Wayward Pines 1×01: Where Paradise is Home

Wayward Pines 1x01: Where Paradise is Home

Wayward Pines 1x01: Where Paradise is Home

Series: Wayward Pines

3.5 Stars

Summary

El agente Ethan Burke despierta en medio del bosque tras haber sufrido un accidente mientras buscaba a su compañera desaparecida. Intentando seguir la pista de ella y del hombre que iba con él en el coche llega a Wayward Pines, un pueblecito bucólico pero lleno de gente muy extraña que le dan la bienvenida diciendo que allí se está tan bien que no querrá marcharse...

Coder Credit

El primer capítulo de Wayward Pines comienza de un modo bastante inquietante: con el agente de servicios Secretos Ethan Burke despertando en mitad del bosque tras haber sufrido un accidente. Y aunque la inquietud se deba también a lo mucho que recuerda este inicio al de Perdidos (con primer plano del ojo abriéndose incluido) no es lo único extraño que ocurre.

Y es que el agente Ethan Burke, que había acudido al pueblo de Wayward Pines, Ohio, con la intención de encontrar a su compañera de trabajo desaparecida, acaba despertando tras un supuesto accidente de coche en un pequeño pueblo, muy bucólico eso sí, pero donde no hay nadie con el que se cruce que sea normal: desde la enfermera que parece recién sacada de Misery, al Sheriff que está más preocupado por el helado que se está comiendo que por la desaparición de una mujer, o finalmente el psiquiatra que le atiende y que la única explicación que le da es que sufre un cuadro paranoico con alucinaciones.

MV5BMjE2ODQ4NTkxMF5BMl5BanBnXkFtZTgwMzE0MDM5NDE@._V1__SX1217_SY643_

Normal que Burke quiera salir lo antes posible del pueblo y volver con su mujer e hijo para tener un poco de normalidad, aunque no le va a resultar tan fácil. Eso sí, su mujer e hijo, y a los que vemos de vez en cuando en otra trama paralela, tampoco es que estén pasando por cosas precisamente normales. Pues cuando les informan que su marido ha debido sufrir un accidente de tráfico cuando estaba de camino a una misión, los policías no son capaces de decirle si Ethan está herido, muerto o ileso, y más tarde ni siquiera pueden confirmar que estuviera siquiera en el coche.

Lógico que, ante semejante situación, la mujer empiece a mosquearse porque resulta que la misión de su maridito era encontrar a una antigua compañera de trabajo que había desaparecido y que, Oh casualidad, también era su antigua amante. Dudas que no hacen sino crecer cuando no tiene manera de contactar con Ethan, del mismo modo que a ella no le llegan los mensajes que le está dejando Ethan por teléfono.

MV5BMjA1MzM4MjgwMF5BMl5BanBnXkFtZTgwNDc2MDU1NTE@._V1__SX1217_SY643_

De este modo, en cuestión de media hora de episodio uno ya tiene bastante claro que todo lo que está ocurriendo en el pueblo está siendo controlado. ¿Por quién? Pues esa es la gran pregunta del millón, que supongo tardaremos en descubrir, pero al menos Ethan ya está en ello y no lo está haciendo solo.

Y es que el atractivo policía se encuentra en el pintoresco pueblo con dos mujeres, las dos bastante distintas entre ellas, y con las que tiene cosas en común. Una de ellas es Kate, la compañera desaparecida y ex amante de Ethan, con la que comparte un pasado; y la otra una camarera del pueblo llamada Beverly, que comparte con él su deseo de salir del pueblo. Es más, es ella la primera en hacerle ver que aquel pueblo no es nada normal, con una frase tan aparentemente sencilla como espeluznante: “no hay grillos en Wayward Pines”. Un mensaje escrito que llevará a Ethan a descubrir que, efectivamente, no hay grillos en ese pueblo, sino pequeños altavoces medio ocultos de donde sale el sonido de los grillos.

MV5BMjQxNzA0ODAwMl5BMl5BanBnXkFtZTgwMjY2MDU1NTE@._V1__SX1217_SY643_

Es inevitable que, con semejante argumento, uno no piense en un sinfín de series y películas en las que parece haberse inspirado Wayward Pines: el misterioso accidente de “Perdidos” con el que todo empieza, el que todo lo que ocurre en el pueblo sea mentira y parezca más un plató de televisión que un pueblo a lo “Show de Truman”, junto a esa estética del bosque con la densa bruma que recuerda tanto a “Twin Peaks”.

Todas estas referencias nos llevan directamente a catalogar Wayward Pines como una serie de ficción y mucho misterio. Parte de ese misterio, (el que era más previsible, eso sí) se resuelve al final de este primer capítulo con Ethan Burke descubriendo que todo el pueblo está rodeado por una imponente valla electrificada, y donde un amistoso cartel te recuerda que lo mejor que puedes hacer es regresar al pueblo, que allí estarás mejor.

MV5BMTA3Mzg1NDA5OTheQTJeQWpwZ15BbWU4MDY2NjA1NTUx._V1__SX1217_SY643_

Pero junto a este misterio me surgen otros tantos que, espero, tarde o temprano serán desvelados:

¿Por qué la amante de Ethan, que lleva solo 5 semanas allí, parece que ha envejecido tanto, mientras que la camarera lleva década y media en Wayward Pines pero cree que solo ha pasado un año?

¿Cómo conoce el compañero de trabajo de Ethan al psiquiatra que había dentro del pueblo, y hasta qué punto su intervención no es consecuencia directa de que Ethan acabara en Wayward Pines?

¿Y ocurre lo mismo con todos los vecinos del pueblo? Es decir, ¿Wayward Pines está lleno de gente atrapada que se ve obligada a vivir en ese idílico pueblo? Y si es así, ¿por qué? O mejor dicho, ¿para quién?

Confiemos en que todas estas preguntas se resuelvan a lo largo de los próximos 9 capítulos.
The following two tabs change content below.

Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.

About Barbara Cruz

Periodista y escritora a tiempo completo. En los ratos libres veo de todo y leo cualquier cosa que caiga en mis manos. Nunca se sabe cuál será mi nueva obsesión.