Zootrópolis

Zootropía

Zootropía

4 Stars

Summary

Judy Hopps es una conejita, hija de cultivadores de zanahorias. Pero su mayor deseo en la vida es convertirse en policía y viajar a Zootrópolis, la gran ciudad donde todos los animales conviven y cualquiera, ya sea depredador o no, e independiéntemente de su especie, puede hacer lo que desee.

Coder Credit

No hay nada más divertido que ver a animales comportarse como humanos, con todas sus virtudes y sobre todo sus defectos, que encima hacerlo viendo cómo esos animalitos tan curiosos además tienen que superar sus instintos más primarios, ya que no dejan de ser, y siempre serán, animales.

Surge así una curiosa mezcla donde sorprende sobre todo el gran conocimiento que los guionistas tienen del mundo animal y su ámbito, pues junto a los guiños a ciertas especies: lo lentos que son los perezosos, la obsesión que tienen los lobos con aullar o la poca personalidad de los lemmings, hay un sin fin de anécdotas que fijo un experto en fauna disfrutará mucho más.

MV5BMTQ4NDk3NDE4MF5BMl5BanBnXkFtZTgwODA5NzIzNzE@._V1__SX1217_SY637_

Pero para los no expertos en el mundo animal, lo que nos interesa es que la forma de ser de los personajes principales (junto a un montón de secundarios que es para hacerles un monumento a cada uno de ellos, porque lo bordan) casa perfectamente con la especie que les ha tocado ser: Tenemos así a unos padres de Judy Hopps sobreprotectores, pero no sólo porque su hija se va a la gran ciudad, sino sobre todo porque la máxima en su vida, como conejos que lo único que hacen es procrear, es que “lo mejor es conformarse con lo que uno tiene y no perseguir sueños, pues así uno no sufre decepciones”. ¿Triste? , pues sí, pero qué esperamos de un conejo que nunca ha salido del campo.

Para ellos Judy es la oveja negra pero, lejos de arruinar sus sueños, su escasa personalidad les lleva a aceptar la marcha de su hija... y confiar en que pronto se decepcione y vuelva a casa para continuar con su monónota existencia. Una decepción que llegará tan pronto como aterrice en la gran ciudad y vea que eso de perseguir los sueños no siempre es posible, pues en el caso de los animales muchos sueños están condicionados por la especie que les ha tocado ser.

MV5BMTUzMzYxMzAxMF5BMl5BanBnXkFtZTgwMTI5NzIzNzE@._V1__SX1217_SY637_

Y entramos así a uno de los detalles más curiosos de toda la historia: el modo en que han conseguido que las relaciones entre las distintas especies de animales se pueda comparar con los estereotipos entre las personas, e incluso con atisbos de racismo…

Así tenemos a Judy intentando explicarle a su compañero de trabajo que no suena muy bien cuando otro animal llama "ricura" a un conejito; a una oveja teniente de alcalde que siempre intenta que se de importancia a las especies "bondadosas" y que siempre pasan desapercibidas junto a los felinos y grandes mamíferos (y si no, que se lo digan a ella, que es la ayudante del gran alcalde, todo un león); o a un zorro en el que nadie confía porque... bueno, de todos es sabido que los zorros son muy astutos, pero también unos tramposos.

A WORLD FOR BIG AND SMALL — Walt Disney Animation Studios' "Zootopia" features a vast world where humans never existed. With advanced transportation systems that accommodate mammals of all shapes and sizes, the modern mammal metropolis was built by animals for animals. Directed by Byron Howard and Rich Moore, and produced by Clark Spencer, "Zootopia" opens in U.S. theaters on March 4, 2016. ©2016 Disney. All Rights Reserved.

Perlas como estas van a aparecer a lo largo de toda la película, robándole incluso protagonismo a la trama principal. Por ejemplo, el momento de los perezosos dirigiendo la oficina de tráfico es brutal (y muy apropiado, además), aunque tampoco hay que perderse el homenaje en toda regla que le hacen al Padrino, y que en este caso será una especie animal que jamás habríamos imaginado.

Pero junto a estos juegos entre especies, tenemos una trama propia de un thriller en toda regla: la desaparición de 14 depredadores, que hará que los habitantes de Zootrópolis se replanteen cómo deben ser las relaciones entre los animales, y si es seguro que depredadores convivan con las mismas especies que eran sus presas al inicio de los tiempos, cuando los animales se dejaban llevar por su instinto… Toda una lectura sobre la evolución de las especies y la importancia de no dejarse llevar por el modo en que estamos diseñados genéticamente.

zootropolis-pelicula-disney-revistacomotu

Tenemos así una de esas historias que cuentan con un sinfín de lecturas posibles: el humor puro y duro por el modo en que son presentados los animales; la moraleja de la historia, al recordar que no es bueno juzgar a la gente soóo por su aspecto o los estereotipos que hay de ellos (en ese sentido es una película 100% para niños, con lo que los padres no deben perder ocasión de ir en familia al cine); y finalmente una trama detectivesca donde, además, la relación entre la pareja protagonista es brillante.

Sus protagonistas, la oficial Judy Hopps y el zorro Nick Wilde (un trapichero que aprovecha su astucia para conseguir lo que quiere sin apenas esfuerzo) son la viva imagen de esas parejas de policías que no se soportan porque no podrían ser más distintos. Pero en esta ocasión, en lugar de ser un veterano policía y un cadete alocado, o la mejor detective de policía junto a un afamado escritor de novelas de misterio, tenemos a una conejita con mucho carácter pero para la que respetar la ley es lo más importante, y un zorro para el que no existe esa Ley… Con semejante par, las risas están aseguradas.

maxresdefault

Y es que desde el primer al último minuto, es un no parar de reír. Sé que he dicho lo mismo con muchas películas de Disney o Pixar, pues el humor es la base de estas producciones, pero en esta ocasión creo que se lleva la palma. Tal vez porque en Zootropía, precisamente por la cantidad de lecturas que se pueden hacer de ella, y el sin fin de comparaciones que cada uno puede sacar entre el modo de comportarse de los humanos y el de los animales, no da tiempo a meter ese sentimentalismo tan propio de Disney que, aunque también es necesario, muchas veces llega en el peor momento.

Así que los temerosos de ver una película donde acabarán llorando ante escenas especialmente sentimentales e íntimas, no temáis: si aquí vais a llorar, os aseguro que serán sólo lágrimas de alegría.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.