12 Monkeys 2×13: Memory of Tomorrow

12 Monkeys 2x13: Memory of Tomorrow

12 Monkeys 2x13: Memory of Tomorrow

Series: 12 Monkeys

4.5 Stars

Summary

Cole y Cassie parecen felices en 1958, pero... ¿podrán vivir sin preocupaciones sin saber si Ramse ha tenido éxito en su misión?

Coder Credit

El final ha llegado y con él por fin algunas respuestas. Nos despedimos de “12 Monkeys” hasta el año que viene con una sensación de déjà vu. Y es que ese final recuerda mucho al de la temporada pasada aunque sea totalmente diferente al mismo tiempo. Empecemos por el principio.

Habíamos dejado a Cole y Cassie formando una nueva vida en 1958, mientras en 2044 todos los demás morían a manos del Testigo y sus secuaces. Ahora es 1959 y el día de Navidad, Cole y Cassie intercambian regalos. Uno de esos regalos es una noticia: ¡¡¡Cassie está embarazada!!! Lo malo es que las buenas noticias siempre vienen acompañadas por otras no tan buenas: cuando Cole va a comprar algunas cosas a una tienda, se cruza con una mujer y el tiempo parece detenerse mientras la mujer le advierte que “no se ha acabado”, antes de esfumarse ante sus ojos.

AWWWWWWW
AWWWWWWW

Cole intenta no pensar mucho en ello pero pronto vuelve a pasar: el tiempo se detiene mientras pasa por delante de un hospital psiquiátrico. Así que allí que va Cole, decidido a saber qué está pasando. Dentro, se reúne con Lillian, la misteriosa mujer, que le advierte de que el bosque rojo no se ha detenido y que debería buscarlo. Cole así lo hace, pues no puede evitar pensar que algo ha pasado en el futuro y Ramse no ha logrado acabar con el Testigo.

Cuando Cole encuentra la prueba de que el bosque rojo se está extendiendo, le lleva un par de hojas a Lillian, que lo anima a que vuelva al pasado, bebiéndose un té hecho con esas hojas. Espera, ¿qué? Parece ser que sí, si Cole se toma ese té, su consciencia puede viajar al pasado y tomar posesión de su cuerpo en las otras épocas. Así que Lillian le dice que vuelva a 1957 y pare la paradoja, salvando así el mundo pero perdiendo esos dos preciosos años con Cassie. Además, le recomienda que no vaya a salvar a Ramse a Titan, pues puede pasar algo malo.

Cole se lo piensa mucho, porque ahora es realmente feliz con Cassie, pero finalmente decide que es más importante salvar a todos que no su propia felicidad. Tras ir de año en año buscando su yo de 1957, Cole logra llegar a tiempo para evitar que el Mensajero mate a la Primaria y así evita la paradoja temporal. Uf, un problema menos. Se reúnen pronto en 2044 con Katarina, que ha “vuelto” a la vida gracias a Cole y que ha tenido que lidiar con los carroñeros que intentaron hacerse con el control de la base durante el año que ha pasado sola, pues recordemos que el resto sigue de camino a Titan.

Jennifer siempre nos deja grandes momentos
Jennifer siempre nos deja grandes momentos

Cole no puede dejar que Ramse y Hannah mueran, así que deciden ir a Titan con la máquina del tiempo, pero sin viajar en el tiempo, sólo en el espacio para desplazarse hasta allí en un abrir y cerrar de ojos casi literal. Katarina los acompaña y programa la máquina para regresar allí pasadas 12 horas. Antes de encontrar a Ramse y al resto, se topan con Jennifer y las Hijas, a las que tienen que lograr convencer para acompañarlos a rescatar al otro grupo. Tras un genial discurso de Jennifer en el que cita cualquier película que se le ocurra (Aragorn y su ¡hoy no es ese día! por ejemplo) y que tiene poco efecto sobre las Hijas, Jennifer decide pasar olímpicamente de ellas y marcharse con Cole, Cassie y Katarina.

