Wayward Pines 2×07: El tiempo lo dirá

Wayward Pines 2x07: El tiempo lo dirá

Wayward Pines 2x07: El tiempo lo dirá

Series: Wayward Pines

3.5 Stars

Summary

Theodor Yedlin, convencido de que los Abbys son una raza superior a la humana, tratará de comunicarse con Margaret para averiguar cuáles son sus intenciones y, con suerte, evitar la extinción de la raza humana.

Coder Credit

En medio de un momento tan decisivo en el que la comunicación entre la raza humana y los Abbys resulta crucial para la supervivencia, tal vez de ambas especies, viajamos al pasado para conocer algunos cuantos detalles más de la misión por la que fue construida Wayward Pines.

En ese salto al pasado, que es ni más ni menos que de 2.000 años, descubriremos que el papel que juega CJ Mitchum en la supervivencia de la humanidad es mayor del que nos habíamos imaginado. Así, CJ no será sólo el hombre encargado de cultivar alimentos para los únicos humanos que quedan en la Tierra, sino que él también fue el responsable de llevar a cabo la tarea más pesada de todas, pero también la más necesaria.

MV5BNTE1MTg3MzUwN15BMl5BanBnXkFtZTgwOTc4NDgyOTE@._V1_

Se desvela así una duda que tal vez nos planteamos hace tiempo, cuando descubrimos que Wayward Pines, ese bonito pero muy extraño pueblo, sí que estaba en la Tierra pero en un tiempo muy, muy futuro: ¿Cómo supieron exactamente el momento en el que debía comenzar el gran proyecto de David Pilcher para repoblar la tierra?

Porque en su día el mismo Pilcher comentó que, consciente de que la raza humana acabaría siendo destruida, sólo tenían que despertarse después de que eso ocurriera para comenzar a repoblar la Tierra con los cientos… ¿miles? de personas que había reclutado a la fuerza. Pero, ¿cómo saber cuándo había llegado ese día?

MV5BMTg3Njg5NzEzM15BMl5BanBnXkFtZTgwOTY4NDgyOTE@._V1_SY1000_CR0,0,1435,1000_AL_

Y el responsable de ello ha resultado ser CJ Mitchum, pero haciendo las cosas de un modo bastante penoso. Porque en lugar de ser el primero en despertar cuando se suponía que ya no había humanos en la Tierra (y tampoco la evolución de esos humanos que arrasaron con la humanidad) y despertar luego al resto; el pobre se dedicó a despertarse un día cada cien años aproximadamente para echar un vistazo al exterior y ver si ya había llegado la hora.

Y teniendo en cuenta que empezó esa misión en el año 2034, que la fecha tope en la que se suponía que tenía que despertar al resto era el 4014, y que llevó a cabo esa misión estando completamente sólo y haciendo más tareas de limpieza que otra cosa, pues se entiende que el pobre acabara teniendo alucinaciones con su mujer preguntándole por qué  aceptó aquella misión.

MV5BMTY0NDQ0NDQ4NV5BMl5BanBnXkFtZTgwMTk4NDgyOTE@._V1_SY1000_CR0,0,1463,1000_AL_

Nos encontramos así con uno de esos momentos en los que Wayward Pines parece más un canto a la estupidez de los humanos, que una serie en la que esos humanos tratan de sobrevivir frente a las adversidades. Porque, ¿para qué vamos a encargar esa misión tan penosa a dos personas, que siempre se entretendrán mejor que una? Y por supuesto, ¿para qué vamos a aprovecharnos de lo aprendido durante la penosa misión de CJ, quien se supone que estaba allí para decidir cuándo era el mejor momento para despertar al resto?

Porque no. Pese a que cuando llegó la fecha señalada en la que se suponía que ya no estaría esa evolución de los humanos, descubrieron que seguía habiendo Abbys, David Pilcher decidió cortar por lo sano porque ya debía estar cansado de esperar (y eso que él había estado durmiendo todo el tiempo). Así que en lugar de echarse una siestecista más larga y despertarse cien años después, pensó ¿por qué no matamos a los Abbys que nos encontremos en el camino? No es que los Abbys que han vivido en esa Tierra durante mil años vayan a enfadarse porque unos humanos vengan a masacrarles… Y no es que supieran ya que los Abbys son la evolución de los humanos, y cuya palabra ya deja intuir que son más listos de lo que parecen…

MV5BMTY3MjcyNjEzMl5BMl5BanBnXkFtZTgwMzA5NDgyOTE@._V1_

En conclusión, hemos llegado a un momento en el que cualquier cosa que les ocurra a los humanos va a ser aplaudida, pues la verdad es que los humanos se merecen ser masacrados por los Abbys. Especialmente si el que está al cargo de esos humanos es tan cerrado de miras como Pilcher, el gran visionario que nunca fue capaz de ver lo que estaba ocurriendo en el presente, y siempre pensaba más en el futuro y en su divina misión.

Claro que, tal vez para que no nos alegremos tanto de la extinción de los humanos, por mucho que se lo merezcan, han introducido a una serie de personajes con los que es más fácil mostrar empatía, con Theodor Yedlin a la cabeza. Así, cuando el buen doctor intenta comunicarse con Margaret y la trata como un igual, en el fondo te da pena que vaya a morir a manos de las hordas de Abbys que siguen congregándose en torno a la vaya electrificada.

MV5BMTk0NzM0ODAyMl5BMl5BanBnXkFtZTgwNDE5NDgyOTE@._V1_SY1000_CR0,0,1438,1000_AL_

Aunque, cuando la que muere es Megan a manos de Margaret, y encima de un modo tan sutil como irónico, aprovechándose de su parálisis de cintura para abajo… tampoco es que de mucha pena esa pérdida. No obstante, hay que reconocer que echaremos de menos su afilada lengua a la hora de despreciar a los Abbys, así como sus discursos recién sacados del manual de toda secta.

Eso sí, varias preguntas siguen estando en el aire: ¿Qué pretende hacer ahora Margaret, y cómo consiguió entrar en Wayward Pines sin que saltara la alarma? Preguntas en las que Jason Higgins no se ha parado a pensar ni un segundo, lo que dice bien poco de su capacidad como líder de la raza humana.

The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.