contrario mejor. En esta película vamos a ver reflejado también lo manipulables que somos en muchas ocasiones sobre todo a nivel de intereses.

S.O.D.: Siguiendo la línea de a película, si os dieran a elegir otro sitio, otra cultura…¿os identificáis en algún otro lugar del mundo?

Secun: Me da mucha pereza sentirme muy apegado a algún sitio. Yo nací en Barcelona pero como siempre digo la patria para mi es mi infancia y mis vivencias, y me da mucha rabia que tanto de un lado como de otro la gente se apropia de los símbolos y las cosas. No creo mucho en esas cosas.

Ingrid: yo tengo doble nacionalidad, algo que me ha llegado como suerte y como carga en distintas ocasiones. Yo no siento que pertenezca a ningún sitio y no entiendo bien lo que es la pertenencia a un país o a un colectivo en general. Me ha costado acostumbrarme a no pertenecer a nada porque es verdad que uno a veces siente que está más seguro a algo

Secun: Porque la camada y el grupo protegen, en el patio del colegio uno siempre quiere estar con el grupo no estar solo.

Ingrid: Pero es verdad que me gustaría tener todas las nacionalidades y en un momento dado igual haber experimentado lo que es crecer en China, en el Congo…pero al final creo que más allá de eso todo se reduce a que somos seres humanos que quieren ser amados y sobrevivir en el mundo en general.

Enrique: yo creo que todos los que estamos aquí hemos tenido mucha suerte de vivir en un sitio que aún con sus defectos es un privilegio, pero yo siempre digo que mi bandera, mi trapo más bien, es blanco.

S.O.D.: ¿Creéis que viajar en estos tiempos ayudaría a abrir la mente de jóvenes y mayores?

Ingrid: En Suecia se hace lo de que después del instituto tomarse un año sabático sin estudiar para que los jóvenes sepan lo que quieren hacer y ganen dinero para la universidad, a mí eso me parece una buena manera.

Secun: siempre depende de los intereses personales, en mi caso fue así. Nací en un barrio humilde de Barcelona y sabía que me tenía que venir a Madrid y lo hice, una vez aquí todos los veranos me quería ir a Roma para conocer otras culturas y aprender de otros sitios ideologías, identidades…y también lo hice. Cuanto más te cuestiones mejor, el resto es pánico.

Enrique: es que nacionalismos en el siglo XXI…es muy del siglo XX. Antes el poder lo podían tener los trabajadores ahora los consumidores, lo económico es lo que más duele así que para atajar algunos problemas yo atacaría desde ahí.

S.O.D.: Volviendo a temas más artísticos…¿alguna anécdota del rodaje en el norte?

Ingrid: ha sido el único rodaje en el que hemos tenido que esperar nubes, la verdad es que nunca pensé que iba a pasar eso en el norte de España.

Enrique: yendo allí vemos no somos tan distintos el norte y el sur, sólo cambia nuestra forma de hablar. Ha sido un privilegio rodar allí visualmente, gastronómicamente…

Secun: desde luego que lo que se habla allí de comer es íncreible…

Enrique: algo que también me ha sorprendido es que el rodaje la media del equipo era muy joven y no he notado ninguna carencia, todos sabían lo que tenían que hacer desde los auxiliares hasta los primeros cargos y me ha sorprendido de muy buena manera.

The following two tabs change content below.

María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.

About María Buenaposada Casado

Cuando descrubrí que había vida más allá de UPA Dance el mundo se abrió ante mis ojos y la puerta de mi habitación se cerró. Fiel consumidora de todo tipo de series y películas a cualquier hora del día, si tienes una conversación conmigo probablemente te toque oír alguna referencia de Friends o de cualquier título de David Fincher. Ya no hay vuelta atrás.