Sorprendentemente, eso es lo que las hace reaccionar, y finalmente las Hijas acompañan a nuestros protagonistas y cuando llegan a Titan, logran salvar a sus amigos, pero no encuentran al Testigo. Mientras lo buscan por la zona, Cassie recuerda el tiempo pasado con Cole, y éste se sorprende pues no debería ser capaz de recordarlo porque se borró de la línea temporal. No tienen mucho tiempo para pensar en ello, pues Katarina pronto se da cuenta de que algo va mal: el complejo de Titan es en sí una gran máquina del tiempo y pronto va a ponerse en marcha.

¡Mirad esto! El testigo tiene que tener a varios arquitectos e ingenieros en nómina
¡Mirad esto! El testigo tiene que tener a varios arquitectos e ingenieros en nómina

Todos corren intentando salir de allí, pero claro, no va a ser tan fácil, no. Entre unas cosas y otras, todos acaban separados: Cole, Katarina, Hannah y las Hijas logran salir, pero Cassie es secuestrada por los seguidores del Testigo. Además, Deacon también es hecho prisionero y la pobre Jennifer se encuentra justo en medio de un estallido de energía (de esos que te llevan a otro lugar en el tiempo) y acaba en Francia en 1917. ¿Y qué ha sido de Ramse? A éste lo salva nada más y nada menos que Olivia, que ya no está con el Ejército de los 12 Monos y le promete llevarlo con su hijo. ¡Fue Olivia quien cogió de la mano al hijo de Ramse cuando desapareció! ¿Cuánto tiempo habrá pasado?

Todo Titan desaparece ante los horrorizados ojos de Cole, que no puede creerse que se haya visto separado de Cassie otra vez (¿veis lo que decía? ¡Déjà vu!). Cole no pierde la esperanza hasta que, cuando regresan a la base (al pasar las 12 horas), Cassie no vuelve con ellos. Katarina descubre que el Testigo (y todo Titan, Cassie y, suponemos también, Deacon, incluidos) ha viajado hasta… ¡2163! Eso es muy lejos en el futuro y Katarina le recomienda a Cole que no se dirija allí, pues es imposible saber con qué se va a encontrar. Pero Cole no le hace ni caso (¡¡Es Cassie!!) así que toca nuestra frase favorita… “Initiate splinter sequence!”

Tendremos que esperar hasta 2017 para ver cómo reacciona Cole a lo que se va a encontrar en 2163, que no es otra cosa que Cassie, embarazada todavía de alguna manera que mejor no intentemos comprender (si Cole destruyó esos dos años al borrarlos… ¿cómo puede Cassie seguir embarazada?), y siendo adorada por los seguidores del Testigo que no paran de salmodiar Mysha “madre”, junto a… ¡sí! El Hombre Pálido (o Alto, como queráis llamarlo), quien, como ya me imaginé al final del capítulo anterior con aquel montaje tan revelador de escenas entrelazadas, le revela a Cassie que… ¡su hijo es el Testigo!

Olivia ha estado cuidando del hijo de Ramse todo este tiempo
Olivia ha estado cuidando del hijo de Ramse todo este tiempo

Vaya lío tenemos montado para la tercera temporada. Jennifer perdida hace un siglo en Francia en mitad de una guerra, Ramse con Olivia y, esperemos, reuniéndose por fin con su hijo, Cassie embarazada del futuro Testigo que tantos dolores de cabeza les dio a Ramse y a ella, Cole aventurándose en un futuro lejanísimo buscando Cassie y Katarina que tendrá que pasar un tiempo sola hasta que Hannah y el resto de Hijas se reúnan, con suerte, con ella en la base. Ah, ¿y Deacon en 2163 también? No sabemos nada de él realmente, pero malo bicho nunca muere, así que yo espero que vuelva.

¿Qué os ha parecido el capítulo final de temporada? ¿Y la temporada en su conjunto? A mí no deja de sorprenderme lo bien que llevan los saltos temporales y las paradojas, aunque todavía tengan que explicarnos alguna. Ojalá la próxima temporada no sea la última, si continúan así, puede convertirse en una serie de ciencia ficción de referencia.

The following two tabs change content below.

Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.

Latest posts by Natalia Méndez (see all)

About Natalia Méndez

Tenía algo parecido a una vida hasta que arquitectura y las series me la arrebataron. Todo empezó con Xena. Y Urgencias. Y Mujeres Desesperadas. Fan incondicional de Nathan Fillion y Felicia Day.