Zombeavers: Castores zombies

Zombeavers

Zombeavers

1 Stars

Summary

Son castores, son zombies, y tienen especial interés por las universitarias con poca ropa... Qué más se puede decir

Coder Credit

Con semejante título está claro que Zombeavers no es una película con opciones de optar a algún premio de la academia, ya sea en cuanto a actuación, efectos especiales ni mucho menos argumento. Porque, ¿de qué puede ir una película llamada Zombeavers? Pues eso: de castores que, por un accidente radiactivo que está cogido por los pelos, acaban convirtiéndose en zombies.

Si a este argumento de por si único (hay que tener mucha imaginación o haberse fumando muchas cosas para juntar zombies con castores) añadimos a un grupo de universitarios para los que el destape no supone ningún problema y que deciden ir a pasar un fin de semana a una casa cerca de un río, ya tenemos la combinación perfecta para esa película donde lo importante es verlo en compañía y así poder comentar lo cutre que es, y si es con grandes cantidades de alcohol al lado, mejor que mejor.

Si tuviera que hacer un ranking sobre lo peor de la cinta, en serio que tendría grandes problemas: ¿El argumento absurdo lo mires por donde lo mires? ¿Los diálogos que pondrían a dos besugos a la altura de dos premios Nobel? ¿Los “efectos especiales” donde cada vez que aparece un castor tiene un tamaño distinto al de la escena de antes? ¿O ese desnudo gratuito para las chicas de la cinta?... Sí, seguro que esto último a los hombres no les importará mucho, pero en mi caso particular como que no suponía ningún aliciente. Sobre todo cuando a cambio no había un actor medianamente atractivo con el que entretenerse entre muerte y muerte.

Porque lo más gracioso de la historia es que, con un presupuesto que sitúa a Sharknado a la altura de una superproducción, los directores y guionistas no quisieron conformarse con una película mala de argumento repetido hasta la saciedad (en este caso son castores cuando podrían haber sido pirañas, arañas gigantes, etc.), sino que decidieron ir a una película mala de argumento repetido hasta la saciedad y gore. Aunque lo del gore es solo un decir, ya que tienes que imaginártelo entre los kilos de Ketchup y casquería esparcidos por la apacible cabaña.

Lo dicho. Si un día no tenéis nada mejor que hacer y queréis echaros unas risas viendo semejante esperpento, sin duda una buena opción es Zombeavers Imprescindible, eso sí, la buena compañía y el alcohol, y si es posible saltaros las letras del principio. Porque aquí los genios creadores, por si en algún momento pudieran quedar dudas de lo que iba a pasar en la película, no se les ocurrió otra cosa que durante las letras de inicio meter unos simpáticos dibujos animados que te cuentan de pe a pa lo que estás a punto de contemplar… Sin palabras.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.