Wayward Pines 2×08: Pass Judgment

Wayward Pines 2x08: Pass Judgment

Wayward Pines 2x08: Pass Judgment

Series: Wayward Pines

3.5 Stars

Summary

Con cada vez más Abbys acumulándose frente a la verja electrificada, los habitantes de Wayward Pines comienzan a ver el inicio del fin y ha llegado la hora de tomar decisiones… pero pensando exclusivamente en ellos mismos.

Coder Credit

El capítulo de esta semana de Wayward Pines podría muy bien titularse “sálvese quien pueda”, pues eso es precisamente lo que está ocurriendo. Entre la horda de Abbys que hay a las afueras del pueblo y la jefa de los Abbys que está paseándose por el pueblo y ya lleva dos muertos: primero Megan y luego un soldado de la Primera Generación; las cosas no están precisamente tranquilas.

Por ello, y viendo lo bien que fueron las cosas cuando se produjo el último ataque de los Abbys, es normal que los habitantes hayan decidido que lo mejor que pueden hacer es protegerse a sí mismos, pues no pueden esperar a que los hagan las fuerzas de seguridad de Wayward Pines.

MV5BMTcwOTMzMTA1MV5BMl5BanBnXkFtZTgwNzM1MjMzOTE@._V1_

Lo malo es que esta decisión no acaba saliendo muy bien, lo que no hace sino terminar de confirmar que la especie humana tal vez merecería ser extinguida de una vez por todas. Y para ello se nos muestran dos ejemplos muy interesantes: Uno protagonizado por dos civiles que deciden defenderse a sí mismos con las armas que Xander había incautado, pero que al final sólo consiguen que muera uno de ellos y un soldado resulte herido de gravedad; y otro protagonizado por el mismo jefe de las fuerzas de seguridad de Wayward Pines: Jason Higgins.

Este momento es probablemente uno de los más interesantes del capítulo, pues es donde más claro se ve que, aunque parezca que existen alianzas dentro de los habitantes del último reducto de la humanidad, en realidad cada uno piensa en sí mismo. Así, cuando la pobre Kerry Campbell le confiesa a Jason que no puede quedarse embarazada, y que por tanto no podrán tener una familia; Jason lo único que ve es que Kerry ya no es útil para la misión de las mujeres de Wayward Pines, que es perpetuar la especie. Es decir, en cuestión de segundos Kerry ha pasado de ser su compañera, a directamente no existir para él.

MV5BMTU0MjA3MjQwOV5BMl5BanBnXkFtZTgwNTY1MjMzOTE@._V1_

Pero este es sólo uno de los puntos cumbre del episodio de esta semana. También destaca el protagonizado por Adam Hassler. En su caso, y tal vez porque no tiene nada más que perder en un pueblo donde el único motivo por el que acabó allí ya no está (Theresa Burke), decide que lo mejor que puede hacer es abandonar la protección de la verja electrificada… ¿Que eso le pone en más riesgo cuando se topa con toda la horda de Abbys e incluso con la misma Margaret? Pues sí. Pero lo dicho, no es que tenga mucho más que perder…

Pero sorprendentemente, ese momento de tensión máxima en el que un acojonado Adam se ve rodeado de Abbys y ya te estás imaginando una carnicería épica… al final se queda en sólo un susto. ¿Por qué? Pues porque, definitivamente, los Abbys son la evolución de los humanos, y no sólo desde el punto de vista físico.

MV5BMTgzNTI5MjI4OV5BMl5BanBnXkFtZTgwNDQ1MjMzOTE@._V1_

Así, entre una especie que evolucionó de la del hombre y que es más fuerte y más rápida que éste; y la especie de los humanos, que en el año 4.032 ya están extintos pero que han decidido volver después de pasarse 2.000 años durmiendo, y que lo primero que hacen es asesinar a los habitantes de la tierra diciendo que no, que la tierra es suya… ¿Quién merece ganar?

Lo dicho. A falta de dos capítulos donde puede pasar de todo, mucho me temo que debe cambiar bastante la actitud de los humanos para que no deseemos que los Abbys arrasen con “el arca de la humanidad”, y recuperen así la Tierra que habían heredado.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.